El tiempo en: Andalucía
28/02/2021

Jerez

La historia de un opositor de Jerez cabreado: “Para la Junta no somos nada”

Lo último ha sido ver cómo entran en la bolsa de interinos personas cuyo único mérito fue enviar un correo a una convocatoria exprés para puestos del Grupo A1

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Opositores durante una prueba en una imagen de archivo.
  • El aspirante a los puestos de administradores de gestión financiera remitió una queja al Defensor del Pueblo Andaluz, que ha sido admitida a trámite

Tengo 30 años y llevo cuatro estudiando estas oposiciones; quiero arrancar, pero no me dejan. La Junta de Andalucía no quiere. Es una tras otra y psicológicamente es muy duro porque cada día nos encontramos con algo nuevo”. El que habla al otro lado del teléfono y que prefiere preservar su identidad es un opositor jerezano muy indignado que ha llegado a dirigirse personalmente en una carta al propio consejero de Presidencia, Administraciones Públicas e Interior de la Junta, Elías Bendodo, y al Defensor del Pueblo Andaluz. Esta última institución acaba de admitir a trámite su queja denunciando irregularidades de la convocatoria exprés de la Junta a principios del pasado verano de unas 30 plazas para acceder al Cuerpo Superior de administradores de la especialidad de gestión financiera,  A1.1200, y todo lo que rodea a estos puestos.

Tal y como relata a Viva Jerez, cuando dejó su trabajo en Madrid para venirse a Andalucía, este licenciado en Empresariales y Derecho sabía que tenía por delante mucho sacrificio y muchas horas de estudio a diario para conseguir una plaza del Grupo A1. No le pesaban.  Se suponía que si todo iba bien “tendría la vida resuelta”, y por ello se preparó a conciencia, yendo cada semana a Sevilla a una academia. Con lo que no contaba ni él ni los más de 100 opositores que se encuentran en su misma situación era con las “burradas” que iba a hacer la Junta.

Todo empezó a torcerse el pasado verano y desde entonces los episodios surrealistas no han dejado de sucederse. “A principios de verano la Junta anunció escasez de personal para muchos ámbitos distintos de su administración. Quizás el caso más conocido fue el de los vigilantes de playa. Pues bien, este proceso fue repetido para más sectores de la administración”, señala para referirse también al suyo.

“Hasta aquí todo normal”, indica. La primera “sorpresa” llegó cuando se enteraron de que para acceder a estos puestos sólo se requería mandar un correo electrónico antes que el resto de personas que quisieran optar. “Es decir, que entraba a trabajar el primero que llegase”. Entonces, se suponía, que en ningún momento estas personas podrían acceder a las bolsas de interinos, porque para esto se requería tener exámenes aprobados.

“Estamos hablando de un puesto para fiscalizar un gasto, para trabajar en intervención general. Se requiere cierto nivel de preparación”, precisa. Él pudo enviar ese famoso correo, no a las tres de la tarde, pero sí horas después dentro del plazo de 48 horas que dieron. Nunca le contestaron. Así que el tema quedó ahí y en septiembre hizo el primer examen de los tres de la OEP de 2017-2018. Estaba entre los 236 aspirantes que aprobaron, lo cual les garantizaba que podían trabajar como interino en base a una resolución del pasado mes de octubre.

 Cuando parecía todo solucionado, el pasado 5 de febrero se publicó la bolsa de interinos del Cuerpo A1.1200. No daban crédito. Aquellos que mandaron un correo estaban incluidos dentro de esta bolsa, y los aprobados del primer examen,  ni siquiera aparecían. Bueno sí, en el nivel 5 (el último), mientras que los del controvertido correo estaban en el 3, o lo que es lo mismo, el primero, por delante de él.  “Antes tenía a 30 personas delante, ahora tengo a otras 59 más. “Yo tendría que estar trabajando ya. “No pido nada que sea mío, eso me lo he ganado yo”, critica.

“Desde el colectivo de opositores pedimos que se nos escuche. Llevamos años dedicando nuestro esfuerzo y nuestra vida a optar a estos puestos de trabajo. Y estamos viendo como día a día se nos ningunea, dilatando unos exámenes que corresponden a la OEP de 2017-2018. Nos avisan en muchas ocasiones con menos de 15 días de antelación de nuestra fecha de examen, algo que nos tiene en alerta constante y sin poder organizarnos”.

Como si no tuvieran bastante con esto, “vemos como les dan puestos de trabajo a personas sin preparación, colocándolas por delante. O, como en el caso del grupo C, cada quincena les ponen una fecha nueva para la celebración de su examen”. Una larga lista de situaciones, a la que suman un "examen fantasma" para una persona con Covid en una convocatoria extraordinaria a la que también estaban ajenos, que “nos demuestran que para la Junta de Andalucía los opositores no somos nada. Sin embargo, detrás de cada opositor hay una persona, una familia… y no pedimos más que nos tengan en cuenta”.   

Y es que pese a que los principios básicos del Estatuto Básico del Empleado Público son la igualdad, el mérito y la capacidad, y la Junta de Andalucía “se ha saltado los tres de golpe y sin dar ninguna explicación”. “Sólo queremos lo que es nuestro, y es el derecho a acceder a la bolsa de interinos por delante de quienes no tienen ningún tipo de preparación específica y ni siquiera se han presentado a convocatoria oficial alguna”, como ocurrió con los que remitieron el controvertido correo. Ese fue su “mérito” para entrar en la bolsa de interinos e incluso llegar a trabajar.

Lo tienen claro. No van a parar ni van a dejar de luchar “hasta que se reconozcan nuestros derechos y se realicen nuestros exámenes”.  Por ello, además de denunciarlo públicamente,  como colectivo también se han dirigido a la Dirección General de Función Pública y a la Secretaría General de Función Pública, y han creado una cuenta de Twitter, Unión de Opositores Junta de Andalucía (@UnionOpoJA) para ir dando cuenta de su situación y de las injusticias que están sufriendo en este proceso. “Estamos muy quemados”, concluye.

 

COMENTARIOS