Actualizado: 20:02 CET
Miercoles, 24/07/2019

San Fernando

En busca de un robot que planche la ropa y de descendientes de chicucos

App que se crean en la calle Real y se idean en la churrería. Calle Real, medida expeditiva. Flamencos en el cómic. Terapia ocupacional en la Residencia de Ancianos de la Cruz Roja. Buscando a descendientes de montañeses. Homenaje pequeñito a Perete.

¡QUÉ MANIA DE INVENTAR COSAS!

Comenzaron siendo cosas curiosas que iban entrando en los teléfonos móviles inteligentes, unos más inteligentes que otros, según el dueño y han terminado siendo complementos necesarios en unos casos, imprescindibles en otros y absolutamente inútiles en muchos de ellos. Pero casi todas cuestan dinero.

Se han colado en las vidas de los ciudadanos con mucho más sigilo que lo hizo la televisión e incluso más sibilinamente que Internet, pero como en todas las cosas, una parte es de negocio puro y duro y otras de ayuda a todo tipo de personas. Tanto que se puede asegurar que en poco tiempo –en algunos caso, ya-  será imposible vivir sin ellas.

Son las App, las aplicaciones que hacen la vida más sencilla, más divertida o más informada. Forman parte de la vida cotidiana y han venido para quedarse. ¿Se imaginan cómo sería la vida sin televisión o sin Internet? Además de haber más familias numerosas, seguro que imposible de vivir. Pues con las APP, lo mismo.

Fundada en Seattle
47 Degrees Spain es una empresa fundada en Seattle (EEUU) por un cuasi isleño, Raúl Raja Martínez, que ya está en Madrid y Barcelona además de en San Fernando. Y no porque todos sean de San Fernando, sino porque la ciudad era la de “no conflicto”, en el centro de la Bahía y equidistante con El Puerto, Chiclana y Cádiz, de donde son o  viven sus cinco trabajadores.

Jorge Galindo Cruces es cofundador de la compañía y dice que no es sólo por la equidistancia sino porque se pueden permitir el lujo de hacer las reuniones de trabajo en una cafetería tomando café con churros y la tranquilidad es la nota dominante. Toda una llamada para empresarios que quieran instalarse en una especie de paraíso. Al menos para los creativos.


“Intentamos hacer la vida más sencilla a la gente. La última aplicación que hemos hecho trata de hacer más fácil el uso del móvil al usuario, categorizando las aplicaciones. La aplicación se da cuenta cuando estás en tu casa, cuando estás en el trabajo, cuando conduces... y te facilita llegar a las aplicaciones categorizadas para esa parte”. 

Hay aplicaciones, como la que señala Galindo, pensada para facilitarle una determinada tarea a un  usuario normal, pero también las hay desde las que sólo buscan el entretenimiento hasta las que están indicadas para personas con minusvalías o discapacidad, e incluso para tener vigilada la moto.

“Nosotros hicimos una para una multinacional que se vinculaba a un hardware instalado en una motocicleta y te avisaba cuando te estaban moviendo la moto o en el caso de que la robaran enviaba el geoposicionamiento a la Policía”.

También hay aplicaciones indicadas para usuarios de más edad que les hace más cómodo el uso  del móvil e incluso para que los invidentes puedan usarlo con autonomía.

Jorge Galindo cree que preguntar qué no se puede hacer en informática es una pregunta complicada,”porque lo mismo dices que no se puede hacer una cosa y dentro de una semana la han hecho. Lo que está claro es que la evolución de la tecnología tiene que estar enfocada a hacer la vida real más fácil a los usuarios”.

Dice que puede haber muchas herramientas que ahorren enviar email, “pero la evolución será cuando haya un robot que te tienda la ropa, o que te la planche automáticamente”.

¿Pero es la inteligencia artificial la asignatura pendiente? Galindo dice que cada vez hay más software más intuitivo y adaptado a la vida real de los usuarios. Y la otra pregunta, ¿qué es más importante, elegir para qué sirve o su desarrollo informático?

Jorge Galindo le da la misma importancia a ambas cosas. “Es un todo. El punto clave es una idea que esté bien enfocada, que solucione un problema real de una serie de usuarios concretos y que esa idea se desarrolle bien por un equipo creativo y de desarrollo. Es un cúmulo de muchas variables”.

Pero lo principal es lo que ha movido durante toda la vida el mundo de la investigación y la  inventiva. Saber lo que necesita la gente y dárselo. O lo que no necesita pero está dispuesta a comprar. Al fin y al cabo se trata de un negocio que mueve miles de millones de euros. Y de ilusiones.

 

SOLUCIÓN EXPEDITIVA

Lo que se ha visto en la calle Real no es nuevo. Aunque el delegado de Vías y Obras, Pascual Junquera, es lo suficientemente expeditivo como para poner hormigón armado en las arquetas del alumbrado eléctrico para que no roben el cable de cobre, lo que se ha hecho en la principal calle de la ciudad tiene un precedente.

