Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 07/06/2023  

Málaga

El problema de la vivienda calienta la precampaña electoral en Málaga

Conseguir piso de compra o alquiler en Málaga a un precio accesible no es tarea fácil, pues la provincia lidera las subidas de precios en el conjunto de España

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Centro de Málaga. -

La dificultad de acceso a una vivienda se ha convertido en el principal problema de los malagueños, una preocupación que ha monopolizado estos días el debate político en la ciudad, con un duro cruce de acusaciones entre PP y PSOE, en gobierno y oposición, a dos meses de las elecciones municipales.

La precampaña hace días que ha comenzado en Málaga con una clara protagonista, la problemática de la habitabilidad, y nada parece indicar que la intensidad de este debate vaya a aminorar en las próximas semanas, a medida que se acerca la fecha de los comicios del 28 de mayo.

En efecto, conseguir piso de compra o alquiler en Málaga a un precio accesible no es tarea fácil, pues la provincia lidera las subidas de precios en el conjunto de España: la ciudad es ya la sexta capital con un precio de la vivienda más caro (2.166 euros el metro cuadrado) y los alquileres han repuntado casi un 23 % interanual al inicio de año.

En las últimas semanas, el candidato del PSOE a la alcaldía de Málaga, Daniel Pérez, ha utilizado esta subida de precios y la falta de vivienda protegida como arma arrojadiza contra el alcalde Francisco de la Torre (PP), que a su vez ha desacreditado las propuestas socialistas para solventar este problema, como la construcción de 10.000 pisos de VPO.

LA PANCARTA DE LAS 10.000 VPO

Toda esta polémica comenzó el pasado 1 de marzo, cuando Daniel Pérez colocó una enorme pancarta de 900 metros cuadrados en el acceso a Málaga desde Torremolinos anunciando su proyecto estrella para la ciudad: la construcción de 10.000 viviendas de protección oficial con un precio máximo de 150.000 euros.

Pérez considera que hace falta apostar decididamente por la vivienda pública y "poner coto a la especulación", y denuncia que se está produciendo "un éxodo" de malagueños como consecuencia de la falta de acción en materia de vivienda por parte del gobierno municipal.

El PSOE cifra en 7.500 los malagueños que se han tenido que ir de la ciudad en los últimos dos años ante la imposibilidad de acceder a una vivienda.

EL ALCALDE EXIGE CONCRECIÓN

Para el alcalde de Málaga, el veterano Francisco de la Torre, que a sus 80 años aspira a la reelección, el plan en materia de vivienda de los socialistas no es más que "humo", una propuesta "impresentable".

El edil popular remarca que para que las promesas tengan credibilidad han de detallarse cuestiones como en qué terrenos se levantarán esos pisos o cómo se financiarán, y el PSOE, asegura, no lo ha hecho.

"Ese plan tiene unos cimientos absolutamente blandos, inexistentes, no se sostiene en pie", critica De la Torre, que califica abiertamente de "mentira" el planteamiento socialista.

UN PLAN DE VIVIENDA "REALISTA"

El alcalde de Málaga ha presentado en los últimos días un plan de vivienda "realista, que responde a la capacidad de suelo disponible", y que prevé la construcción de 8.900 pisos hasta 2027 en la ciudad: 4.100 viviendas protegidas -2.700 en alquiler (65 %) y 1.400 en venta (35 %)- y 4.800 libres.

Daniel Pérez ha llegado a tachar de "porquería" ese plan y ha dicho que lo que es "impresentable" es que se vayan cada día diez malagueños de la ciudad y haber anunciado en 2011 hacer 13.000 VPO y "haber hecho solo 476".

Desde el año 2000, sostiene el alcalde, Málaga ha construido y entregado 5.286 viviendas protegidas, de las que 2.496 son en régimen de alquiler y 2.790 en propiedad. La inversión total ha alcanzado los 500 millones de euros y ahora se están construyendo 564 nuevas viviendas, la mayoría en alquiler.

QUÉ HACER CON LOS PISOS TURÍSTICOS

El último rifirrafe entre el PP y el PSOE de Málaga ha sido a cuenta de los pisos turísticos.

Los socialistas consideran que la proliferación de estos alojamientos en Málaga ha contribuido a la subida de los precios de la vivienda, por lo que proponen prohibir el alquiler turístico en pisos en toda la ciudad, como ha hecho Palma de Mallorca, limitando esta actividad en chalets independientes, para evitar la especulación y molestias a los vecinos.

Se trata de una medida "poco reflexionada", según el alcalde de Málaga, que ha puesto sobre la mesa su propia propuesta en este sentido: la posibilidad de cobrar un impuesto a los propietarios que tengan más de un piso turístico, lo que él llama "tasa de solidaridad". Los ingresos obtenidos con este impuesto se destinarían a "hacer una política aún más social", principalmente en el ámbito de la vivienda.

Esta idea ha provocado nuevamente las descalificaciones del candidato del PSOE, que ha pedido "contundencia contra los pisos turísticos" y no "chorradas como el impuesto de solidaridad" sugerido por De la Torre.

Quedan más de dos meses para las elecciones de mayo y la campaña se avecina caliente en Málaga. El toma y daca de los dos principales partidos de la ciudad no ha hecho más que empezar. 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN