Actualizado: 19:50 CET
Lunes, 17/12/2018

Cádiz

'Me cago en dios'... "no era una ofensa contra lo religioso"

La edil de Presidencia del Ayuntamiento de Cádiz, tras insistir en que respetan todos los sentimientos religiosos, defiende el Tuit de Teresa Rodríguez y Kichi

Cargando el reproductor....

La edil de Presidencia en el Ayuntamiento de Cádiz habló en la mañana de este viernes sobre la polémica alrededor de los tuits de apoyo al actor Willy Toledo, que fue detenido por no acudir a la citación de un juez tras la denuncia interpuesta por la Asociación Española de Abogados Cristianos  ante la Fiscalía. Este colectivo denunciaba unos comentarios difundidos por el actor a través de Facebook en julio de 2017, que a juicio de esta organización ultracatólica vejaban los sentimientos religiosos. Willy Toledo decía: "Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso".

Al negarse a acudir a la citación judicial, el actor fue detenido y la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, manifestó en su cuenta personal de Twitter  su rechazo. En su mensaje, Rodríguez expresaba lo siguiente: "Han detenido a Willy Toledo por "cagarse en dios" y yo ¡me "cago en dios"! porque han detenido a Willy Toledo. La libertad de expresión es sagrada". Asímismo, el alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, no tardó en retuitear el mensaje de su pareja.  Pero a diferencia de Rodríguez,  Kichi reculó y borró el retuit de su 'timeline'.

Y es que tras estas manifestaciones públicas, Jesús García Cornejo,párroco de la iglesia de San Lorenzo y arcipreste de Cádiz interior, solicitó a ambos líderes políticos muestren “respeto hacia esa inmensa mayoría de gaditanos creyentes”. “Sea de una u otra forma, no es de recibo publicar en una red social las palabras que tanto Teresa, como tú habéis escrito. Si así entendéis la libertad de expresión, difícilmente se puede construir nada. Espero sepáis rectificar esta ofensa gratuita a tantos gaditanos y a la comunidad eclesial de esta ciudad”. Tras esto, el alcalde procedió a eliminar de su cuenta personal el retuit. 

Cuestionada sobre este asunto, la edil de Asuntos Sociales, Ana Fernández, quiso indicar en primer lugar que “respetamos sinceramente todos los sentimientos religiosos. Creo que eso sabido… hay un cariño que se procesa, por eso queremos dejarlo indiscutiblemente sin dudas”.

Dicho esto, también quiso dejar claro que “con la misma sinceridad que planteamos ese respeto al sentimiento religioso, a menudo hemos dicho que en este equipo de Gobierno tenemos todas las opciones religiosas recogidas de manera individual, por ello no respetamos para nada ni la censura, ni el abuso de poder, ni la ley mordaza, ni ninguna ley que atente contra algo tan sagrado, si se me permite el juego de palabras, como la libertad de expresión”.

Concretamente, defendió que “el tuit de mi compañera Teresa Rodríguez (coordinadora de Podemos en Andalucía) no era una ofensa contra lo religioso, era una frase hecha, entrecomillada, en la que dios aparece en minúscula que realmente era un grito de indignación frente a lo que nos parece efectivamente un abuso de poder”.

A insistió en que “su intención no era, desde luego, ofender a nadie. Lo que plantea es lo que planteamos todo aquel que en su día se posicionó en contra de la ley mordaza y que entiende que en un país de derechos la libertad de expresión es sagrada. La compañera lo que realmente pretendía era eso, denunciar este riesgo que permanentemente estamos viendo, esta deriva en la que prácticamente estamos volviendo prácticamente a la edad media, en la que la libertad de expresión está quedando bastante menguada”.

Fernández hizo referencia a casos como el de “Willy Toledo o de raperos, algo que la ciudadanía ha denunciado porque estamos involucionando en esos derechos y esa ha sido la denuncia que quería hacer mi compañera y que retuiteó el alcalde”.

En su opinión, “el verdadero problema es ese, es que estamos sufriendo recortes y deberíamos caminar hacia un camino opuesto… y esperamos que transcienda ese objetivo”.

En cuanto al Kichi, su compañera de corporación dijo que “el alcalde ha hablado personalmente con algunas de las personas que se han sentido ofendidas y ha considerado retirar el tuit… es una decisión personal y la respetamos. Habrá considerado que era lo más correcto, y lo respetamos y poco más tengo que decir. Por otro lado, Teresa Rodríguez lo ha mantenido defendiendo el fondo de la denuncia que es contra los recortes de la libertad de expresión”.

Y antes de concluir, el segundo teniente de Alcalde, Martín Vila, dijo en tono jocoso que “esa expresión, la de me cago en dios, no la ha inventado ni el alcalde, ni Teresa,  creo que es un poco más vieja”.

 

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Una tromba de agua causa en Ronda más de treinta incidencias
chevron_right
Benalauria realiza obras de mejora en uno de sus accesos