La calle Real se arregló entre finales de la década de los 80 y principios de los 90, pero nunca fue recepcionada por el Ayuntamiento al considerar que no estaba bien terminada. Además de que las losetas que habían puesto resbalaban que daba gusto en cuanto caían cuatro gotas.

Como no la había recepcionado no podía mantenerla en condiciones y toda vez que el Ministerio de Fomento no la reparaba, el Ayuntamiento se veía obligado a tomar decisiones de urgencia poco elegantes, pero prácticas y sobre todo, baratas.

De hecho y con la llegada de la Semana Santa y dado que ya iban a comenzar las obras del tranvía, el entonces delegado municipal de Vías y Obras, ordenó, con la permiso de la superioridad, rellenar de zahorra todas las losetas que faltaban para evitar que la gente se pudiera hacer daño en las aglomeraciones. Bonito no quedaba, pero hacía el avío.

El Ayuntamiento de ahora, en vista de que la calle está en unas condiciones pésimas por culpa de unos y de otros, sobre todo de los portugueses, ha optado por usar un método similar en tanto en cuanto la Junta revisa toda la solería de la calle Real con vista a las procesiones de Semana Santa.

Lo que ocurre es que a Semana Santa se puede esperar pero no a la cabalgata de Carnaval programada como colofón a la fiesta y que incluía el pasacalles infantil y la cabalgata del domingo. Los responsables municipales se han curado en salud y antes de esperar a nadie se han puesto manos a obra y le han dado un repaso de urgencia a aquellos tramos más peligrosos.

¿Cómo? Pues haciéndole el trabajo a la Junta no, sino levantando aquellas losetas que podrían representar un peligro y rellenando el hueco con mortero. No todas las losas levantadas porque no hubiera dado tiempo, pero al menos los tramos en peor estado. Y para no perder tiempo, ni siquiera han puesto el cartelito de que esta vez la obra no es de la Junta, sino del Ayuntamiento. Al fin y al cabo, tampoco le pidieron permiso a la Junta.

Por cierto, este jueves anunciaron un carril bici desde Chiclana a Cádiz pasando por la calle Real. Es de temer que una simple ordenanza municipal no va a ser suficiente para encarrilar su uso de forma civilizada.

 

FLAMENCOS EN EL COMIC

El delegado de Cultura y del área de Promoción de la Ciudad, el andalucista Francisco J. Romero; el coordinador provincial del Instituto Andaluz de la Juventud, Jaime Armario y el delegado municipal de Bibliotecas, Antonio Gutiérrez, presentaron este jueves en la Casa de la Cultura la exposición Cómic Flamenco, o lo que es lo mismo, los artistas flamencos bajo la mirada de los artistas de la historieta.

La exposición está formada por una quincena de originales que recogen el material recopilado en el libro que, con idéntico título de la exposición, ha sido editado por la Asociación Juvenil RC Viñetas en colaboración con el Instituto Andaluz del Flamenco y el Instituto Andaluz de la Juventud.

Estará abierta al público hasta el 14 de este mes.

 

SALUD. TERAPIA OCUPACIONAL

Asunción Martín de la Hoz y Nazaret Helices Peña son dos especialistas en terapia ocupacional que se encargan de que los residentes de la Residencia de Ancianos de la Cruz Roja gocen de más calidad de vida a través de actividades tanto físicas como intelectuales.

Parten de que las funciones, tanto físicas como cognitivas, se van perdiendo irremediablemente con la edad, lo que hace que el trabajo se enfoque a que tarden lo más posible en deteriorarse. “Trabajamos tanto actividades lúdicas como talleres”.

Cuentan con un programa de actividades creado por ellas mismas. “Tenemos los talleres más definidos y ellos necesitan un poquito de rutina porque les da más orientación”. Desde las diez de la mañana a las 19.30 horas está en marcha el servicio de terapia ocupacional con dos turnos y un parentesis para que Martín de la Hoz y Helices se pasen en testigo con las novedades de cada turno.

Al taller de gerontogimnasia acude la mayoría de los usuarios al comienzo del día, tras el desayuno, mientras otros están en fisioterapia. Al terminar ese taller comienza la estimulación cognitiva con un programa informático que trabaja la memoria, la atención, el lenguaje y todos los componentes que se van deteriorando con el paso de los años.

Incluso durante el horario de comidas trabajan con los residentes en aspectos como la alimentación. Y a partir de las tres de la tarde, de nuevo con talleres de estimulación sensoriomotriz, tratamiento de patologías psíquicas para personas con alzheimer,  parkinson, a los que se les aplican ejercicios más específicos e individualizados. Y así hasta después de la merienda, cuando llegan talleres de manualidades y pintura.

Con motivo del Carnaval, el trabajo se ha centrado en la confección de antifaces y disfraces y específicamente de indios porque ha sido el tema con el que han celebrado las fiestas en la jornada del jueves pasado. No obstante, la temática va cambiando cada mes.

