Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

Multas de hasta 100 euros por insultos sexistas a conductores en San Fernando

Así figura en el artículo 286 de la nueva Ordenanza Municipal para una Movilidad Amable y Sostenible que ha aprobado el pleno del Ayuntamiento

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Un coche patrulla de la Policía Local. -

El Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz) impondrá multas de hasta cien euros, como sanción leve, a las personas que insulten a conductores o conductoras por su condición sexual, algo que según algunos estudios han sufrido la mitad de las automovilistas.

Así figura en el artículo 286 de la nueva Ordenanza Municipal para una Movilidad Amable y Sostenible que ha aprobado el pleno del Ayuntamiento de San Fernando y que abre ahora un periodo de consultas pública antes ser definitivo y entrar en vigor.

Cuando entre en vigor, dentro de unos meses, "las personas usuarias de las vías y espacios públicos deberán respetar las normas de convivencia con el resto, con especial consideración a evitar conductas que menosprecien por sexo a automovilistas", reza el citado artículo.

"El acto de insultar a otros conductores y conductoras, especialmente por su condición sexual, puede ser encuadrado como una infracción a la Seguridad Vial, interpretando ampliamente la Ley y, concretamente, el articulo 18.1 del Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, sin perjuicio de la tipificación y sanción penal que pudiera corresponder a tal comportamiento", concluye.

El concejal de Presidencia, Conrado Rodríguez, ha explicado que el consistorio, gobernado por la socialista Patricia Cavada, incorpora "transversalmente en todas las políticas que desarrolla el Ayuntamiento" una perspectiva de género y de fomento de la igualdad.

También lo ha incluido en la nueva ordenanza de movilidad, que trata de abarcar "un nuevo paradigma" en este ámbito en el que "se da una vuelta a la pirámide de las prioridades".

Si antes la movilidad de vehículos era la prioridad de esta normativa, ahora esta posición la ocupan los peatones, seguidos, por este orden, de los ciclistas y usuarios de otros vehículos activos, el transporte público, los que mueven bienes.

Las motos y los coches se convierten en los últimos de la lista de prioridades.

El reglamento pretende así contribuir a la lucha contra el cambio climático.

Y además trata de promocionar valores en favor de la igualdad de género y el respeto.

Entre otras medidas, según ha explicado Conrado, para que el mobiliario urbano, las señales, como los semáforos, tengan "un lenguaje inclusivo y perspectiva de género" y todo el mundo se sienta incluido.

Y en un artículo se establece como infracción leve los insultos o comentarios sexistas.

El concejal ha indicado que la medida pretende ser sobre todo disuasoria, para acabar con "frases hechas" que "todos hemos escuchado" y que no ha querido verbalizar.

Ha recordado que hay estudios que indican que el 50 por ciento de las mujeres conductoras han sentido insultos sexistas, que sólo reconocen haber afectado a un 15 por ciento de los hombres conductores.

"La diferencia es abismal. Todos debemos autoponernos unas normas" porque "ninguna persona tiene que sentirse molesta".

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN