Actualizado: 12:47 CET
Jueves, 17/10/2019

Motor

Nuevo BMW Serie 1, síntesis perfecta de agilidad y espacio

La tercera generación del BMW Serie 1 se mostrará por primera vez del 25 al 27 de junio de 2019 en Múnich


La llegada del nuevo BMW Serie 1 anuncia el comienzo de una nueva era. La tercera generación de este exitoso modelo premium compacto desvela la nueva arquitectura BMW de tracción delantera, que fusiona el característico placer de conducción de BMW y su excelencia dinámica, con un incremento significativo del espacio interior. Deportivo, espacioso, seguro y elegante, con un diseño fresco y lo último en conectividad, el nuevo BMW Serie 1 es un auténtico BMW con un fuerte carácter propio.

La tercera generación del BMW Serie 1 se mostrará por primera vez del 25 al 27 de junio de 2019 en la nueva plataforma de presentación BMW Group #NEXTGen en el BMW Welt de Múnich. El debut para el público será en el Salón de Fráncfort, en septiembre de 2019. El lanzamiento mundial se llevará a cabo el 28 de septiembre de 2019.

Un avanzado sistema de chasis con tecnologías innovadoras, junto con la integración de todos los componentes dinámicos principales y los sistemas de control, dotarán al BMW Serie 1 de una notable agilidad. Esa agilidad será claramente apreciable por los conductores, ya sea con la configuración de tracción delantera o con la tracción total inteligente BMW xDrive. Un proceso de desarrollo de cinco años ha servido para trasladar al nuevo BMW Serie 1 toda la experiencia atesorada en los últimos años por el Grupo BMW con la tecnología de tracción delantera en otros modelos. El resultado es una precisión dinámica sin precedentes en coches de tracción delantera y que establece nuevos estándares en el segmento de los compactos premium. Asimismo, la nueva arquitectura de tracción delantera de BMW hace posible que la tercera generación del Serie 1 ofrezca niveles de espacio interior sustancialmente incrementados, en particular en las plazas traseras, y un mayor maletero.

El nuevo BMW Serie 1 continúa la historia de éxito escrita por las dos primeras generaciones de este automóvil. En 2004, BMW introdujo por primera vez en el segmento premium compacto las cualidades dinámicas propias de la marca y un elegante diseño deportivo. La segunda generación, lanzada en 2011, destacó por nuevos y frescos rasgos, con una imagen más poderosa en la parte frontal, los flancos y la zaga. Además, en 2015, ganó una presencia aún más llamativa mediante el nuevo diseño de la parrilla con los riñones de BMW, mayores entradas de aire, una geometría de faros más afilada y nuevos pilotos traseros. La segunda generación del Serie 1 obtuvo una gran aceptación, especialmente en Europa, donde se han producido el 80 por ciento de las ventas de este modelo en 2018. Sus principales mercados han sido Alemania (que ha registrado el 25 por ciento de las ventas) y el Reino Unido (más del 20 por ciento), seguidos de Italia, Francia y Japón. Al final de 2018, el BMW Serie 1 rompió la barrera de 1,3 millones de clientes, lo que respaldó su condición como uno de los modelos con mayor volumen de ventas de la marca BMW.

El cambio a la arquitectura de tracción delantera de BMW se refleja en las nuevas proporciones y en las líneas fluidas y estilizadas del nuevo BMW Serie 1. El capó más corto se funde con el parabrisas, mientras que la larga línea del techo cae ligeramente hacia la parte trasera. Una zaga ancha y una línea de hombros atlética sobre los arcos de rueda enfatizan la poderosa y deportiva presencia en la vista posterior. Al mismo tiempo, su compacta carrocería ofrece significativamente más espacio, aunque la superficie sobre la carretera es casi idéntica a la del modelo anterior. Esto hace que sea aún más versátil en el uso cotidiano. Con 4.319 mm, el nuevo BMW Serie 1 es 5 mm más corto que su predecesor. En términos de anchura (ahora 1.799 mm), esta tercera generación ha crecido 34 mm, mientras que su altura (1.434 mm) se ha incrementado 13 mm. Su batalla de 2.670 mm es 20 mm más corta que la del modelo anterior.

