Actualizado: 01:15 CET
Miercoles, 11/12/2019

San Fernando

Los actores principales del reparto

Manuel de Bernardo, Manuel de Andrés, Luis Calderón y Manuel Cruz fueron los protagonistas de la mayor subida de tasa de basura de la historia y del más absoluto fracaso. Y Loaiza amenaza con seguir con Urbaser.

  • Y amenazan con seguir

El Plan Director de Limpieza más “dialogado de la historia”, más consesuado con los vecinos, el más caro en la historia de San Fernando doblando el presupuesto para la limpieza viaria que llegaba a sobrepasar los seis millones de euros y ya roza los ocho.

Eso es lo que dijo el 12 de febrero de 2007, cinco meses después de entrar en funcionamiento la nueva concesionaria, Urbaser, en la presentación oficial de toda la maquinaria que se ofertó en la plica, el entonces delegado de Medio Ambiente, Luis Calderón en un acto que tuvo lugar en la calle Doctor Revuelta Soba, tomada por los efectivos de la empresa.

Los protagonistas del hito “histórico”, como entonces lo califico el alcalde andalucista Manuel María de Bernardo, estaban allí ese día. El propio alcalde, el delegado municipal, el gerente de Medio Ambiente, Manuel Cruz y el responsable en Andalucía de la empresa Urbaser, Manuel de Andrés. Y todos dijeron que los resultados se iban a ver en poco tiempo y que San Fernando sería por fin una ciudad limpia.

Todos se equivocaron. O bien, todos han hecho mal su trabajo porque el Ayuntamiento de San Fernando se ha visto obligado a iniciar el proceso de rescisión del contrato -no rescate, que no hay dinero para municipalizar el servicio ni voluntad política para hacerlo- debido a que la suciedad se ha convertido en uno de los principales problemas de una ciudad a la que le crecen los enanos.

El plan consensuado se debió consensuar con personas que no tenían ni idea o el consenso sólo fue una tomadura de pelo a los vecinos. Los millones de la concesión, un “sacrificio” para la ciudad, se han tirado virtualmente a la basura, y la empresa Urbaser, cuyo principal responsable, Manuel de Andrés, iba a ser la panacea, acumula más incumplimientos que cumplimientos del contrato, según los propios técnicos municipales.

Unos técnicos dirigidos ahora por quienes entonces elaboraron el Plan Director de Limpieza, padre de todos los planes de limpieza -decían en el gran acto de puesta de largo- y dirigen el nuevo Plan Director, igualmente consensuado con todos, que no va a ser tan espectacular como el anterior, de lo que se deduce la paradoja de que no será tan bueno como el que tan mal ha salido.


El gran problema que se presenta es lo que ha dicho el alcalde de San Fernando, José Loaiza. Que quiere un acuerdo “con esta empresa o con otra” que sea más barato y mejor que el actual. O sea, que no descarta llegar a un acuerdo con Urbaser, de nuevo, aun a riesgo de terminar en el mismo sitio en el que se encuentran ahora las relaciones.

Mientras tanto, los dos expedientes demoledores que pesan contra Urbaser se pueden quedar en papel mojado y con ello el desprestigio -dicen los informes- que la supuesta negligencia de la empresa ha infligido a la ciudad.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiAndaluca Informacin
Publicidad Ai
chevron_left
“Se arregla la acera, se quita la valla y al momento hay un coche encima”
chevron_right
Más vale alquilar un coche nuevo