Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 05/08/2021

Málaga

Nuevas protestas en la sanidad de Málaga tras dos últimas agresiones

Un facultativo recibió un puñetazo de un paciente que le fracturó los huesos propios de la nariz

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Prrotesta contra las agresiones en la sanidad.
  • Amenazas de un padre a un grupo de enfermeros y una doctora n la UCI Pediátrica del Hospital Materno Infantil

Los profesionales sanitarios se volvieron a concentrar ayer a las puertas de Urgencias del Hospital Virgen de la Victoria tras la agresión sufrida días atrás por un facultativo, a quien un paciente propinó un puñetazo que le fracturó los huesos propios de la nariz.

El gerente del Hospital Virgen de la Victoria, José Antonio Ortega, mostró su apoyo al compañero agredido y confió en su pronta recuperación. Así, mostró su “tolerancia cero a cualquier agresión a profesional sanitario o no sanitario” y apuntó que la sociedad “tiene un problema de agresividad”, incidiendo en la necesidad de dialogar más.

Al parecer, el paciente, al que estaba atendiendo este doctor solicitó el alta voluntaria “porque quería volver a su lugar de residencia -la cárcel de Alhaurín- y sin mediar palabra le propinó un golpe que le provocó una fractura de los huesos nasales”.

El profesional está de baja laboral. Carmen Yagüe, médico de urgencias y delegada del Sindicato Médico de Málaga, lamentó la agresión a su compañero: “Cualquier persona que está ejerciendo su trabajo y que está intentando ayudar en la medida de lo posible al paciente y sufre cualquier agresión, sea física o verbal, supone un daño psicológico para esa persona porque no te sientes seguro, menospreciado, te sientes indefenso porque no sabes por qué suceden este tipo de hechos”.

“Él -la víctima- no tuvo ningún enfrentamiento ni actitud que pudiera desagradarle. Acató lo que le dijo el paciente, que pese a estar en prisión pidió el alta voluntaria en contra de la opinión del médico que le sugería ingreso y, sin mediar palabra, le dio un golpe, además de fracturarle los huesos propios nasales y provocarle otros daños físicos” y psicológicos, incidió. Ana Gómez Fuentes, profesional guía y referente de Seguridad, mostró igualmente el apoyo al compañero agredido por parte de todos los profesionales del centro y explicó que en el centro sanitario son cinco las personas que actúan como guía y apoyo en una figura creada el pasado año para “estar en todo momento al lado del profesional agredido. Con acompañamiento, ayuda y para agilizar todos los trámites y que podamos estar al lado de esa persona que se siente sola, vulnerable. 

Grabados con un móvil

El SMM informó además de que el sábado durante la guardia en la UCI Pediátrica del Hospital Materno Infantil el padre de uno de los niños ingresados amenazó a un grupo de enfermeros y a una facultativa por negarse a que se le realizase una técnica necesaria a su hijo -canalización de acceso veno--, aunque posteriormente obligó a que se llevase a cabo dicha intervención en su presencia y siendo grabada con su teléfono móvil.

La actitud agresiva del padre provocó que los sanitarios avisaran a los vigilantes de seguridad del centro hospitalario y a la Policía, cuyos agentes presenciaron los insultos y amenazas.

La médica, que interpondrá una denuncia, está físicamente bien, pero el estrés que le produjo la situación le está provocando insomnio y otros síntomas relacionados con la ansiedad, algo que, han indicado desde el SMM en un comunicado, “se está expandiendo en los centros de salud y hospitales de Málaga con el incesante incremento de agresiones físicas y verbales que sufren los facultativos”.

Desde el SMM han condenado cualquier tipo de agresión a los sanitarios. Por ello, médicos se han concentrado en el Hospital Materno Infantil y en el Hospital Regional por estos hechos que se suman a la concentración de repulsa por la agresión la pasada semana a un doctor en el Hospital Clínico” 

 

COMENTARIOS