Actualizado: 16:31 CET
Viernes, 18/10/2019

Málaga

Pacma inicia una campaña para que Mijas suprima los burro-taxi

El Partido Animalista documentó en 2015 la insoportable explotación a la que son sometidos los burros utilizados como ‘taxis’ en esta localidad de Málaga

  • Denuncian que los animales trabajan los 365 días del año y jamás se les permite tumbarse a descansar

Pacma documentó en 2015 la insoportable explotación a la que son sometidos los burros utilizados como ‘taxis’ en Mijas. Estos animales permanecen atados las 24 horas del día.

Durante el horario laboral, mientras esperan a los posibles clientes, incluso durante horas, los burros están atados a estructuras metálicas instaladas en las paradas, por cuerdas inferiores a 20 centímetros de largo, y, en muchos casos, directamente de la cabezada a la citada estructura. No tienen ningún tipo de libertad de movimiento y no pueden desarrollar de ninguna forma sus necesidades fisiológicas y etológicas.

Durante la noche, duermen atados en pequeñas cuadras (hasta ocho animales en apenas 14 metros cuadrados), con cuerdas de menos de  40 centímetros, lo que sólo les permite comer y beber, sin poder moverse ni tumbarse.

Trabajan los 365 días del año y jamás se les permite tumbarse a descansar. Durante años. Y cuando lo hacen porque están exhaustos, pasa esto:

Las largas jornadas de trabajo a las que son obligados les causan patologías graves y dolorosas en los cascos y en la columna vertebral. El Partido Animalista ya denunció en 2015 ante el Seprona que este servicio de ‘taxi’ con animales vulnera la Ley 11/2003, de 24 de noviembre, de protección de los animales de Andalucía, además de la Ordenanza Reguladora de burros-taxis, burros-carros y coches de caballos en el término municipal de Mijas. Además, Pacma presentó un informe con un análisis veterinario y otro jurídico que demuestra que el servicio de ‘burro-taxis’ de Mijas vulnera la legislación.

El Partido Animalista ha intentado reuniones con el Ayuntamiento de Mijas, pero este se ha negado a recibir a representantes del partido, a pesar de la advertencia de ilegalidad sobre esta práctica y de la tremenda indignación que la explotación de estos animales ha causado.


Pacma continúa insistiendo en la necesidad de prohibir los burro-taxis de Mijas y exige el compromiso del Ayuntamiento, así como la actuación del Seprona para aplicar de forma rigurosa la legislación vigente.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Un 'taxista pirata' cambia la matrícula para eludir a la policía
chevron_right
Esperanza, Dolores y Soledad, a la espera de reencontrarse con Málaga