Visto por delante, el BMW Serie 1 se destaca inmediatamente con un nuevo rostro y una reinterpretación de los rasgos de diseño icónicos de BMW. La característica parrilla con los riñones de BMW es mayor, tiene una presencia apreciablemente más poderosa y, por primera vez en esta gama de modelos, los riñones se unen en el centro. Al adoptar esta imagen, el nuevo BMW Serie 1 sigue la tendencia establecida por las berlinas de BMW. El deportivo tope de gama M135i xDrive (consumo combinado de combustible: 7,1 – 6,8 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 162 – 155 g/km*) destaca por su distintiva parrilla con los riñones, en la que un diseño de malla reemplaza a las clásicas láminas. Este elemento tridimensional está inspirado en la competición y confiere al frontal una profundidad y talla adicionales. Otra característica distintiva del M135i xDrive es una inserción en cada llamativa toma de aire exterior. La forma y el tamaño de las entradas son una declaración de carácter deportivo, incluso en la versión de entrada del nuevo Serie 1.


Ahora con un diseño más oblicuo, los faros dan al nuevo BMW Serie 1 una dimensión fresca y joven que también lo distingue de los BMW de gama superior. En la versión base, bajo el característico rostro de dobles faros de BMW, hay faros y luces diurnas de LED. Las luces LED con función adaptativa (opcionales), tienen una apariencia especialmente moderna. Los tubos hexagonales transparentes de las luces diurnas destacan la imagen de dobles faros con una notable precisión técnica. Las “cejas” que forman los intermitentes enfatizan la anchura del coche, mientras que los tubos retrasados de los faros emanan rendimiento dinámico. Un elemento de aluminio cepillado ocupa la parte superior del grupo óptico, bajo la cubierta transparente, y en la parte lateral se lee “BMW LED”.

Al mirarlo de lateralmente, los rasgos más llamativos del nuevo BMW Serie 1 son el pronunciado morro de tiburón, una seña de identidad de BMW, y la marcada forma de cuña. El esbelto contorno de las ventanillas se eleva hacia la parte trasera y enfatiza las dinámicas líneas del coche. Culmina en un pilar C con la obligada curva Hofmeister que eleva visualmente la ventanilla y se extiende por encima de la puerta trasera. Sin embargo, donde la carrocería despliega más su personalidad es bajo el trazo de la superficie acristalada. El sutil uso de líneas precisas y claramente definidas, en combinación con superficies marcadamente esculpidas, confiere al BMW Serie 1 una presencia atlética. Esta técnica también crea una definida sensación de ligereza sobre las ruedas delanteras y de innegable fuerza en el área alrededor de las traseras. Esa impresión está realzada por dos líneas de carácter: una corre bajo los asideros de las puertas, desde las ruedas delanteras hasta las aletas traseras, mientras la otra comienza en la parte inferior de la puerta delantera y crea un contraste dinámico con un trazo ascendente hacia la parte posterior. Además, una distintiva línea que se va afinando en el pilar C confiere una sensación de deportividad en la zona de los hombros, sobre los arcos de rueda traseros. El borde descendente del spoiler del techo extiende hacia atrás la fluida línea del techo.

Los elementos más llamativos en la parte posterior son su sección inferior, ancha y atlética, y el efecto que hace al afinarse hacia arriba. Esto crea una llamativa línea de hombros, que acentúa la anchura del coche y le da una imagen asentada sobre la carretera. Todo ello queda destacado por los elementos luminosos traseros, amplios y en dos sectores, cuyo diseño esbelto y sutil crea una imagen muy moderna. Los pilotos traseros full-LED, disponibles como opción, son una interpretación completamente nueva de la familiar forma de “L”, con un elemento luminoso único y esbelto que describe una curva hacia arriba. Alrededor de ese elemento, ocultos bajo una cubierta transparente roja, están los intermitentes, las luces de freno, los pilotos, las luces de marcha atrás y el antiniebla trasero. La versión básica de las luces traseras adopta una imagen similar con bombillas incandescentes. Unas superficies con un contorno llamativo y unas características salidas de escape cromadas con un diámetro de 90 mm (100 mm y corte en ángulo en el BMW M135i xDrive) completan el deportivo aspecto de la parte trasera.

El nuevo BMW Serie 1 está disponible con una amplia gama de nuevas llantas de aleación que incluye, por primera vez, la opción de 19 pulgadas de diámetro. En la versión base son acero o aleación ligera con 16 pulgadas. Las  versiones Luxury Line, Sport Line y M Sport, por su parte, están equipadas de serie con llantas de aleación de 17”.  El BMW M135i xDrive se entrega de fábrica con unas llantas específicas de aleación ligera con acabado pulido y 18”. Unas llantas de nuevo diseño de aleación ligera y 19” están disponibles opcionalmente para esa versión y para el M Sport.

