Actualizado: 09:08 CET
Miercoles, 15/07/2020

Málaga

Al Thani denuncia la mala gestión del administrador judicial

El presidente del Málaga CF, apartado por decisión judicial, asegura que estas acciones ponen en riesgo al equipo

  • Al Thani, contra el administrador judicial.
  • Califica de "excesivas y desproporcionadas" las medidas provisionales y ha ratificado que el Administrador Judicial "no es necesario"
  • Se ha solicitado ante el Tribunal que se ordene al administrador la emisión de un informe detallado de las cuentas del Málaga CF

Abdullah Al-Thani ha asegurado que el actual administrador judicial (que lo apartó del control del Málaga CF), "está llevando a cabo una actuación irresponsable en la gestión del equipo que ya ha dañado seriamente al club durante los 3 últimos meses", que cree que si se alarga en el tiempo, "podría afectar de manera irremediable a su actividad y viabilidad”.

Acciones como el ERE dejan muy claro que las intenciones del administrador judicial, desde luego, no son las de beneficiar las finanzas del Málaga CF

Así lo ha indicado en un comunicado remitido a Viva Málaga donde sostiene que después de que el Málaga "se convirtiera en el primer equipo profesional en presentar un expediente de regulación de empleo (ERE)", su presidente y propietario lo ha considerado "innecesario e inefectivo en el ahorro de costes", al tiempo que advierte, además, de que el futuro del club "está en riesgo".

Las mismas fuentes señalan que, de acuerdo con el director general del Málaga FC, Richard Shaheen, que "fue destituido y expulsado de forma injustificable", existía ya un plan de medidas para mejorar la rentabilidad del club "que conlleva un ahorro de 9,7 millones de euros para las arcas del equipo malagueño".

Un plan de acción que, según Al Thani, "el administrador judicial no estaría realizando deliberadamente, y que habría paralizado unilateralmente con las consecuencias que esto conlleva; efectos que comienzan a materializarse con el anuncio del despido colectivo de al menos 50 trabajadores".

Así las cosas, Shaheen considera que “el ERE es totalmente innecesario e inapropiado”, y asegura que “con el pago de las justas, pero innecesarias indemnizaciones a trabajadores de larga duración, se va a empobrecer al club. Mientras, el administrador sigue ignorando otras acciones de ahorro mucho más efectivas, que ya estaban en marcha cuando llegó. Este tipo de acciones dejan muy claro que las intenciones del administrador judicial, desde luego, no son las de beneficiar las finanzas del Málaga C.F.”.

Ante esta situación que pone en peligro a las familias de estos trabajadores y que genera una fuerte incertidumbre en la plantilla del equipo, Al-Thaniha recordado que fue él quien salvó de la bancarrota al club, con una inversión superior a los 160 millones de euros y que todas las cuentas anuales del equipo han sido auditadas por prestigiosas firmas, así como por LaLiga, que ha hecho un exhaustivo seguimiento del club, validando plenamente el plan y los progresos realizados.

El presidente del Málaga Fútbol Club ha calificado como "excesivas y desproporcionadas" las medidas provisionales que se aplican actualmente y ha ratificado que el Administrador Judicial "no es necesario".

Los argumentos de Shaheen

Richard Shaheen ha recordado las principales actuaciones que contempla el plan para mejorar la rentabilidad del equipo y que "no se están llevando a cabo", entre las que destaco los planes de relaciones comerciales con empresas internacionales y acciones en mercados emergentes "como el de expansión de la marca MCF en los mercados internacionales, incluidos América del Norte, Asia, América del Sur y Oriente Medio, que "conllevarían unos ingresos de 3,4 millones y que han sido paralizados por el Administrador Judicial"; el plan para el mercado de verano que contempla la cesión o venta de algunos jugadores "con gran valor en el mercado y que se estima que supondrían un ahorro al club de alrededor de 7,2 millones y unos ingresos de 8,6", punto que "ha sido interrumpido por el Administrador Judicial", además, asegura, "de haber perjudicado claramente al club con la venta innecesaria de Antoñín, uno de nuestros activos más importantes a un precio sensiblemente inferior a su valor de mercado"; reorganización de la plantilla y los servicios de la academia "para reducir su presupuesto y mejorar el programa", planteada para realizarla entre marzo y junio de 2020, y que "supondría un ahorro de 0,9 millones de euros", que ahora, está interrumpida por el Administrador Judicial; el litigio del ex jugador Jony y Lazio FC, que "conllevaría un ingreso de 12 millones" para el Club y, "no obstante, se encuentra sin avances conocidos desde hace 3 meses", por lo que “asumimos que el proceso ha sido intencionadamente interrumpido”; la venta al Sporting de Braga del jugador Riccardo Horta, "cuya representación judicial es necesaria, y con llevaría un gran beneficio para el Club, de la que Shaheen asgura que es una negociación que "sigue sin resultado tangible, por lo que entendemos que también ha sido intencionadamente ignorada y aparcada por el administrador”; la Fase 1 del Proyecto de construcción de campos de fútbol para la academia del Málaga CF, previstos para abril de este año y que "el administrador ha parado completamente, incluso teniendo el presupuesto asignado para ello"; por último, la posible organización del torneo de la Copa de la Reina que se estima que podría suponer unos ingresos netos de 400.000 euros para el Málaga CF.

Según Shaheen son medidas que "han sido inexplicablemente paralizadas por el administrador judicial, lo que constituye "una actuación totalmente irresponsable e imprudente”, ya que se está llevando a cabo una “administración desleal” que conducirá al Málaga a una “situación crítica y quizás irreversible”. Además, recuerda que los activos líquidos del club eran positivos cuando llegó el administrador judicial, y es necesario conocer cuál es la situación financiera actual.

Por este motivo,"se ha solicitado ante el Tribunal que se ordene al administrador la emisión de un informe detallado de las cuentas del Málaga CF; la elaboración de un plan de viabilidad detallado, ya que el actual no contempla los gastos ni los pagos futuros, ni incluye las medidas de contención de costos; y que proporcione una garantía suficiente puesto que el actual seguro de responsabilidad civil no cubre el 15% del presupuesto de los gastos del club”.

“La gestión de un club de fútbol es un negocio muy complejo y el perfil profesional de un administrador judicial no posee la capacidad ni la formación adecuada para estar al frente de la gestión ya que no conoce las necesidades que requiere un equipo de fútbol a nivel financiero, deportivo, de marketing, etc. Que esté al frente de un club como el Málaga CF la figura de un administrador judicial durante un extenso periodo de tiempo esno solo irregular, sino también totalmente temerario”, ha concluido Shaheen.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Denuncian una agresión de ultras en Málaga a un sindicalista de UGT
chevron_right
La internacional Silvia Arderius ficha por el Rincón Fertilidad Málaga