Actualizado: 09:35 CET
Martes, 02/06/2020

Jerez

El uso del transporte público se reduce un 95% durante el confimiento

Rubén Pérez agradece a la ciudadanía de Jerez el respeto a las recomendaciones de usar el autobús sólo cuando sea ineludible

  • Imagen de uno de los autobuses de gas comprimido.

El delegado de Movilidad y Seguridad, Rubén Pérez, ha hecho balance de las medidas puestas en marcha desde el inicio del estado de alarma en el servicio de transporte urbano, en cumplimiento del Real Decreto y de las medidas establecidas mediante resoluciones de Alcaldía.

El responsable municipal ha subrayado “la conciencia cívica de la población y el respeto absoluto a las recomendaciones sobre el uso de los autobuses, que se ha traducido en una bajada en torno a un 95% sobre los usuarios habituales en estas mismas fechas del año 2019”.   

Desde el pasado 16 de marzo, primer día laborable desde que el Gobierno decretó el estado de alarma, y en cumplimiento de la Resolución de Alcaldía que entró en vigor ese mismo día, el servicio de autobuses urbanos es el propio de días festivos, con 5 retenes en inicio sólo de jornadas laborables, registrándose desde entonces un volumen medio de usuarios de 887 viajeros por día, siendo el de los sábados de 516 y los domingos de 269, “unos datos que vienen a demostrar una vez más, el comportamiento absolutamente responsable de los jerezanos y jerezanas para proteger su propia salud y la todos”, señala del delegado de Seguridad y Movilidad, Rubén Pérez.

Estas cifras registradas son equivalentes a la reducción que según el Gobierno se viene experimentando en la movilidad registrada en transportes ferroviarios, aéreos o por carretera en todo el territorio del Estado español.

Como datos generales, entre el 16 de marzo y 6 de abril se han contabilizado un total de 16.549 viajeros, mientras que en el mismo periodo del año anterior se contabilizaron 346.434 lo que supone una diferencia de un 95,22%. “La ciudad ha bajado considerablemente el ritmo de movimiento y eso se está notando de manera ostensible en el transporte urbano, los ciudadanos han tomado conciencia de la prioridad de proteger la salud por encima de todo, y eso ha provocado en este descenso brusco en su uso, tanto en ciudad como en la zona rural”, ha explicado Rubén Pérez, destacando la efectividad de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento en relación a este servicio.

Balance de medidas

Cabe recordar que, incluso antes del estado de alarma, el Gobierno local aprobaba una serie de medidas, entre las que figuraba la recomendación de utilizar el bus sólo cuando sea imprescindible. La citada Resolución de Alcaldía de 15 de marzo establecía, además del reajuste del mismo, enumeraba los casos en que se podía usar el servicio y se estableció la obligatoriedad de pagar con bonobús, así como una serie de normas de prevención y de seguridad. Para el transporte de pedanías se acordó mantener el horario, así como medidas de prevención.

Días después, el Ayuntamiento reforzaba estas medidas limitando el acceso de los usuarios por la puerta trasera del vehículo. Todas las normas de uso de los buses publicadas hasta la fecha han sido resumidas en carteles informativos que se distribuyeron por marquesinas, interior de vehículos y en la Oficina de Atención al Usuario, y difundido en redes sociales. 

Otros reajustes del servicio han sido la creación de un servicio de autobús para el Hospital de Jerez en horario de 22.20 horas todos los días a la semana para la salida del personal sanitario que sólo va bajando a personas en las distintas paradas habilitadas; y más recientemente, la modificación del itinerario de la línea 13 para adaptarla a las necesidades de la población tras el cierre de centros de salud; y la modificación, también provisional, del itinerario de las líneas P6 y P7 del transporte a la zona rural para acercar a los usuarios de centro de salud de Montealegre, ahora cerrado, al de la Milagrosa al que han sido derivados.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
El campo se rebela contra las medidas del Gobierno central
chevron_right
El SAS envía dos médicos y enfermeros al geriátrico de La Marquesa