Actualizado: 20:50 CET
Lunes, 16/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Málaga

El Materno de Málaga, saturado por los picos de la gripe según SMM

En los últimos días se han llegado a atender en este centro hospitalario hasta 457 pacientes en 24 horas, cuando la media diaria habitual ronda los 240

  • Materno Infantil de Málaga

El Sindicato Médico Málaga (SMM) ha asegurado que con la llegada de picos de asistencias médicas determinados por la aparición de enfermedades respiratorias propias de esta época y gripe, sumado a la falta de refuerzos que anticipaba el Plan de Alta Frecuentación, los profesionales del Hospital Materno Infantil de Málaga están desbordados.

Según ha explicado en un comunicado el sindicato, en los últimos días se han llegado a atender en este centro hospitalario hasta 457 pacientes en 24 horas, con una media de 400 en la última semana, cuando la diaria habitual ronda los 240.

Asimismo, ha recordado que los pacientes, en estas fechas,
pueden llegar a esperar hasta 30 minutos para que le pregunten qué les pasa en el área de Urgencias, así como que la estancia en el área polivalente del Materno se está prolongando debido al aumento de la demanda, pues las camas de observación y hospitalización se encuentran habitualmente ocupadas.

Por otro lado, fuentes de la Junta de Andalucía han señalado a Europa Press que esta semana se ha activado el Plan de Alta Frecuentación ante el aumento de casos relacionados con patologías respiratorias, para lo que "se han reforzado los turnos y hecho contrataciones para dar una correcta atención".

Desde la Junta han señalado que, por tanto, "no es cierto que las Urgencias estén colapsadas, pero es época de alta frecuentación y todos los recursos del hospital están disponibles, al igual que la plantilla de dicho servicio es la correcta".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Unicaja, ante la difícil misión de seguir invicto frente al líder
chevron_right
No al retroceso en los derechos de las mujeres por la ultraderecha