Actualizado: 21:10 CET
Sábado, 31/10/2020

Jerez

Sánchez justifica las inversiones previstas en el aeropuerto de Jerez

No comparte las tesis del último informe de Competencia porque entiende que se debe intervenir pensando en el futuro

  • Aeropuerto de Jerez

La alcaldesa, Mamen Sánchez, se mostró este miércoles contraria a las advertencias realizadas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a propósito de las actuaciones previstas por AENA y el Ministerio de Fomento en el aeropuerto de Jerez.

Sánchez admitió que “es verdad” que hay aeródromos próximos -como los de Sevilla y Málaga- a los que podría derivarse el tráfico aéreo al que Jerez aspira, pero advirtió de que la ciudad y la provincia también tienen necesidades de ampliar sus horizontes.

La regidora mostró en todo caso “respeto” por la postura adoptada por Competencia, pero “lógicamente” no la comparte.

Sánchez reconoció que el aeropuerto puede seguir creciendo con las infraestructuras de que dispone en la actualidad, pero advirtió también de que “hay que pensar en el futuro”. “Tenemos que pensar que igual que hace tres años el aeropuerto estaba bajo mínimos, ahora está viviendo también un periodo de crecimiento y una obra de estas características no se hace en tres días, por eso es necesario tener un Plan Director y la previsión de que esa obra se pueda hacer”, apuntó la alcaldesa.

A Mamen Sánchez sí le parece “excesivamente elevado” el coste que se imputa a la ampliación de la pista de aterrizaje en 900 metros, que rondaría los 45 millones de euros y que es una de las cuestiones en las que incide Competencia.

La primera autoridad municipal avanzó en cualquier caso su deseo de abordar esta cuestión con el Ministerio de Fomento una vez que se constituya el nuevo Gobierno de España y haya interlocutores. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Jerez acogerá una inversión de energía solar de 100 millones de euros
chevron_right
Cruz Roja reabre una sede pensada para el siglo XXI