Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 18/06/2021

Mundo

Francia exigirá el certificado sanitario para actos con más de 1.000 personas

No se pedirá ni en los centros de trabajo o de enseñanza, ni en los servicios públicos, bibliotecas, comercios, mercados, templos o centros de vacaciones

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • París.

Los diputados franceses adoptaron en la noche del lunes al martes una disposición para crear un certificado sanitario que el Gobierno pretende exigir a los que quieran asistir a eventos con más de mil personas.

El primer ministro francés, Jean Castex, explica en una entrevista publicada este martes por Le Parisien que su intención es exigir ese certificado solo para actos multitudinarios, "en particular en las grandes salas de espectáculos, de conferencias, en los grandes conciertos, en los estadios...".

No se pedirá ni en los centros de trabajo o de enseñanza, ni en los servicios públicos, bibliotecas, comercios, mercados, templos o centros de vacaciones.


Tampoco en el Tour de Francia ya que, entre otras razones, "sería imposible" controlarlo, precisa el primer ministro.

El texto aprobado por la Asamblea Nacional debe continuar su tramitación parlamentaria, no especifica ese uso para eventos de más de 1.000 personas, según el Ejecutivo para dar más flexibilidad a su utilización. Un hecho criticado por diputados de la oposición, pero también de la mayoría.

En su entrevista, Castex detalla las limitaciones de los aforos de los establecimientos de la vida social que van a poder reabrir a partir del día 19, en un proceso que va a ser progresivo hasta el 30 de junio y que no contempla todavía la vuelta a la actividad de las discotecas.

"Nuestro dispositivo -subraya- es equilibrado" y "prevé medidas de freno en el caso de que la situación epidémica derrapara localmente".

"Estamos saliendo por fin de forma duradera de esta crisis sanitaria", afirma antes de puntualizar que "esa salida evidentemente va a hacerse de forma progresiva, prudente y acompañada".

Tras el 19 de mayo, la siguiente fase de la desescalada llegará el 9 de junio, cuando se permitirá la apertura de los interiores de bares, cafés y restaurantes, pero con la mitad de su aforo y mesas igualmente limitadas a seis personas.

El toque de queda en esa fecha en que se espera el comienzo de la llegada de turistas extranjeros, se retrasará de nuevo hasta las 11 de la noche, lo que se mantendrá hasta el 30 de junio, cuando se levantará totalmente. 

COMENTARIOS