HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 19:13 CET
Viernes, 20/07/2018

La Gatera

El Relato Vasco

Decía Carl Sagan que saber mucho no es lo mismo que ser inteligente porque la inteligencia no es sólo información...

Decía Carl Sagan que saber mucho no es lo mismo que ser inteligente porque la inteligencia no es sólo información, sino que también es análisis, es decir, la manera en que se recoge y maneja la información. Y lo he recordado al cerrar la última página del libro de Mikel Azurmendi, "El relato vasco".

No son muchas las personas que pueden hablar con más información sobre el terrorismo en el país vasco que Azurmendi, pero además su capacidad de análisis, de implicación y sobre todo de sinceridad, nos abre las puertas para que nosotros manejemos esa información y saquemos nuestras propias conclusiones, que a pesar de ser un tema tan mayoritariamente repudiado, no es fácil.

Hace unas semanas hablábamos de la poca información que tienen nuestros jóvenes sobre el terrorismo de ETA. Pero y nosotros, los adultos, ¿qué información tenemos? ¿Qué hemos vivido y qué hemos aprendido?

Mientras el terror imponía su ley, algunos -muy pocos- decidieron romper el silencio cómplice dominante. Y dejaron su testimonio en forma de libros, sobre todo, pero también de películas y otras creaciones artísticas. Sin ese legado intelectual, lúcido y valiente, la paz no habría llegado jamás. ETA fue derrotada por una sociedad hastiada de su ley de plomo y muerte, pero también por esas obras esenciales, que Mikel Azurmendi selecciona, analiza y pondera en el  libro.

Mikel Azurmendi, intelectual vasco que tuvo que salir de su tierra por las amenazas de ETA, dejó la docencia a fin de no impartirla bajo protección y escolta. En una suerte de semi-destierro, la lectura de estas y otras muchas creaciones de autores vascos -y foráneos- le permitió meditar y desgranar las razones de la dificultad para vivir como seres libres en la tierra vasca. Ahí nace la semilla de este magnífico libro que viene a sumarse a la gran obra de Azurmendi.

No basta con alcanzar la sabiduría, es necesario saber utilizarla, dice Cicerón. Por eso les animo que a partir de la lectura de "El Relato Vasco", hagan como con las cerezas, dejen que de un libro quieran saltar a otro, y de otro a otro, y así construir un verdadero dique para preservar su criterio del mal influjo de la ignorancia.

COMENTARIOS