El nuevo BMW Serie 1 ha progresado notablemente en términos de espacio interior. La arquitectura de tracción delantera con motores transversales y un bajo túnel central ofrece a los ocupantes un espacio interior considerablemente mayor que el modelo anterior. Esto afecta, sobre todo, a los ocupantes de las plazas traseras: el acceso es más fácil y hay 33 mm más de espacio para las piernas. El espacio para la cabeza atrás ha aumentado 19 mm cuando está instalado el techo panorámico, una nueva opción en el BMW Serie 1. Los pasajeros de atrás también se benefician de 13 mm más de espacio entre codos, mientras que el conductor y el acompañante disponen de 42 mm más en esa dimensión. El compartimento de equipajes aumenta 20 litros, hasta 380 l (1.200 con el asiento trasero abatido). La anchura mínima del maletero también ha aumentado 67 mm. Un portón de accionamiento eléctrico está disponible por primera vez en el BMW Serie 1.

Ponerse al volante del nuevo BMW Serie 1 es experimentar el carácter de un genuino coche concebido para el conductor. Frente a él está la instrumentación digital, con una diagonal de hasta 10,25 pulgadas, el mismo tamaño del Control Display central. Diseñado para un manejo táctil, está orientado hacia el conductor de la forma característica de BMW y posicionado de forma óptima en su ángulo de visión. Juntos, estos dos monitores del BMW Live Cockpit Professional forman una gran pantalla que el conductor puede configurar según sus preferencias personales. El BMW Head-Up Display en color de 9,2 pulgadas permite al conductor recibir información sin apartar la vista de la carretera. La disposición orientada al conductor está realzada visualmente por líneas trazadas hacia él, y por diferentes superficies y texturas, en el salpicadero y tras el volante. En el lado del conductor hay una superficie Technical Orbis y, en el del pasajero, una semejante de cuero de grano Verona. Ambas están separadas por costuras de contraste diagonales, según el equipamiento especificado.

El BMW Serie 1 proyecta una nueva luz en las molduras en forma de tiras en el salpicadero y las puertas, acabadas de serie en Plata Quartz Silver mate y Cromo efecto Perla. Como opción, los clientes pueden elegir otros tres diseños con una superficie de alta calidad, uno de ellos específico para la versión M Sport y para el BMW M135i xDrive. Con sus atractivas propiedades translúcidas, crean un ambiente exclusivo y atrayente. El conductor puede elegir entre seis diferentes colores. Las tiras mantienen su apariencia normal de día y cuando llega la oscuridad se convierten en elementos decorativos luminosos que crean el efecto de delimitar el espacio. Además de elegir los colores, el conductor también puede ajustar el brillo de esta luz ambiental. La iluminación se activa cuando se desbloquean las cerraduras o cuando se selecciona el estado “Living”. El color y el nivel de brillo seleccionados se memorizan en la llave personalizada.

Tres variantes de asientos y una amplia gama de tapicerías, de tejido o cuero,  están disponibles para el BMW Serie 1. Según el equipamiento, los asientos están tapizados con tejido Grid color Anthracite; la tapicería Cloth/Sensatec en Anthracite con contrastes grises está disponible como opción, así como el cuero perforado Dakota en Black o Magma Red. Todas estas variantes también se pueden combinar con los asientos sport opcionales. La versión Sport Line incluye asientos sport con tapicería Cloth/Sensatec y contrastes grises de serie y de color naranja, opcionalmente. El volante sport en las versiones Sport Line (también en la versión Luxury Line) tiene una inserción decorativa con aspecto de aluminio. En esta versión, los asientos de serie o los sport opcionales están tapizados con cuero Dakota. La versión M Sport y el BMW M135i xDrive, de serie, tienen el volante M Sport y los asientos sport Trigon/Sensatec en Black. Esta variante de tapicería está realzada con el bordado especial BMW M y costuras de contraste azules. Para los asientos sport, el cuero Dakota está disponible en Black, en Black con contrastes azules y en Magma Red con contrastes grises. Y los clientes del BMW Serie 1 ahora pueden solicitar la versión M Sport y el BMW M135i xDrive con asientos M Sport, dotados de un reposacabezas integrado y una banqueta de longitud ajustable. También están disponibles con tapicería en tejido Trigon y Alcantara, así como cuero Dakota en Black o Magma Red. De práctico a deportivo pasando por lujoso, el nuevo BMW Serie 1 brinda a los clientes una amplia gama de opciones de personalización. Además del modelo base Advantage, este automóvil premium compacto se puede encargar con otras tres líneas de equipamiento. La versión Luxury Line enfatiza el confort y la apariencia sofisticada del nuevo BMW Serie 1, mientras que el Sport Line y el M Sport suponen subir varios peldaños hacia el dinamismo que culmina en el BMW M135i xDrive.

