Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 04/02/2023  

Andalucía

La mitad de los ambulatorios andaluces, en riesgo de sufrir agresiones

Dicho riesgo no está tanto en función de los incidentes sufridos sino más por las medidas de seguridad, personales y tecnológicas

  • El centro de salud de Los Barrios. -

Entre un 5 y un 10 % de los centros sanitarios tienen riesgo alto de que su personal sufra agresiones de pacientes o familiares, y más de un 40 % un riesgo medio, según la clasificación elaborada por los interlocutores sanitarios de la Policía Nacional y la Guardia Civil, una figura que cumple un año.

En una entrevista con Efe, el inspector de la Policía encargado en Sevilla de esta interlocución con los profesionales sanitarios, Domingo Cabrera, explica que dicho riesgo no está tanto en función de los incidentes sufridos sino más por las medidas de seguridad, personales y tecnológicas, con las que cuentas los centros, más bien escasas en los ambulatorios y mayores en los hospitales.

Pese a ello, en este primer año, uno de los incidentes más graves se produjo el pasado 27 de diciembre en un hospital sevillano, el Virgen del Rocío, donde el familiar de un paciente ingresado la emprendió a patadas y puñetazos con un médico por no atender a sus exigencias, y fue detenido días después, ya que desde la reforma del Código Penal de 2015, los profesionales sanitarios son autoridades y agredirles está tipificado como un delito de atentado.

No son los casos más frecuentes, pues desde la puesta en marcha de la figura del interlocutor sanitario en Sevilla, Cabrera sólo recuerda dos detenciones en la capital y los siete grandes municipios competencia de la Policía Nacional, con un total de 150 centros censados, públicos y privados, incluyendo ambulatorios, hospitales y clínicas dentales u oftalmológicas.

En este primer año, una de las principales labores de Cabrera y su homólogo en la Guardia Civil, el teniente Fernando León, ha sido formar a los profesionales para prevenir y reaccionar ante estas situaciones.

En una charla ofrecida esta semana en el Colegio de Médicos de Sevilla, la coordinadora de las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales del SAS, Nuria Queralto, cifró en 460 casos las agresiones, sobre todo verbales, sufridas en el 2018, un centenar más que el año anterior.

Cabrera alerta de que sus estadísticas suelen ser menores porque no incluyen "actitudes incívicas" sino sólo "hechos constatables denunciables", que tampoco todos son perseguibles penalmente.

Sí lo son las amenazas, injurias, coacciones, agresiones físicas y lesiones, siendo estas últimas las menos usuales.

Tener vías de escape en las consultas, no dejar encima de las mesas de médicos y enfermeros objetos punzantes o cortantes y técnicas de "contención verbal" ante un usuario alterado son las recomendaciones del inspector, que aconseja que ante un paciente "nervioso" y "agresivo", se atienda su demanda pero "paralelamente" otro compañero "vaya llamando a la Policía, y si luego queda en nada, bien".

Los incidentes son más comunes en la atención primaria (el SAS las cifra en el 64 %) y en los centros de salud con urgencias de 24 horas, porque en los hospitales suele haber vigilantes de seguridad y sistemas telemáticos, y aunque se producen casos como el del Virgen del Rocío, intervienen enseguida los vigilantes y el agresor fue identificado por las cámaras.

Los ordenadores de los centros públicos cuentan también con un sistema de alerta conectado con el resto de computadoras del mismo centro, si bien los profesionales y la Policía proponen instalar "botones del pánico" en las consultas conectados a una Central Receptora de Alarmas que contacte con la Policía.

La formación también incluye a los conductores de ambulancia y profesionales que atienden urgencias en la calle y domicilios, a quienes Cabrera recomienda que en caso de desplazarse a una zona conflictiva, den el aviso a la Policía.

La ubicación del centro sanitario o la presencia habitual de usuarios conflictivos son otros criterios que se tienen en cuenta a la hora de clasificar un centro como de riesgo alto, por cuyos alrededores se patrulla y se mantiene contacto con la Policía Local.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN