Actualizado: 12:39 CET
Domingo, 24/06/2018

Jerez

La plantilla de Urbaser augura un 2018 negro en limpieza

Según el comité, entre este año y el próximo habrá 52 vacantes más sin cubrir, sin contar las sobrevenidas por fallecimiento, enfermedad u otras circunstancias

Cargando el reproductor....
  • Avisan de que las situación en las barriadas empeorará en las fiestas navideñas al reforzar la limpieza en el centro

La plantilla de Urbaser, concesionaria encargada de la limpieza viaria y la recogida de residuos sólidos urbanos en Jerez, vaticina un año 2018 horríbilis en el servicio por las nuevas vacantes sin cubrir “con nombres y apellidos” que tiene ya contabilizadas entre lo que va de año y el que viene. En total, según apunta el presidente del comité de empresa, Carlos Conesa, tienen controladas 52, entre prejubilaciones y jubilaciones, pero si el dato de por sí es consistente, no contempla las bajas sobrevenidas (fallecimiento, enfermedad o resoluciones del tribunal médico, entre otras cuestiones). “Estamos hablando de 52 trabajadores menos, más lo que no se puede prever”, resalta sin ocultar su preocupación por el desmantelamiento del servicio, que ha ido a más desde el verano.


Aún así, tomando como referencia los 452 operarios a los que ascendía la plantilla de Urbaser en 2013 frente a los 350 actuales para ilustrar  la evolución del déficit de personal, Conesa tiene claro que   si ahora mismo el suspenso en  limpieza en la ciudad está en boca de todos, lo peor está aún por llegar. “En 2018 es cuando verdaderamente va a costar trabajo realizar el servicio”, sentencia. Una problemática a la que añaden el mal estado de los vehículos, que llevan años sin reforzarse con nuevas adquisiciones.


Por otro lado, las fechas que se aproximan tampoco van a contribuir a aliviar esta situación, sino todo lo contrario. Tal y como  indica, en los últimos años la celebración de la campaña navideña y el auge de las zambombas llena de reuniones multitudinarias el centro de la ciudad y sus inmediaciones. Sin embargo, este aumento de visitantes que vienen expresamente a disfrutar de estas citas típicas jerezanas en los últimos años, no se manifiestan en más personal.

“Que se lo tomen en serio”
En el comité de empresa tienen asumida esta realidad.  “No se va a contratar absolutamente a nadie”, señalan, pues la contratación de eventuales siempre se ha ceñido a los grandes eventos como la Semana Santa, el Mundial y la Feria. Sin embargo, no pasan por alto que hay nuevos añadidos, como son el hecho de que el servicio antes no estaba tan mermado como ahora, y que las concentraciones de personas para vivir las zambombas jerezanas no eran tan numerosas. “Nunca han contratado personal para las Navidades. pero al reforzarse la limpieza en el centro se dejará otros puntos, como las barriadas de la periferia”, señala.


Les consta que tanto el Gobierno local como el resto de partidos de la oposición (PP, Ganemos, C’s e IU), con los que se reunieron el pasado jueves, están al tanto de su situación, pues salvando el caso del PP, con todos se sentaron poco antes del verano de forma individual. El “orden del día” fue hablar de los próximos  Presupuestos de 2018 y conocer cuáles eran las propuestas que iban a presentar las agrupaciones.


Si bien, como apunta el presidente del comité, todas las formaciones mostraron su compromiso a apoyar un incremento del presupuesto de la limpieza para el próximo año, también tiene claro que los 400.000 euros previstos por el PSOE en su propuesta, tal y como les anunció el delegado municipal de Sostenibilidad, José Antonio Díaz, “son totalmente insuficiente teniendo en cuenta los 4,5 millones que se han quitado, aunque desde el 2014 no hayamos tenido ningún aumento de la partida”. Por ello, les pide que “se tomen la limpieza en serio”.


Sea como fuere, a día de hoy no entra en los planes del comité convocar medidas de presión. “Si quieren tener la ciudad sucia, es lo que hay, nosotros vamos a respetar lo que firmamos hasta el 2019, pero lo que queremos dejar claro es que la plantilla no pide ni aumento de sueldo, ni mejoras económicas, ni ninguna otra cosa que no sea la mejora del servicio para la ciudad porque con el personal que hay ahora mismo no se puede”.

Conscientes del enfado vecinal

Al comité le consta el malestar de los vecinos de las barriadas. No acuden con la frecuencia que deberían “porque vamos a donde nos mandan”. Aseguran que hay compañeros que han vivido algún desencuentro con los ciudadanos a pie de calle. “Estamos en las redes todo el día, pero hacemos los recorridos que nos mandan. El otro día un señor intentó agredir a un barrendero porque nunca iba por allí”.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiAndaluca InformacinAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad Ai