HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:00 CET
Jueves, 24/05/2018

La tribuna de El Puerto

Feliz Cumpleaños, Trinity School

Qué poco material tuvieron para enseñarles a los primeros alumnos al principio de aquella aventura. Todo era imaginación y esfuerzo

Esta es la historia del nacimiento de una escuela hace 30 años. Recuerdo bien que todo empezó en septiembre de 1987 cuando Trinity School abrió sus puertas al público por primera vez en la calle Antonio Fernández Sevilla, en un humilde piso de 2 aulas y un servicio en la primera planta.

Justo en frente estaba la papelería Oxford vendiendo los libros de texto y los cuadernos para empezar el nuevo año escolar.

Creo que era el mejor sitio para poner una escuela en esa época.

En aquellos días de poco material didáctico, haciendo exámenes a mano, tizas de colores en pizarras de verdad, sin Internet para resolver las dudas. Trinity School empezó su vida usando libros del BBC English y mucha ilusión, nada que ver con el BBC de Madrid, ni con Bodas, Bautizos y Comuniones.

Qué poco material tuvieron para enseñarles a los primeros alumnos al principio de aquella aventura. Todo era imaginación y esfuerzo.

Llegó 1992, año de la Expo, las olimpiadas y de muchos cambios en España y Trinity School se trasladó a un local grande y nuevo de 10 aulas, una cocina y 7 servicios en la calle Ave del Paraíso Nº 6.
Trinity School es la primera y única escuela de Idiomas en El Puerto en sacar la acreditación de centro acreditado del Instituto Cervantes para la enseñanza del español. Además es Centro Oficial de los Exámenes Cambridge de inglés.

Mucho ha cambiado desde aquel año de 1987 en España y en el mundo: la llegada de Internet y los smartphones han cambiado nuestras vidas y la forma de ver el mundo por completo, pero todavía no han cambiado algunas cosas, el trato personal de Trinity School con la gente, su preocupación por hacer un buen trabajo cada día y, lo más importante, su ilusión de enseñar inglés a los portuenses.

Feliz cumpleaños, amigo, y que cumplas muchos más.

David Sier P.
El Puerto

COMENTARIOS