Actualizado: 22:17 CET
Jueves, 14/11/2019

Mundo

Hong Kong juzga a 44 personas por revuelta en manifestación prohibida

Uno de los detenidos -sobre quienes podrían recaer penas de hasta diez años de prisión- también está acusado de agredir a un agente

  • Manifestantes en Hong Kong.

La Policía de Hong Kong acusó formalmente a 44 personas por revuelta y a otra de posesión de armas tras la desautorizada manifestación del pasado domingo, por lo que comparecerán ante un tribunal, según las autoridades.

Uno de los detenidos -sobre quienes podrían recaer penas de hasta diez años de prisión- también está acusado de agredir a un agente.

En total, fueron detenidas 49 personas de entre 16 y 41 años, de las que dos fueron puestas en libertad bajo fianza mientras continúa la investigación, y otras dos fueron "temporalmente liberadas".


La Policía recalcó que las pesquisas siguen su curso y no descartó más detenciones.

Los comunicados que la institución emitió durante la tarde del domingo advertían a los participantes de la protesta de la posibilidad de ser arrestados y de enfrentarse a cargos por manifestación ilegal, penada con entre 3 y 5 años de cárcel y multas de 5.000 dólares de Hong Kong (639 dólares, 573 euros).

No obstante, "tras investigar y recibir consejo legal", las autoridades han decidido acusar a 44 de los detenidos del delito de revuelta, que conlleva penas más graves, de entre 5 y 10 años de prisión y multas de 5.000 dólares de Hong Kong.

En un comunicado publicado anoche, la Policía asegura que los manifestantes cometieron actos "que quebrantaron la paz", lo cual se corresponde con la definición legal de revuelta según la Ordenanza de Orden Público de Hong Kong.

"Cuando cualquier persona que participe en una manifestación ilegal (...) quebranta la paz, la manifestación es una revuelta y las personas congregadas participan en una revuelta", indica la normativa, aprobada en 1970.

El domingo, las autoridades habían autorizado un mitin pero no una marcha, lo que no impidió que miles de personas inundasen las calles del distrito financiero de la isla de Hong Kong, especialmente en la zona comercial de Causeway Bay y en las inmediaciones de la sede de la Oficina de Enlace, el órgano oficial que representa a Pekín en la ciudad autónoma.

Algunos manifestantes atacaron a los agentes antidisturbios con ladrillos y otros objetos, y éstos respondieron disparando botes de gas lacrimógeno.

Finalmente, aparte de los 49 detenidos, se informó de que 16 personas habían resultado heridas.

Este fue un nuevo capítulo de las manifestaciones que comenzaron a principios de junio en Hong Kong contra una controvertida propuesta de ley de extradición, que han derivado hacia demandas más amplias sobre los mecanismos democráticos de la ciudad, cuya soberanía recuperó China en 1997 con el compromiso de mantener hasta 2047 las estructuras establecidas por los británicos.

A pesar de que la jefa del Gobierno local, Carrie Lam, dio por "muerto" el proyecto a principios de mes, los manifestantes no se dieron por satisfechos y han seguido inundando las calles de la ciudad durante los últimos ocho fines de semana.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Bernie Sanders graba un vídeo con la rapera Cardi B para su campaña
chevron_right
Maduro condecora a activistas de EEUU por "defender" la embajada