HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:33 CET
Miercoles, 26/09/2018

Me queda la palabra

Las Puigdemonas

La chirigota ha supuesto el gran descubrimiento de este febrero carnavalesco roteño... no se puede dejar de calificar de PELOTAZO a "Las Puigdemonas"

En nuestra villa, la aparición de la chirigota ilegal de Rota, hace en torno a veinte años- ¡Hay que ver cómo se pasa el tiempo!-, imprimió un aire distinto que abrió un camino que luego fueron siguiendo otras muchas agrupaciones, en la línea ilegal: chirigotas, cuartetos y romanceros, que fueron, y continúan, cambiando el espíritu de aquellas agrupaciones tan fieles a las clásicas, por esta hornada callejera. Este año, quienes vivimos el carnaval sobre todo a través de las agrupaciones locales, hemos tenido la enorme fortuna de que un grupo de jóvenes muchachas hayan decidido dejar la modalidad de comparsa, en la faceta en la que ni su entrega, ni su dedicación, ni sus afinadas voces, parece que las dieron el merecido amparo entre la gente aficionada. Que no lo lamenten, se merecían mucho más, pero la gente, también en su mayoría, no es que infravaloren el buen trabajo que nos ofrecieron, es que prefieren echarse unas risas y estas se asocian mucho más a otro tipo de agrupaciones. El paso a la chirigota de la antigua Comparsa de las Niñas ha supuesto el gran descubrimiento de este febrero carnavalesco roteño. Metidas en un tipo de lo más oportuno, con un disfraz sencillo colorista y muy explícito y un habla de lo más genuinamente catalana, acometen un simpatiquísimo repertorio con la temática correspondiente, muy bien hermanada con los temas de Rota. En su actuaciones van desgranando una sucesión de coplas que suelen comenzar con una presentación divertidísima, que mueve a la participación del ocasional auditorio implicándolo con su complicidad, y recuerda una parodia cuartetera por su agilidad y su dinamismo; insertan entre una inteligente serie de cuplés la Canción de la Seducción, ejemplo del típico juego de dobles sentidos y equívocos mezclando la insinuación con el tema central con gran acierto; entre los cuplés, variados y entretenidos, destacan en especial los referidos a los personajes del “procès”, las actualísimas reivindicaciones feministas, u otros temas de actualidad, como el de las estrellas Michelin de los restaurantes y el referido a A Poniente, las pizzas, el GPS, y otro temas muy de la juventud, con los que desgranan el día a día. Toda la serie tiene un colofón especial con el homenaje a Los Borrachos, adaptado a Rota en este caso y de forma muy concreta a la controvertida rotonda de la Avenida de los Príncipes: este es sencillamente genial. Si a esto le sumamos que, como no podría ser de otra manera, conservan las voces bien afinadas, que ya brillaban en la comparsa, herederas de su paso por el coro de Calasanz, acaparador de premios del Concurso de Agrupaciones del Teatro Falla, no se puede dejar de calificar de PELOTAZO a esta chirigota de “Las Puigdemonas”. En absoluto se pretende desmerecer al resto de agrupaciones que con su loable labor nos hacen disfrutar de este carnaval roteño, espléndidos Los Caballitos de Mar, la Ilegal como Observadores Internacionales, las Palmeras, los Mexicanos, etc. Gracias a toda la gente de las agrupaciones. Eso sí, este año tengo claro quien rompe para mí.

COMENTARIOS

chevron_left
Competencias e Incompetencias
chevron_right
Errores y Meteduras de Pata