Actualizado: 20:36 CET
Sábado, 19/01/2019

Málaga

Junta culpa a Diputación del retraso en licitación del tercer hospital

La consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, ha asegurado que su objetivo era licitar este proyecto antes de final de 2018

  • Marina Álvarez.

La consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, ha acusado hoy al presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, del retraso en la licitación del proyecto del nuevo hospital puesto que éste consideraba que en este periodo "no era oportuno" llevar a cabo la firma del protocolo de cesión de terrenos.

Álvarez ha asegurado que su objetivo era licitar este proyecto antes de final de 2018, hecho que no se ha producido ante la negativa de Bendodo a pesar de que, como ha afirmado, desde la Consejería de Salud le transmitieron que la firma la haría la dirección del Servicio Andaluz de Salud (SAS) cargo que no se encuentra en funciones.

Además, ha comentado que han insistido en llevar a cabo la firma en múltiples ocasiones y por múltiples vías ya que consideraban que "no había ningún inconveniente" y que les parecía importante que la firma la ejecutase el SAS debido al "compromiso mutuo" y el interés de la Junta de Andalucía en no demorar el proyecto.

Ha recalcado que "tiene la esperanza" en que el proyecto siga adelante y que tenga "la menor demora posible", ya que se trata de un trabajo de al menos dos años de profesionales en el que se han tenido en cuenta las tendencias tanto demográficas como asistenciales, lo que ha definido como "datos objetivos y de peso". 

En cuanto al Plan Funcional del centro, Álvarez ha señalado que pretenden que "esté todo preparado" para que cuando se firme el protocolo de cesión de los terrenos se pueda llevar a cabo la licitación del proyecto.

El nuevo hospital, que contaría con una superficie construida de 162 mil metros cuadrados y supondría una inversión de 220 millones de euros, incorporaría los modelos más evolucionados de asistencia sanitaria, lo que lo configuraría como un centro sanitario de alta resolución, basado en un modelo de atención integral al ciudadano.

Salud pretende potenciar las unidades funcionales de diagnóstico y tratamiento, orientando su actividad a la resolución eficaz de los problemas ambulatorios y de urgencias, además de priorizar la accesibilidad de los pacientes con el compromiso de mejorar los tiempos de demora y la reducción de las listas de espera. 

Marina Álvarez ha asegurado que desde el SAS han repasado toda la documentación correspondiente al Plan Funcional del centro, en la que se han comprobado que se cumplan todos los requisitos, los cuales están marcados por la comunidad científica y por el Ministerio, además de las características arquitectónicas.

Ha asegurado que el nuevo centro es un proyecto "muy participativo" en el que en la última fase se han incorporado profesionales de subgrupos, la voz del paciente y de determinadas asociaciones e instituciones relacionadas con la sanidad.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Los datos de listas de espera dan una de cal y otra de arena al SAS
chevron_right
Javier Imbroda, consejero de Educación y Deportes del futuro gobierno