Actualizado: 23:30 CET
Sábado, 26/05/2018

Jerez

Vuelve el calor a las aulas

Lo del abanico de papel que lo practiquen los políticos que lo aconsejan, lo mismo ahorramos apagando los aires acondicionados de sus puestos de trabajo

Están subiendo las temperaturas y los centros escolares son los únicos edificios públicos andaluces sin aire acondicionado. El pasado año, las AMPAS, salieron en manifestación para reivindicar los climatizadores. Su reclamación fue oída por el parlamento andaluz. En febrero se aprobó el proyecto de ley de bioclimatización de las aulas. Se aprobó por mayoría absoluta, los únicos que votaron en contra fueron los del PSOE, los que tenían que llevarlo a cabo. Se comprende la falta de impulso que lleva el proyecto. Ni siquiera el tres por ciento pactado para estas fechas se ha llevado a cabo. El tres por ciento urgente aún está pendiente, deberían corearle a la presidenta. No sé si lo oiría porque ya tiene los oídos calientes por otras tantas deficiencias en educación y sanidad. A la jefa nacionalista andaluza hay que estar recordándole constantemente que es de izquierdas, porque su gobierno falla en la defensa de lo público.

En el norte a nadie se le ocurriría decir que la calefacción es un lujo, pues la climatización en los colegios en el largo verano andaluz es un lujo para el PSOE, que no lo votó porque no la consideraría necesaria. Sólo por humanidad, los colectivos de riesgo, ancianos y niños, deberían estar protegidos de las altas temperaturas. Qué lejos está este PSOE andaluz del de Zapatero que repartió ordenadores para reducir la brecha digital.

Sus recortes son tan similares a los del gobierno central del PP que diríase que son la misma cosa. Habrá que recordarles que invertir en lo público es lo propio de la izquierda para que reparen donde se están situando. Sólo les queda imitarles diciendo que la calidad de la enseñanza no depende de las inversiones que se hacen en ella. Unas clases bien equipadas mejoran la calidad de la enseñanza y la temperatura idónea es fundamental para favorecer la atención del alumnado.

Lo del abaniquito de papel que lo practiquen los políticos que los aconsejan, lo mismo ahorramos apagando los aparatos de aire acondicionado de sus puestos de trabajo, que la solidaridad empiece por arriba.

Aunque el año esté siendo benévolo en cuanto a temperaturas y por ende con Susana que ya tiene a bastante gente protestando, las temperaturas ya empiezan a subir y volverá a tener a los padres en las calles. mientras en las aulas, sus hijos volverán a sentirse como en una granja de pollos.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai