Actualizado: 11:44 CET
Sábado, 18/01/2020

Málaga

Piden 23 años por asesinar a martillazos a su compañero de piso

El acusado, de 70 años, cometió los hechos presuntamente tras una discusión por motivos económicos con su compañero de vivienda de 77

  • El juicio es en Málaga.
  • El fiscal destaca que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse pues padecía una discapacidad del 65 por ciento por osteoartrosis degenerativa

Un hombre de 70 años se enfrenta a una petición fiscal de veintitrés años de prisión por asesinar a martillazos a su compañero de piso, de 77 años, tras una discusión por motivos económicos.

El juicio con jurado está previsto que comience esye lunes en la Audiencia Provincial de Málaga, según han confirmado a Efe fuentes judiciales.

El crimen fue cometido el 25 de febrero de 2019 después de que el acusado se dirigiera al domicilio de la víctima, con el que había estado residiendo hasta principio del citado mes, con el pretexto de reclamarle 600 euros, según el escrito acusatorio, a que ha tenido acceso Efe.

Una vez allí, se originó una discusión entre ambos y el acusado "con clara intención de poner fin a su vida" cogió un martillo y le golpeó en la cabeza.

La víctima cayó al suelo donde continuó dándole golpes hasta en 52 ocasiones y luego se marcó dejándolo en el suelo aún con vida y falleció seis horas más tarde por un shock hemorrágico consecutivo a las graves lesiones y heridas cráneo encefálicas.

El fiscal destaca en el escrito acusatorio que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse pues padecía una discapacidad del 65 por ciento por osteoartrosis degenerativa y monoparesia del miembro inferior, con problemas de movilidad.

Para el ministerio público los hechos son constitutivos de un delito de asesinato y pide queque la víctima no tuvo posibilidad de defenderse pues padecía una discapacidad del 65 por ciento por osteoartrosis degenerativa  

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un paciente tira al suelo a un médico de un centro de salud de Málaga
chevron_right
Los aspirantes a los Goya celebran la tradicional fiesta de nominados