Actualizado: 12:38 CET
Domingo, 26/05/2019

Málaga

Una manifestación para pedir el voto contra el cambio climático

Fridays For Future busca concienciar sobre la elección de un partido preocupado por el medio ambiente

  • Una de las concentraciones de Fridays For Future en calle Larios.
  • Los bandos de medusas, las riadas, fauna marina contaminada o deforestación, entre las consecuencias de la contaminación según Ecologistas

La proximidad de las elecciones generales, que se celebraran el 28 de abril, ha provocado que Fridays For Future, movimiento contra el cambio climático, inspirado en la joven activista sueca Greta Thunberg, haya organizado una manifestación a nivel nacional para que la población “se dé cuenta que es muy importante que elijamos representantes que se preocupen por el medio ambiente”. Una medida a la que Málaga se ha sumado.

“Hay que intentar dejar la mejor herencia a nuestros descendientes”

Mañana a partir de las 18:00 horas, en la céntrica calle Larios, se concentraran estos jóvenes para “concienciar a la ciudadanía”, ha indicado Miguel Mercado, organizador de FFF. Así, ha subrayado la significación de “hacer presión a los grupos políticos y a la administración para que se haga algo acerca del problema ambiental que hay”.

Por su parte, Alberto Medina, de la coordinación de Ecologistas en Acción Málaga ciudad, ha señalado la “necesidad de cambiar los hábitos, todo encaminado a defender el planeta; porque hay que intentar dejar la mejor herencia a nuestros descendientes”. Así, ha incidido en que “poco a poco hay que ir concienciando a la ciudadanía de que muchas veces se pueden hacer cosas contra ese cambio climático con un pequeño gesto, por ejemplo, utilizando más el transporte público o que no se compre tanto plástico”.

Asimismo, se ha detenido en algunas problemáticas que afectan a la provincia. El cambio climático es causante de que “ahora las lluvias tengan unos ciclos muy acusados, en algunos momentos llueve mucho y en otros pocos, ha dicho añadiendo que, “como se desforesta el monte, al final las raíces de los árboles no pueden coger ese agua, provocando muchas riadas”.

También, ha alertado de “un riesgo muy importante”. Así, ha hecho referencia a que “las costas no se regeneran tal y como se deberían de regenerar de forma natural, por lo que, cada vez que llega un temporal, este se lleva la arena de la playa”. Esta problemática la ha ligado a que el litoral de la Costa del Sol tiene “muchas construcciones” y en zonas en las que “se construye muchas veces sin saber” las consecuencias para el medio ambiente, ha aseverado Medina, poniendo como ejemplo “lo que ocurre en Huelin, que cuando llueve mucho la arena se la lleva el mar”. “Al final la naturaleza siempre coge la suyo”, ha sentenciado.

Del mismo modo ha mencionado los “problemas medioambientales que existen con la incineradora que está en la barriada de la Araña”, ha dicho, explicando que “siempre que queman cualquier cosa las cenizas que se expulsan suponen siempre un riesgo para la salud, hay más riesgo de que haya asma y otras patologías respiratorias”, ha lamentado Medina.

El calentamiento de los mares es otra de las preocupaciones, “cada año va subiendo unas décimas y lo que va a pasar es que van a haber más medusas en las costas, como el año pasado”, ha incidido, criticando que “al final las medusas van a ser algo muy cotidiano que vamos a tener aquí en el mar Mediterráneo”.

Por último, ha resaltado el problema de los microplásticos, “únicamente el 50 por ciento de las depuradoras de la provincia cumplen los requisitos de depuración”, por lo que ha declarado que los bastoncillos o las toallitas acaban directamente en los ríos hasta llegar al mar, afectando a la fauna marina”. “Si nos comemos esos peces, al final entra en la cadena alimentaria y a la larga nos va a terminar afectando”, ha concluido.

Medidas de FFF Málaga contra el cambio climático

Dentro del manifiesto formulado por el movimiento para la provincia de Málaga se encuentra promover un modo de vida que, además de fomentar el reciclaje, reduzca la cantidad de residuos producidos, sobre todo plásticos; continuar con la ampliación del servicio y mejoras de los medios de transporte públicos; exigir un uso cada vez mayor de alternativas a los combustibles fósiles; combatir la desertificación y fomentar la restauración de bosques con especies autóctonas. Del mismo modo, también abogan por implementar un impuesto al carbono para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, combatir la desertificación y fomentar la restauración de bosques con especies autóctonas, y promover el consumo de productos locales para evitar  y fomentar la economía regional.

Por último, consideran importante aumentar la presencia de alternativas vegetarianas y veganas en menús de colegios, empresas, administraciones públicas; así como apoyar el desarrollo local y a las asociaciones que se preocupan por el medio ambiente en Málaga.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Denuncian 200 bajas de enfermeras sin cubrir en el Regional de Málaga
chevron_right
Unicaja de Málaga se ahoga en La Fuente de San Luis