Actualizado: 16:20 CET
Miercoles, 19/12/2018

Málaga

La previsión de fuertes lluvias mantiene a Málaga en alerta roja

Riesgo extremo con precipitaciones que dejarán 50 litros por metro cuadrado en una hora en puntos de la Axarquía, Sol y Guadalhorcce.

  • Riesgo extremo de lluvia en Málaga.

Las fuertes lluvias previstas para hoy mantienen en alerta roja a la provincia de Málaga. La provincia  tiene aviso rojo (riesgo extremo) por fuertes lluvias que dejarán 50 litros por metro cuadrado en una hora en puntos de la Axarquía, Sol y Guadalhorce.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) advierte de que puntualmente se podrán superar en esa zona los 60 litros por metro cuadrado en una hora o 120 litros en 12 horas en el periodo de vigor del aviso.

Además de la costa malagueña, el aviso por lluvias se ha activado en las provincias de Barcelona y Gerona que se encuentran en situación de riesgo importante y Tarragona y las Islas Baleares, donde desde las 19 horas del martes se han registrado 220 litros por metro cuadrado que se han cobrado cinco víctimas mortales.

En otras zonas de la mitad este peninsular también serán probables los chubascos ocasionales y lluvias que en general serán débiles. En cuanto a Canarias, también se esperan precipitaciones que podrían ser localmente fuertes y que serán menos probables en las islas orientales.

Mientras, en el resto de España este martes predominará el tiempo estable y los cielos poco nubosos, aunque se esperan nevadas débiles en los Pirineos orientales a partir de 2.200 a 2.400 metros de altura.

En cuanto a las temperaturas, señala que subirán en el Cantábrico, Cataluña, y Baleares pero que descenderán en Andalucía y podrían producirse algunas heladas en Pirineos.

Finalmente, los vientos soplará de componente este y serán flojos en general, mientras a Canarias llegarán desde el oeste.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El Festival de Filosofía debatirá sobre nuevas formas de esclavitud
chevron_right
Rescatan a 8 personas de un cortijo en Coín por las fuertes lluvias