Actualizado: 22:58 CET
Miercoles, 23/10/2019

Jerez

El comité del Consorcio de Aguas denuncia falta de diálogo con el ente

Los representantes de los trabajadores insisten en que el servicio de abastecimiento pasa por sus peores momentos

  • Imagen de una estación depuradora.

El comité de empresa del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana (CAZG) ha lamentado que el comité directivo de este ente y su presidente, Víctor Mora, no haya atendido todavía la solicitud de reunión que le ha sido cursada para abordar las deficiencias en la gestión que se vienen observando. 

Los trabajadores recuerdan que han transcurrido ya más de 10 años desde que el CAZG se hiciera cargo de las competencias en materia de abastecimiento en alta a la denominada zona gaditana,en los cuales, esta nueva administración pública, debió configurarse, dotarse de recursos humanos suficientes, estructurarse como un instrumento eficaz en la gestión del ciclo integral de agua, acercando la misma a los usuarios.

Sin embargo, pasado el tiempo el comité entiende que el CAZG ha adoptado vicios de administraciones avejentadas y sus gestores le han privado de unas fases de desarrollo, más que deseables,  necesarias para el crecimiento saludable de un proyecto que, al menos en su origen, fue motor de ilusión para todos los que creemos en la gestión pública del recurso agua.

La plantilla del Consorcio percibe de forma alarmante que la realidad hoy día es bien distinta a la razonablemente prevista cuando nació la entidad y hace que, en la actualidad, el servicio de abastecimiento pase, desde el punto de vista de los trabajadores que día a día lo hacen posible, por sus peores momentos

Hay un largo etcétera de menoscabos o desgastes que, o bien son fruto de insolvencia organizativa y/o política de sus responsables, o bien obedecen a una estrategia de forzar la ineficacia en la gestión pública directa de este servicio público esencial, para así propiciar posturas favorables a la privatización del mismo.

En ese largo rol se evidencia que somos muchos menos trabajadores que en aquel junio de 2008 en que se asumieron las competencias;empleo más precario, con del 50% de temporalidad; incumplimiento de la legislación sobre horas extras, hasta la  indecencia si se tienen en cuenta los índices de paro; turnos dobles para poder atender las instalaciones; devaluación profesional de la plantilla;conflictividad judicial;no recuperación de derechos suspendidos; deterioro de las relaciones laborales hasta tal punto que suponen una falta de respeto a los trabajadores y a los derechos de estos; incumplimiento de los acuerdos alcanzados; ni siquiera los de movilidad por razón de salud; cesión ilegal de trabajadores; actitudes de presunto acoso laboral sin resolver; negación de derechos de información; prácticas antisindicales; inveracidad en informes a la autoridad laboral y por la judicatura social; estado deplorable de las instalaciones, incompatible con su finalidad de producción de agua para consumo humano;...


Por todo ello los trabajadores del CAZG, reunidos en Asamblea General celebrada el pasado día 21, hemos acordado por unanimidad adoptar una serie de medidas que incluyen si es necesario la movilización de la plantilla, para hacer visible la realidad por la que atraviesa la entidad, con el único propósito de reivindicar actuaciones que reconduzcan el proyecto consorcio, adoptándose soluciones que permitan una gestión adecuada, normalizada y eficaz para dar respuesta a las exigencias de calidad y servicio que demanda la población gaditana, que actualmente entendemos comprometida.

En ese sentido, y en evitación de extremar las actuaciones, solicitamos a Víctor Mora Escobar, presidente del organismo, y a los miembros del Comité Directico, máximo órgano de gobierno y administración ordinaria del consorcio, celebrar una reunión para hacerles sabedores de la situación actual y exponerles las preocupaciones del colectivo.

Lamentablemente, la entidad consorcial se ha negado a tener dicha reunión al no considerarla de obligación legal, negando el diálogo y demostrando su más absoluto desprecio hacia los trabajadores del CAZG lo que, con toda seguridad, cerradas las puertas del diálogo por estos designados políticos, no dejará más caminos a los trabajadores que la movilización sindical,de cuya posible repercusión en la prestación del servicio hacemos únicos responsables a su presidente y a los órganos responsables de la entidad consorcial.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
AFE pidió la carta de libertad de Sergio Narváez
chevron_right
La Unidad de Radioterapia ha atendido ya a un millar de pacientes