Un uso inteligente del aluminio, por ejemplo en el capó y en el portón trasero, combinado con acero de alta resistencia, ha hecho posible que BMW ahorre hasta 30 kg de peso en el nuevo BMW Serie 1, comparado con su predecesor; a la vez que ha incrementado aún más la rigidez torsional y de flexión del chasis. Reforzar elementos como la columna con forma de bumerán en la parte posterior del vehículo ha contribuido a este proceso. El impacto positivo en la dinámica de la rigidez torsional del chasis es aún más elevado en el ultra deportivo tope de gama BMW M135i xDrive. Además de las barras entre torretas instaladas en todas las versiones, se beneficia de refuerzos adicionales en su parte anterior y en el área del túnel, además de una barra estabilizadora con mayor precarga, que proporciona un soporte excelente para el chasis y una marcha suave. Todo esto se combina con la suspensión Sport de serie, y la dirección M Sport de relación más directa y una respuesta aún más rápida. Su asistencia, que varía en función de la velocidad del coche y su aceleración lateral, reduce el esfuerzo necesario, al tiempo que incrementa la agilidad en carreteras de curvas. El equilibrio de la estabilidad a altas velocidades está asegurado por una sofisticada aerodinámica que reduce la elevación. Por otra parte, los frenos M Sport ofrecen una excelente resistencia al calentamiento y una elevada reserva de potencia de frenada en todo momento. La dirección M Sport y los frenos M Sport están disponibles como opción en las otras versiones del BMW Serie 1.

Junto a la suspensión estándar, ya con una orientación dinámica y específicamente ajustada a las diferentes variantes de motor; y la suspensión M Sport, con una reducción en la altura de 10 mm; el nuevo BMW Serie 1 también se puede solicitar opcionalmente la suspensión Adaptive, con amortiguación variable VDC (Variable Damper Control). Este dispositivo permite que el conductor elija entre dos respuestas diferentes de los amortiguadores. Con  el selector del Driving Experience Control se puede programar el modo Comfort, que aumenta el confort sobre superficies irregulares, o el modo Sport para una respuesta muy deportiva. El montaje de la barra estabilizadora de precarga alta está incluido con las dos suspensiones opcionales, Adaptive y M Sport. Todos las versiones del BMW Serie 1, desde la versión base, tienen un eje trasero multibrazo.

El nuevo BMW Serie 1 está propulsado por motores de tres o cuatro cilindros de última generación, pertenecientes a la familia BMW EfficientDynamics. En el lanzamiento, el nuevo modelo tendrá una gama de tres motores diésel y dos de gasolina. Se ha implementado un conjunto de medidas individuales para mejorar la eficiencia de los motores, que ha dado como resultado una mayor economía de consumo -también en condiciones reales de circulación- y menores emisiones de escape. Asimismo, se ha mejorado su respuesta, en algunos casos, con un incremento de potencia. En la parte superior de la gama está la unidad de potencia de nuevo desarrollo del BMW M135i xDrive, el motor de cuatro cilindros más potente del Grupo BMW.

El BMW 118i (consumo combinado de combustible: 5,7 – 5,0 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 129 – 114 g/km*) es la versión de entrada en la actualizada oferta de motores de gasolina. Un proceso conocido como “bruñido de forma” (form honing) para mecanizar el recubrimiento interno de los cilindros en el bloque de aluminio reduce las pérdidas por rozamiento del pistón. Otras mejoras son el dispositivo que abre y cierra el circuito de lubricante (esto hace posible un funcionamiento variable en la refrigeración de los pistones) y la cadena de distribución de una pieza. La nueva correa para el alternador, la bomba de agua, el amortiguador de torsión y el compresor del aire acondicionado tienen una forma en “L”. El colector de escape está integrado en la culata de aluminio, lo que minimiza el peso y optimiza el flujo. La carcasa de la turbina del turbocompresor también está hecha de aluminio y tiene una unión de brida con el conjunto colector-culata. El flujo dinámico de recirculación de gas de escape asegura un alto grado de eficiencia.

De los distintos motores disponibles para el nuevo BMW Serie 1, destaca el cuatro cilindros de nuevo desarrollo del BMW M135i xDrive. Es el motor de cuatro cilindros más potente del Grupo BMW: con 2,0 l de cilindrada llega a 225 kW (306 CV) entre 5.000 y 6.250 rpm, gracias a la tecnología BMW TwinPower Turbo. Alcanza su par máximo constante de 450 Nm entre 1.750 rpm y 4.500 rpm. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,8 s (4,7 con el paquete M Performance, disponible desde noviembre de 2019) y su velocidad máxima está limitada a 250 km/h. A pesar de estas prestaciones impresionantes, el BMW M135i xDrive gasta solo 7,1 – 6,8 l/100 km en el ciclo combinado y emite solo 162 – 155 g/km de CO2.

