HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:10 CET
Viernes, 16/11/2018

Meteoro

Saturno y sus lunas resplandecen durante la oposición

Esta imagen compuesta, captada por Hubble el 6 de junio de 2018, muestra a Saturno y sus anillos totalmente iluminados, junto con seis de sus 62 lunas conocidas

  • Espectacular imagen.

La sonda Cassini finalizó su misión de trece años en Saturno hace un año, cuando se sumergió en la atmósfera del planeta, pero el telescopio espacial Hubble ha seguido observando el gigante gaseoso.

Esta imagen compuesta, captada por Hubble el 6 de junio de 2018, muestra a Saturno y sus anillos totalmente iluminados, junto con seis de sus 62 lunas conocidas. Las lunas visibles son (de izquierda a derecha) Dione, Encélado, Tetis, Jano, Epimeteo y Mimas. Dione es la luna más grande que vemos en la imagen, con 1.123 km de diámetro, en comparación con Epimeteo, la más pequeña, con una forma extraña y un diámetro de unos 116 kilómetros.

Durante la misión Cassini, Encélado demostró ser una de las lunas más enigmáticas, ya que los chorros de vapor de agua que expulsa su superficie implican la existencia de un océano subterráneo. Este tipo de satélites helados con océanos ocultos podrían ofrecer condiciones para albergar vida, por lo que entender sus orígenes y propiedades es esencial para conocer mejor el Sistema Solar. Ese es el objetivo del Explorador de las Lunas de Hielo de Júpiter (Juice) de la ESA, que se lanzará en 2022: estudiar Ganímedes, Europa y Calisto, las lunas oceánicas de Júpiter.

La imagen de Hubble fue tomada poco antes de la oposición del 27 de junio, cuando el Sol, la Tierra y Saturno se encontraban alineados de forma que, visto desde la Tierra, nuestro astro iluminaba completamente al planeta anillado. Su máximo acercamiento a la Tierra se produjo más o menos al tiempo que la oposición, por lo que parecía más grande y brillante y se pudo fotografiar con mayor detalle.

En la imagen, los anillos se ven cerca de su máxima inclinación hacia la Tierra. Hacia el final de la misión, Cassini se atravesó repetidamente el espacio entre Saturno y sus anillos, recopilando datos espectaculares de este territorio inexplorado hasta ese momento.

La imagen también muestra una figura atmosférica hexagonal en el polo norte y los restos de una tormenta en forma de nubes brillantes. El patrón hexagonal constituye un fenómeno estable y persistente, observado por primera vez por la sonda espacial Voyager 1 cuando pasó junto al planeta en 1981. En un estudio publicado la semana pasada, un grupo de científicos empleó datos recopilados por Cassini entre 2013 y 2017, cuando el planeta se acercaba al verano boreal, para identificar un vórtice hexagonal por encima de la estructura nubosa, lo que demuestra que aún queda mucho por saber sobre las dinámicas de la atmósfera saturniana.

Las observaciones de Hubble que han dado lugar a esta imagen se efectuaron en el marco del proyecto OPAL (Outer Planet Atmospheres Legacy), que utiliza a Hubble para observar los planetas externos y comprender las dinámicas y la evolución de sus complejas atmósferas. Esta fue la primera vez que se fotografió a Saturno como parte de OPAL.

COMENTARIOS

chevron_left
La NASA obtiene la mayor marca brillante de Ceres
chevron_right
Científicos logran secuenciar el genoma del pez payaso