Actualizado: 21:44 CET
Miercoles, 30/09/2020

Málaga

Intervienen 217 prendas textiles falsificadas y detienen a seis personas

Las copias, dispuestas para su venta, estaban muy conseguidas, llegando a confundir a los compradores sobre su originalidad

  • prendas falsificadas.

Agentes de la Policía Nacional se han incautado de 217 prendas textiles falsificadas durante la inspección y registro de tres naves en el polígono Guadalhorce, en Málaga capital. En el marco de la operación 'Murma' han sido detenidas seis personas --cuatro mujeres y dos hombres, de edades entre 34 y 48 años, todas de nacionalidad china--, por su presunta responsabilidad en un delito contra la propiedad industrial.

La inspección tuvo lugar el pasado 6 de agosto en tres naves industriales de venta al por mayor de productos textiles en el polígono Guadalhorce. Los registros se produjeron a raíz de unas informaciones que apuntaban a un repunte en las falsificaciones de prendas textiles.

Así, las pesquisas realizadas condujeron a unos almacenes de la capital en los que se comercializaba ropa falsificada que reproducía los diseños originales de pequeñas marcas emergentes en el sector textil, han precisado desde la Policía Nacional en un comunicado.

En cada uno de estos establecimientos objeto de inspección, los agentes detectaron varios lotes de camisetas y vestidos que reproducían --con ligeros cambios-- los diseños registrados de una modesta marca.

Las prendas intervenidas estaban muy conseguidas, según la instrucción, llegando a confundir a los compradores sobre su originalidad y atentando así contra los derechos de propiedad industrial de la marca perjudicada. Según las pesquisas, la mercancía estaba dispuesta para darle salida a los distintos comercios de venta directa al público repartidos por la provincia de Málaga.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Encuentran más de un año después a una mujer de 36 años desaparecida en Málaga
chevron_right
La policía de Málaga desaloja a 60 personas de una fiesta sin seguridad