Actualizado: 09:27 CET
Miercoles, 01/04/2020

Jerez

“No se puede competir en precio, hay que competir en calidad”

El vicepresidente del Patronato de Turismo, José María Román, reivindica la calidad del turismo en la provincia y su oferta complementaria

  • José María Román

La provincia batió en 2019 su récord en visitantes, pernoctaciones y gasto medio de turista, que es, de los tres, tal vez el más relevante. Sin embargo, el año cerró con retrocesos de visitantes procedentes del mercado alemán, tan importante para la provincia, lo que ha terminado por afectar a los hoteles, campos de golf, y al propio aeropuerto de Jerez, que tanto depende de ese mercado, así como del británico, ahora también marcado por el Brexit. De todos estos asuntos hablamos con José María Román, vicepresidente del Patronato Provincial de Turismo, una semana después de la celebración de Fitur, para conocer el balance de las gestiones desarrolladas en Madrid y su propia visión de cara al sector turístico para el corto y medio plazo.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

¿Cómo está el sector de cara a este 2020?

–Hay preocupaciones latentes por el Brexit y por la situación de Alemania. Venimos además de vivir la quiebra de Thomas Cook y eso se ha dejado notar en el último trimestre de 2019. Pese a todo, nosotros ya nos pusimos a la tarea, al ver que los datos no iban a ir bien, y en septiembre firmamos un acuerdo con Horeca para la promoción de la provincia en Alemania con una aportación de 200.000 euros. Fitur, en cambio, nos ha dejado muy buenas sensaciones, con una amplia presencia de ayuntamientos y comarcas, y realizando presentaciones temáticas. Ha habido buenos contactos con aerolíneas para abrir conexiones con Jerez, tanto a nivel nacional como internacional, así como la buena predisposición de Renfe para reforzar el tráfico ferroviario con la provincia, ya que el Alvia se está convirtiendo en un elemento muy usado.

Habla de contactos con aerolíneas, ¿qué nos puede concretar?

–Quiero ser prudente. Estamos en el tránsito de que se materialicen las cuestiones abordadas en esas reuniones.

Pero con aspiraciones a que el aeropuerto abra mercados con qué conexiones...

–Hemos hablado de conexiones con otros puntos de España y dentro del ámbito internacional estamos interesados en el mercado italiano, y en ampliar vuelos procedentes de Suiza, Reino Unido, Alemania... Esas líneas de trabajo están ahí y parece que van a salir.

¿Cuándo pueden fructificar las negociaciones con aerolíneas?

–Vamos a intentar trabajar bien las conexiones con Alemania para la próxima campaña de otoño invierno y para 2021 está previsto todo lo demás.

Hay dentro del sector turístico una llamada de alerta por el regreso a la estacionalidad, que es lo que se viene combatiendo durante los últimos años, ¿está de acuerdo?

–No exactamente. Lo que pasa es que puntualmente hemos tenido un episodio muy duro, que ha sido el Brexit y la caída de Thomas Cook. Esto no es siempre así. Los últimos meses han estado marcado por esto. Además, ha surgido la tranquilidad en el Mediterráneo y la caída de la inestabilidad, y esos destinos, que son muy baratos, compiten de forma extraordinaria con España. La lección ahí es que no se puede trabajar para competir en precio, sino para competir en calidad. En ese sentido, los destinos más caros no se han visto dañados por ese tema. Y los informes están ahí para reconocerlo. Aquellos destinos que han invertido en hoteles, en infraestructuras y en actividades complementarias, como destinos de calidad, no se han resentido por esa competencia, y esta provincia es bien reconocida en ese sentido, y a través de diferentes hitos, como puede ser la gastronomía, o el haber sido reconocida por Lonely Planet  o los artículos en el New York Times. Todos esos son elementos que nadie podía pensar que podían ocurrir y que son sumamente importante para todos.

Ustedes han pedido entrevistarse con el consejero de Turismo, pero, sobre todo porque ¿cree que hay un problema con la promoción del destino?

–Hay que seguir posicionando el destino, porque por más que uno crea que el destino es conocido, hay que promocionar, traer touroperadores que conozcan la provincia. Y tenemos que hablar también del turismo residencial, no sólo de las pernoctaciones en hoteles. Hay que trabajarlo todo muy bien.

A los que han pedido la ampliación de la pista del aeropuerto, Aena dice que no es necesario, ¿está de acuerdo?

–He hablado con el director del aeropuerto, y dice bien cuando apunta que para la oferta que tenemos hoy no es preciso. Es necesario incrementar el número de vuelos, pero de cara a futuro tenemos que trabajar con una línea donde los vuelos del turismo que venga de América y China es muy importante, porque son espacios a conquistar, y ahí es muy importante el aeropuerto. Hoy a lo mejor no es preciso, porque no vienen los aviones, pero se están haciendo gestiones con países de Sudamérica y hay que estar preparados para que podamos recibirlos en el aeropuerto. Hay que tener en cuenta que nosotros no estamos compitiendo con la Costa del Sol ni con ningún otro destino, sino creando un destino con sello propio, de calidad, que vende naturaleza. Cuando hablamos de Selva Interior Cádiz hablamos de un chip que tiene instalado la gente en la cabeza, que es Cádiz, Medio Ambiente, Naturaleza, Vivir y Relajarse, y no es un espacio asociado al balconing ni nada parecido. Y ese tema nos permite trabajar en un segmento económico que genera mucho gasto económico por día y que genera mucho empleo. Eso es lo que buscamos.

¿No cree que sea necesario establecer una mesa en la que estén los empresarios, la Diputación, la Junta, Ayuntamientos, Aena... para abordar estas cuestiones? ¿Hay ya diálogo suficiente?

–El diálogo existe, y yo me reúno con todos, ya sea a través de las convocatorias que hace el Patronato y a las que acude quien quiere, o a través de encuentros personales, como hago por ejemplo con Aena.

¿Cómo ve el medio plazo del turismo en la provincia?

–Hay un contexto que es en el que sabemos que nos tenemos que mover. Ya he dicho que si tratamos de pelear en precios el futuro no nos va a ser muy amigo porque hay otros que compiten mejor que nosotros. Nosotros tenemos que competir en calidad, en producto y en oferta complementaria. La provincia creo que está viviendo importantes cambios al respecto y se está produciendo una muy buena sinergia entre empresas y administraciones, pese a las lógicas diferencias. En este sentido, es fundamental sacar a flote el buen rendimiento del aeropuerto de Jerez, hay que incrementar las conexiones ferroviarias con la provincia y la planta hotelera tiene que continuar cogiendo calidad y aumentando la diversificación de la oferta complementaria. Sin olvidar que quién iba a pensar que Jerez iba a tener dos restaurantes con estrella Michelín, o que Ángel León iba a tener un restaurante en El Puerto con tres estrellas y otro con una estrella en Chiclana. Ese marco es muy importante porque aparece un turismo de gastronomía.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Jerez necesita un ‘showrunner’
chevron_right
El sector turístico, entre el optimismo y la incertidumbre