Actualizado: 12:39 CET
Domingo, 24/06/2018

Jerez

Malestar entre los regantes por el lastre de la subestación

Asaja arremete contra la Comunidad por su gestión y habla de “pérdidas”, y el presidente de los regantes dice no tener constancia de las quejas y que hay riego

  • Un agente interviniendo en la extinción del incendio

El pasado mes de febrero, el incendio en la subestación eléctrica Las Majadillas, en Cuartillos, dejó sin suministro de agua a más de 1.700 regantes y a una superficie de más de 11.000 hectáreas, y provocó la búsqueda de soluciones alternativas, ya que la reparación de las instalaciones se iba a prolongar hasta más allá de este verano.

Entre las primeras medidas se aprobó la eliminación de la discriminación horaria del riego y la instalación de grupos electrógenos en las estaciones de bombeo, a la espera de que Endesa facilitara el suministro eléctrico provisional desde otros puntos de sus redes. Sin embargo, pese a que la compañía ya ha terminado las obras para realizar esa conexión a cuatro estaciones de bombeo, el suministro sigue sin llegar “por culpa de la burocracia”, lamenta Jacinto Carrasco, presidente de la Comunidad de Regantes del Guadalcacín, quien, de hecho, ayer conversó con el viceconsejero de Agricultura para que mediara ante Endesa y acelerara la llegada del suministro eléctrico, a la espera a su vez de que acaben las obras de apoyo para otras tres estaciones de bombeo.

A la preocupación de la junta de la Comunidad de Regantes hay que sumar a su vez la de los propios regantes, que ayer emitieron un comunicado a través de Asaja en el que se criticaba la gestión de la situación durante los últimos cuatro meses.

Según la organización agraria, “se han registrado pérdidas en el tomate para la industria y los agricultores ven peligrar cultivos que están en el campo”, por lo que “urgen una solución definitiva y duradera, y exigen que cesen los apaños que se vienen realizando”. Del mismo modo, también critican que el caudal acordado “les devuelve a tiempos antiguos”, ya que consideran que es “insuficiente”.

Asaja va más allá y dice haber detectado “falta de eficacia y de comunicación” para con los regantes, por lo que ha reclamado “una solución urgente y definitiva ante la posibilidad de la pérdida de más contratos”.

A este respecto, el presidente de la Comunidad, Jacinto Carrasco, ha rechazado ambas críticas, tanto las relativas a las pérdidas de cúltivos, como las concernientes al riego. Según exponía ayer a este periódico, “no tengo constancia alguna de quejas de los regantes por pérdidas en los cultivos y, por supuesto, no hay cultivos sufriendo por falta de agua”. Sí reconoce que “podíamos estar regando mejor, pero es imposible hacerlo a pleno rendimiento porque no está la subestación eléctrica”. En cualquier caso, insiste, “a día de hoy está todo el mundo regando casi igual que la campaña pasada”.

Carrasco asegura, por otro lado, que solo hay cortes puntuales de agua por mantenimiento, así como da constancia de la rotura de una tubería junto a Torrecera, que se registró hace dos fines de semana, y que precisó de una solución provisional hasta que interviniera la Consejería de Medio Ambiente para poder reanudar el suministro, pero más allá de esos casos “puntuales” no ve justificadas las críticas realizadas ayer desde la organización agraria.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad Ai