Actualizado: 22:53 CET
Martes, 20/10/2020

Jerez

Un paseo nocturno por los misteriosos rincones del Jerez oculto

Jerez es también una ciudad plagada de misterios. Una ruta nocturna invita ahora a conocerlos adentrándose en las calles de su centro histórico

Los rincones del Jerez Intramuros son los escenarios recorridos por los participantes en esta original ruta

1

2

3

4

5

6

Jerez es una ciudad tan grande como su historia. Esa misma historia que ni muchos de sus propios habitantes conocen a veces y que otros tantos ni se molestan en conocer. Dentro de esa historia que aguanta esta ciudad a sus espaldas, se esconden cientos de anécdotas, de historias que han ocurrido en sus calles y que pasamos inadvertidas cada día.

Muchas de estas historias esconden misterios que pueden llegar a asustar a los más miedosos. Precisamente este tipo de relatos en los que el miedo y el misterio toman un papel protagonista, son las que la actividad Jerez Oculto, organizada por la empresa Rutas Misteriosas pretende recuperar para mostrar a todos los que quieran ver la ciudad desde un prisma diferente.

El guía de estas rutas, Adrián Martínez, dirige un programa radiofónico sobre relatos de terror desde 2015. A raíz de éste, la empresa Rutas Misteriosas se puso en contacto con él para realizar este tipo de rutas en la ciudad de Jerez y que hasta el día de hoy han funcionado con un éxito rotundo. Para realizarlas hay dos opciones; una el viernes, en la que recorremos las zonas colindantes a la Plaza del Arenal y alrededores, y otra el sábado, en la que se hace lo propio con la zona del barrio de San Mateo incluyendo paradas en monumentos y fachadas conocidas de la ciudad, como el Museo Arqueológico, donde se han comprobado sombras y voces en su interior, así como la Catedral y el Alcázar, siendo este último “uno de los rincones más misteriosos y encantados de nuestra ciudad”, según Martínez.

“Estas rutas son de misterio y hay que recordar que el misterio no sólo es el miedo, también engloba la simbología, las leyendas… va mucho más allá”, matiza Adrián, un guía entusiasmado que conoce al dedillo todas las historias que esconden los rincones de Jerez.

Unos rincones por los que pasan estas rutas que llevan funcionando en nuestra ciudad desde julio y son muchos los que ya han pasado por ellas.

Alejandro Bocanegra es uno de los que se han animado a hacer esta ruta. Él relata que lo que más le llamó la atención fue “lo poco que conoces de nuestra ciudad en cuanto a misterio e historia. Pasamos muchas veces por calles o monumentos y no sabemos todo lo que hay detrás de ellos”.


Otra de las personas que ha vivido en primera persona esta ruta es María José Villanueva, quien recuerda que “hace que te transportes a un Jerez de siglos atrás, con otros matices. Veo que paso por calles y que no conozco ni una cuarta partede lo que se ha vivido en esos palacetes, esquinas y plazas. Es totalmente recomendable”.

Sobre este feedback que reciben de los que ya han recorrido las rutas habla Adrián Martínez, que reconoce que “a las personas les gusta mucho las leyendas. Contamos muchas de ellas y además siempre van aderezadas con historias reales que nada tienen que ver con el sitio, pero que llaman la atención y resultan curiosas, como las ocurridas en el Hospital de Jerez, por ejemplo”.

Varias de las personas que ya han pasado por estas rutas, coinciden en que una de las historias más terroríficas es la que cuentan en los estudios de Onda Jerez, donde al parecer ronda el espíritu de una niña que estaba en el orfanato de un antiguo colegio cercano a esa zona y que murió en la Guerra Civil por unas causas muy misteriosas. Según cuenta Alejandro Bocanegra “narran cómo se ha aparecido el fantasma de una niña e incluso nos pusieron psicofonías grabadas allí mismo”. “Yo he estado en el antiguo Güati-güati y no tenía ni idea de esas apariciones, por lo que me sorprendió muchísimo saber de ellas”, comenta Sofía Labrio, quien ha echado de menos algunos casos como los ocurridos en la biblioteca municipal o el antiguo conservatorio, además de varios crímenes cometidos por nuestras calles que espera que “sean incluidos próximamente, junto a experiencias como reportajes fotográficos de sombras, ya que de ser así, me volvería a apuntar sin pensarlo para descubrir estos punto de Jerez ya que ha sido una experiencia maravillosa”.

Una ruta basada en el miedo, en los recovecos que esconde la ciudad de Jerez y que viene a ampliar la oferta de cultura y ocio que existe en nuestra ciudad. Además, se trata de una alternativa muy interesante en la que tendremos que armarnos de valor para conocer todo lo que ha ocurrido por las calles de Jerez. Unas rutas que además seguirán ampliándose con el tiempo para conocer cada vez más rincones de Jerez, una ciudad con una historia negra de lo más interesante.

La ‘otra’ Plaza Plateros

Si de algo sirven estas rutas es para conocer los sitios por los que pasamos diariamente. Uno de ellos es la Plaza Plateros, que guarda un curioso pasado, debido a que en el siglo XV era una de las plazas de las vendedoras. En 1492 se ordena retirar los puestos que allí había por las constantes quejas por el mal aspecto y olor en la plaza. Esto se debía a que allí estaban las picotaso rollos donde se exponían los miembros descuartizados de los ajusticiados en la ciudad. Existía una creencia de que estos volvían del mundo de los muertos para atemorizar a los vivos, por lo que eran expuestos y descuartizados. Una historia que no hace más que vislumbrar el pasado negro que la ciudad de Jerez esconde.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Un jerezano triunfa en el renting de coches on line con su propia startup
chevron_right
El Xerez CD se llevó el trofeo Rafael Verdú