Actualizado: 17:27 CET
Lunes, 23/09/2019

Jerez

"La de Jerez es la Semana Santa de mis sueños"

Pablo Baena admite sentirse todavía abrumado tras su nombramiento como pregonero y ante las muestras de cariño "sincero" recibidas en estos últimos días

  • Pablo Baena, pregonero de la Semana Santa de Jerez.

Es natural de Bornos, pero desarrolla su vida cofrade en Jerez a pesar de que trabaja como docente en un instituto de Sevilla. Pertenece a las hermandades de La Sed y la Sacramental de Santiago, profesa gran devoción a la Esperanza de la Yedra y es vestidor de varias imágenes marianas. En la noche del pasado jueves fue nombrado pregonero de la Semana Santa de Jerez de 2020, un encargo que le llegó por sorpresa y curiosamente cuando se encontraba ante María Santísima de la Concepción. 

Se trata de Pablo Baena, que todavía no ha terminado de asimilar el honor con el que ha sido distinguido. 

¿Cómo recibió el encargo de pregonar la Semana Santa de Jerez?

–En ese momento estaba en la Hermandad de las Viñas y recibí una llamada telefónica. Me quedé sorprendido y abrumado porque realmente no sabía si me estaban ofreciendo lo que yo creía que me estaban ofreciendo, pero a una cosa así no se puede decir que no. Recibo a su vez este regalo como un ejercicio de gratitud hacia Jerez, que es la ciudad que tiene la Semana Santa de mis sueños.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

¿A partir de ahí cómo se han sucedido estos primeros días?


–Estoy tremendamente agradecido y feliz, porque las muestras de cariño sincero que he recibido de la gente son increíbles. El primer día tuve que cargar cuatro veces la batería del teléfono móvil. No sabía que esto pudiera tener tanta trascendencia.

¿Se ha situado ya mentalmente en el escenario del Teatro Villamarta?

–El otro día me enviaron una fotografía de la fachada del teatro y me entró cierto vértigo, pero no me ha dado tiempo de mucho más. Ahora mismo estoy abrumado y muy agradecido.

Ha asistido en numerosas ocasiones al Pregón como espectador. ¿Toma alguna inspiración de esos pregones?

–Ahora mismo de lo único que estoy seguro es de que quiero ser yo mismo, porque en caso contrario el ejercicio retórico que supone dar un pregón me resultaría a mí mismo extraño. No quiero estar allí como un postizo, porque lo que pretendo es contar la Semana Santa que veo y en la que participo, y eso sólo lo vivo yo. No sé cómo va a ser el pregón, porque no he tenido tiempo ni de pensarlo, pero sí sé que hay cosas que tengo que contar, porque son cosas que no he visto en ningún otro sitio y que están en mi interior, y eso es maravilloso.

¿Quién es Pablo Baena?

–Pues Pablo Baena es un bornicho de pura cepa que ha dedicado la mayor parte de su vida a las cofradías, porque es el ámbito en el que he aprendido a rezar y en el que he conectado con lo trascendente. Trabajo en Sevilla dando clases de Secundaria, pero siempre paso la Semana Santa en Jerez y la mayoría de la Cuaresma también. Jerez es la ciudad en la que vivo todo lo referente a las cofradías durante todo el año.

Y tiene experiencia en los atriles...

–Al ver el currículum que han publicado estos días me he dado cuenta de la cantidad de pregones que he dado. A veces ocurre que estas cosas se viven con tanta intensidad que uno no repara en ello. Son experiencias efímeras, que duran lo que duran, pero son muy gratificantes, porque te vinculan a personas, a hermandades, a la Iglesia en definitiva.

Desarrolla buena parte de su vida cofrade en el sitio en el que a mucha gente le gustaría estar, muy cerquita de la Virgen. Puede ser incluso el primer vestidor que pregone la Semana Santa de Jerez...

–No sé si soy el primero, pero lo que sí tengo claro es que estar cerca de la Virgen es un premio. Siempre digo que la Virgen es la suerte de los cristianos católicos, porque no sé cómo se plantea su vida un protestante. Nosotros tenemos la suerte de tener ahí a una madre que siempre está y te recibe. Y ciertamente tener un vínculo de intimidad con la Santísima Virgen es una experiencia espiritual muy gratificante. Pero no me gusta la sublemación de ciertos sectores de la Semana Santa, porque la Semana Santa la hacemos entre todos y todo el mundo es importante. La Semana Santa es hermosa porque es un arte efímero que al mismo tiempo no caduca, y eso también ocurre en el terreno espiritual, porque la gente pasa y la Semana Santa sin embargo permanece.

Pertenece a dos hermandades de Jerez, La Sed y la Sacramental de Santiago, pero ¿cuáles son sus devociones?

–Es complicado, pero todo el mundo conoce la devoción expresa y profesa que tengo a la Esperanza de la Yedra. Podría nombrar a muchas más y sería cómodo quedarme con las imágenes más señeras, que son las primeras que conocemos quienes venimos de fuera, pero curiosamente son hermano de una hermandad cuyas imágenes son contemporáneas... 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Juventud convoca la III Muestra de Cortometrajes ‘Proyecta Jerez’
chevron_right
Alan toca la campana tras ganar la batalla a la leucemia en Jerez