Actualizado: 14:41 CET
Viernes, 29/05/2020

Jerez

Jesús Mantaras: siempre al servicio de Jerez

Desde la Caja de Ahorros fue uno de los responsables de impulsar a la naciente clase media jerezana a nivel económico y educativo. Fue alcalde durante dos años

La llegada del féretro de Jesús Mantaras a la Catedral

1

2

3

4

Jesús Mantaras, en el centro, homenajeado en el Club Nazaret hace tres años.

5

Jerez despidió este jueves a uno de sus antiguos alcaldes, Jesús Mantaras García-Figueras, fallecido este pasado miércoles a la edad de 84 años. Solo estuvo en el cargo dos años, desde 1976 a 1978, pero su paso por el mismo fue un servicio más a la ciudad que le vio nacer y a la que prestó desde su puesto de máxima responsabilidad un apoyo fundamental. Aquí nació, aquí trabajó, aquí se casó, aquí crió a sus siete hijos. Uno de ellos, Federico, sacerdote, ofició este jueves las exequias por su eterno descanso en la Santa Iglesia Catedral, que no pudo acoger, por las limitaciones sanitarias, a la cantidad de personas que quisieron dar el último adiós al jerezanísimo Jesús Mantaras García-Figueras, cofrade que también fue de la Hermandad de Las Angustias, la hermandad de siempre de su familia.

En este sentido, hablar de Jesús Mantaras es hacerlo de la Caja de Ahorros de Jerez. No en balde lideró la entidad financiera más importante de la provincia desde 1966 y hasta 1993 cuando llegó la fusión con la Caja de Ahorros de San Fernando. Desde  1966, desde el emblemático edificio de la Plaza Arenal, impulsó a la naciente clase media jerezana a nivel económico y educativo; abanderó no pocos proyectos sociales y culturales; abrigó el nacimiento del Club Nazaret; abrió las puertas para exposiciones de pinturas o de esculturas, patrocinó mil y un proyectos de todo tipo de índoles, incluyendo ese concurso de Saetas en la Calle que se celebraba desde los balcones de la sede central de la institución; apadrinó el nacimiento de la Facultad de Derecho, esa misma que hizo que Mantaras García Figueras, Jesús, abandonase la Alcaldía a mediados de 1978 por la imposibilidad de ponerla en marcha por problemas institucionales y vecinales; abrió salones culturales y ese auditorio en la plaza de Las Marinas, en el Polígono de San Benito, que fue santo y seña de muchos acontecimientos según Jerez, desde teatros, pregones, asambleas, certámenes musicales, concursos, etéctera.

La Caja de Ahorros de Jerez, de su mano, ayudó al crecimiento de una ciudad que comenzaba a salir de las casas de vecinos para irse a pisos que, en muchos casos, llevaban el aval de la entidad de ahorros. Igual que de su mano se restauraron las zambombas que habían casi desaparecido gracias a esa colección magnífica de Así Canta Nuestra Tierra en Navidad. No fue la única colección que puso en marcha. La discografía y la bibliografía de la Caja fue muy amplia de la mano  de su director general. Como la Facultad de Derecho no fue su única implicación educativa en una ciudad en la que pretendía que sus jóvenes no tuviesen que salir fuera, como lo hizo él para cursar Derecho en Granada, para tener una carrera universitaria.

Hay que recordar que la Obra Social puso en marcha la Escuela de Magisterio y Turismo Monseñor Cirarda en calle Francos de donde tantos y tantos profesionales de la educación  y del turismo salieron. También la Escuela de Graduados Sociales que pasó a convertirse en la diplomatura de Relaciones Laborales a principios de los 90 y se instaló en la antigua bodega de Díez Mérito. Por aquel entonces Turismo tuvo acuerdos con novecientas empresas de la provincia para que los alumnos realizasen prácticas. En 1995 se creó la diplomatura de Trabajo Social y la Caja firmó un convenio, esta vez con la Universidad de Cádiz (UCA) para implantar esta titulación también como centro adscrito.

Economía, educación, cultura y expansión social formaron parte de esa Obra Social de la Caja de Ahorros que fue un ejemplo a seguir como lo fue el nacimiento de la propia entidad, la primera de su clase en España, en 1834. El negocio de la Caja consistía en dar préstamos con el dinero depositado por los ahorradores con la garantía de joyas, vestuarios y otros materiales de valor, teniendo prioridad los préstamos de menor cuantía, que eran los que demandaban generalmente la gente humilde.La creación de la Caja de Ahorros en Jerez tuvo una alta repercusión en España y fue tomada como modelo por los principales promotores del movimiento creador de cajas de ahorros en España. Una Caja de Ahorros de Jerez que Mantaras dirigió también de forma modélica hasta tal punto que fue igualmente clave en el desarrollo urbanístico de ese nuevo Jerez que comenzó a nacer a finales de los 60.

En 1976 fue nombrado alcalde y se fue en 1978 para que Juan Corchado fuese el último alcalde la transisicón democrática. Ya antes Miguel Primo de Rivera, en su etapa de alcalde en esos mismos años 60, llevó a Mantaras al Ayuntamiento para que asumiese las concejalías de Hacienda y Economía.

Condolencias

El Gobierno municipal hizo públicassus condolencias a la familia de Jesús Mantaras García-Figueras, al tiempo que resaltó la pérdida de una de las personalidades más implicadas en el desarrollo económico, cultural y educativo de la ciudad desde los años 60 y figura activa de los primeros años de la transición en Jerez.

      El PP también mostró su pesar tras el fallecimiento del ex alcalde Jesús Mantaras, y lamentó la pérdida de “un hombre bueno, de un jerezano que trabajó mucho por Jerez”. n

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El Club Nazaret abrirá sus puerta el lunes
chevron_right
La aerolínea alemana Condor retoma sus vuelos a Jerez