Tres motores diésel estarán disponibles desde el inicio para el nuevo BMW Serie 1, todos ellos con filtro diésel de partículas, catalizador de absorción de NOx y tecnología SCR (reducción catalítica selectiva). Importantes actualizaciones en el turbocompresor y sistema de inyección directa Common Rail han aportado una reducción en torno al cinco por ciento del consumo de combustible y de las emisiones de CO2, además de disminuir otras emisiones contaminantes. El BMW 116d (consumo combinado de combustible: 4,2 - 3,8 l/100 km; nivel de emisiones combinado de CO2: 110 - 100 g/km) está impulsado por un motor de tres cilindros y 1,5 l que cumple la estricta norma de emisiones Euro 6d. El BMW 118d (consumo combinado de combustible: 4,4 - 4,1 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 116 - 108 g/km) y el BMW 120d xDrive tienen cuatro cilindros, 2,0 l de cilindrada y responden a la norma de emisiones Euro 6d-TEMP.

Los motores de cuatro cilindros disponen de sobrealimentación en dos etapas con dos turbocompresores de tamaño desigual, produciendo una respuesta aún más viva y una superior eficiencia. El sistema de turboalimentación comprende una etapa de baja presión con turbina de geometría variable, y una etapa de alta presión completamente integrada en el colector de escape. Para acentuar la capacidad de respuesta, ambos turbocompresores están equipados con la última tecnología en cojinetes de deslizamiento. A bajas presiones, el sistema está controlado por las aletas variables eléctricamente del turbocompresor; a alta presión, por la válvula de descarga y un bypass del compresor de las etapas de alta presión, ambos, operados neumáticamente. De esta forma las cámaras de combustión reciben la cantidad precisa de aire comprimido, en función de la situación de conducción y de la carga.

El BMW 118d genera 110 kW (150 CV), también a 4.000 rpm, mientras que el par máximo de 350 Nm está disponible entre 1.750 y 2.500 rpm. Consume 4,4  - 4,1 l/100 km como promedio y emite 116 - 108 g/km de CO2. El BMW 118d realiza el sprint de 0 a 100 km/h en 8,5 s (8,4 s con el cambio Steptronic de 8 velocidades) y alcanza una velocidad máxima de 218 km/h (216 con Steptronic). El BMW 120 xDrive lleva de serie el sistema tracción integral BMW xDrive, así como el cambio automático Steptronic de 8 velocidades. Su motor de cuatro cilindros produce 140 kW (190 CV) a 4.000 rpm y pone su par máximo de 400 Nm a disposición del conductor entre 1.750 y 2.500 rpm. Puede acelerar de 0 a 100 km/h en 7,0 s, hasta una velocidad máxima de 230 km/h. Ofrece un consumo combinado de combustible de 4,7 - 4,5 l/100 km y una emisión de CO2 de 124 - 117 g/km. En los BMW 116d, BMW 118d y BMW 118i, la potencia del motor se canaliza con el mejorado cambio manual seis marchas que equipan de serie. Nuevo en la Serie 1 es el refinado cambio de doble embrague Steptronic de 7 velocidades, opcional en los BMW 116d y BMW 118i. Este cambio transfiere la fuerza a las ruedas a través de dos sub-cajas (cada una con su propio embrague); cuando hay una marcha seleccionada, una de las cuales está permanentemente conectada y la otra desconectada. Esto permite cambiar de marcha en fracciones de segundo sin interrumpir el flujo de potencia, bien sea automáticamente o con las levas del volante. La larga séptima marcha mantiene bajo el régimen del motor, lo que reduce el consumo de combustible en carretera o autopista. Esta caja también permite que el coche avance por inercia en punto muerto en ciertas situaciones. Su aceite especial de baja viscosidad también ayuda a reducir el consumo y la emisión de CO2. También se ha mejorado el confort en los cambios de marcha y las propiedades acústicas, tanto del cambio automático Steptronic de 8 velocidades que equipa opcionalmente el BMW 118d (de serie en el BMW 120d xDrive), como del Steptronic Sport de 8 velocidades del BMW M135i xDrive. Los rápidos cambios de relación en modo automático aseguran que el coche avance en la relación más larga posible incluso rodando a bajas velocidades. Y el conductor también puede cambiar manualmente de marcha con las levas del volante.

 

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
Volkswagen presenta el T-Cross en Navarra
chevron_right
Grand California, el sueño de los más aventureros