Lazos afectivos
Obviamente, tantas horas con otras personas crean unos lazos afectivos y tanto Asunción como Nazaret reconocen que aunque lo normal es llamarlos residentes, ellas los llaman abuelos “porque en realidad son nuestros abuelos”.

Tal ese ese grado de complicidad entre las dos jóvenes y sus “abuelos”, que todo empezó con la desconfianza propia de personas que no se conocían y actualmente la confianza de los residentes en ellas es absoluta. Y ganarse la confianza de personas absolutamente críticas como son las personas mayores es todo un logro.

Se trata además de una profesión con un alto contenido vocacional, “porque todos los días no son bonitos”, se pasan penalidades, pero tiene la ventaja de ver cómo las personas que están con ellas se ilusionan y hacen que ellas se ilusionen y sigan trabajando en sus programas para obtener cada vez mejores resultados.

Y sobre todo, el respeto es fundamental entre las partes y la comunicación. “Todo lo que hacemos se lo explicamos porque ellos tienen que ser conscientes de lo que hacen y por qué lo hacen”. De esa forma se responsabilizan y motivan para asistir a los cursos y talleres.

Independientemente del programa o dentro de él, que sería más exacto, los residentes cuentan dos veces al mes con la asistencia de la Asociación Isleña del Perro, Asispe, que consigue resultados increíbles como terapia y con la presencia de una enfermera jubilada que trata temas propuestos por los propios ancianos.

 

CITA. DESCENDIENTES DE MONTAÑESES

Alguien tuvo la idea, una segunda la siguió y a partir de ahí se han ido uniendo a la iniciativa muchas más personas que están dispuestas a asistir a una conferencia sobre sus antepasados el día 22 de este mes en el Centro de Congresos Cortes de la Real Isla de León y luego a un almuerzo de convivencia en la Salina San Vicente.

No es descabellado pensar que sean muchas las personas que asistan, teniendo en cuenta que los datos que se barajan es que hubo unos cien montañeses censados en La Isla. Y eso, traducido en otro número de familias, dan muchos descendientes de montañeses en San Fernando. Tal es así que incluso tienen un calle con su nombre y tenían su propio centro de salud cuando no existía la Seguridad Social. Esto es, que llegaron a ser un gremio.

De todo eso hablará José Carlos Fernando Moreno, presidente de la Real Academia de San Romualdo a quienes se dirigieron las organizadoras para dar relevancia a un acto que en principio iba a ser una convivencia. Y en el camino se cruzó, además, el delegado de Presidencia, Daniel Nieto Vázquez, quien también es hijo de montañesa, no  nieto como correspondería por su edad. Y es que su madre es de Santander y viven en San Fernando.

De ahí ya surgió la idea de celebrarlo en el Centro de Congresos, de la conferencia de José Carlos Fernández -que no es descendiente de montañeses- y de darle publicidad a la iniciativa para que pudieran sumarse todas aquellas personas descendientes de los conocidos como chicucos, jóvenes que llegaban a los comercios y ultramarinos de la ciudad a aprender un oficio y que sobrevivían hasta que se convertían ellos mismos en comerciantes.

“Pensamos que iba a ser una cosa de pocas personas pero han sido muchas las que han contestado” al correo electrónico de Isabel -isabelgb46@gmail.com- para sumarse a la iniciativa.

En principio iba a ser el día 19 de marzo, festividad de San José porque era cuando se reunían sus padres en la Unión Montañesa, pero como cae en miércoles se ha programado para el primer sábado después de la fiesta del Patrón de San Fernando.

Todavía hay tiempo para que se puedan sumar todas aquellas personas que reúnan las condiciones, que no son otras que ser descendientes de montañeses y cumplir con el resto de las que les informarán en el email.

 

CARNAVAL. HOMENAJE 'PEQUEÑITO' A PERETE

El Carnaval de este año está dedicado a Antonio Macías Perete y además de reconocerlo en la proclamación de las colombinas y entregas de los Pierrot el pasado sábado, el Ayuntamiento ha querido exponer una pequeñas muestra de los fondos de lo que fue el Museo Perete y que éste vendió al Ayuntamiento.

La muestra estará instalada en el Centro de Congresos hasta el día 12 de este mes y este fue el acto de inauguración en el que Antonio Macías reconoció que se había llevado una desilusión con la exposición, habida cuenta de que sólo recogía una ínfima parte de la colección.

Se pueden ver fotos de agrupaciones antiguas, tipos de coros como Del Coro al caño; Estamos unidos; Los mensajeros de la Paz o de la comparsa La Buenaventura. También se han expuesto varias máscaras carnavalescas o la caja de la comparsa Camarones de La Isla.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Andaluca Informacin
chevron_left
Prohibido fallar en casa
chevron_right
Una solución, la que sea