Actualizado: 20:18 CET
Lunes, 18/11/2019

San Fernando Cofrade

Las calles viven la tradición de la fiesta del Corpus Christi

La Virgen del Carmen y San José, patronos de San Fernando, participaron en la procesión acompañando al Santísimo por el centro de la ciudad.

La procesión del Corpus Christi recorrió este domingo las calles de San Fernando. Menos altares en su itinerario, en esta ocasión montados por Misericordia, Soledad, Medinaceli y Servitas. Hubo alfombras montadas por Misericordia, Soledad, Caridad y coro En Clave de Dios. En general, menos altares que el año pasado, cuando la solemnidad parecía resurgir en la participación de hermandades y entidades. En esta ocasión los premios de altares fueron para Medinaceli, Soledad y Misericordia, mientras que el concurso de alfombras tuvo como premios a la hermandad de la Caridad y a Soledad.     

La procesión salió en torno a las siete de la tarde de la iglesia Mayor, mientras terminaba la celebración de la eucaristía presidida por el obispo diocesano, Rafael Zornoza Boy y concelebrada por el clero y el arcipreste de la ciudad. En el momento de la comunión, comenzaba la salida de la procesión, mientras el viril con el Santísimo era colocado en la custodia del paso.     

Como cada año, fueron numerosos los niños de primera comunión tras la cruz parroquial de la iglesia Mayor que abrían el cortejo, acompañados de sus catequistas. Tras ello las agrupaciones parroquiales y hermandades de Gloria, hasta terminar con el paso del Patrón San José, portado por su cuadrilla de hermanos y sin música. Tras el paso de San José se abría un nuevo tramo de la procesión con las hermandades de penitencia antes del paso de la Patrona, la Santísima Virgen del Carmen Coronada, precedida por hermanos y fieles, además de tres carmelitas descalzos.La Patrona lucía la capa bordada recientemente restaurada y que estrenó en su procesión del 16 de julio delañopasado. El paso iba portado por una cuadrilla de Pepe El Mellao, también sin música.     

Tras el paso de la Virgen del Carmen aparecían las hermandades sacramentales con guión sacramental y bandera corporativa, además de la Adoración Nocturna, Asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades, Policía Nacional y Policía Municipal, representantes del colegio de Graduados Sociales, la Real Academia de SanRomualdo de Ciencias, Letras y Artes, del colegio de Abogados, médicos y Consejo de Hermandades, entre otras representaciones civiles.

El paso de la custodia con el Santísimo Sacramento  iba escoltado por gastadores de Infantería de Marina y procesionó a ruedas, siendo llevada por la Asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades.         

Ante el paso de la custodia iba la Coral Logar de la Puente, después de estar ausente dos años por decisión de la comisión pro Corpus. Tras el paso  de la custodia iba el obispo diocesano, acompañado del clero del Arciprestazgo, palio de respeto y  autoridades militares, y miembros de la renovada corporación municipal bajo mazas, presidida por la alcaldesa, Patricia Cavada. El cortejo lo cerraba la Unidad de Música del TERSUR.


Menos altares  a lo largo del itinerario de la procesión

La jornada del Corpus Christi retrocedió en cuanto al número de altares y lo que se vivía en las calles preparando los mismos. Destacó este año el altar de la sacramental de Misericordia, que el año pasado no  montó. En esta ocasión dedicado a la Sierva de Dios, la hermana María Cristina de Jesús Sacramentado, con el deseo de verla pronto en los altares. Acompañaba el altar una alfombra montada por los jóvenes de la hermandad sacramental.      

La Hermandad de la Soledad, montó un altar simbolizando las virtudes Fe y Esperanza, con las imágenes de Santa Marta y María Salomé, además de una alfombra de su grupo joven.  

Medinaceli montó el más grande altar, teniendo en cuenta al Sagrado Corazón de Jesús, a San Juan Bautista de La Salle, y a ello se sumó el altar de Servitas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
La procesión del Corpus recorre esta tarde las calles de San Fernando
chevron_right
Daniel Nieto volverá a pregonar la Semana Santa isleña en 2020