Actualizado: 09:59 CET
Jueves, 19/04/2018

Jerez

La coordinadora del nuevo instituto prepara protestas

Creen que “si hay voluntad” se podría adelantar los plazos para que el nuevo centro abra el próximo curso

  • Una imagen de la reunión de este martes.

Más de un centenar de padres de los alumnos de Sexto de Primaria de los CEIP San José Obrero y El Membrillar, así como de los alumnos de la sección del nuevo instituto de la zona de La Granja aprobaron ayer con el apoyo de la Flampa (Federación de Asociaciones de Padres y Madres) iniciar movilizaciones por la demora en el inicio de las obras del nuevo instituto. En el transcurso de la asamblea de la coordinadora constituida para  agilizar al máximo posible los plazos para que el instituto sea una realidad, los padres dieron luz verde a  la hoja de ruta que seguirán a partir de ahora, a la que tienen que poner fecha, para dejar claro a la Junta de Andalucía que “no estamos de acuerdo con la solución que se nos da”, manifiesta la presidenta de la Flampa, Geli Sánchez, en referencia al Plan ‘B’ expuesto la semana pasada por la delegada territorial de Educación, Remedios Palma.

"Dos años de prestados en un colegio es una pasada. El hacinamiento no es bueno”


Como se recordará, la Junta ha optado por concentrar en aulas del CEIP San José Obrero y dos módulos prefabricados -que deben de instalarse de nuevo- a  los 175 estudiantes del Membrillar y del CEIP San José Obrero. Este alumnado, sumado a los de las cuatro unidades de la nueva sección que ya funciona en El San José Obrero,  debían estrenar las nuevas dependencias el curso que viene. Eso no ocurrirá, salvo cambios de última hora, al menos hasta el curso  curso 2019/2020, después de que la Administración andaluza haya retrasado un año más la apertura del centro, cuyas obras está previsto que se liciten en enero, según los nuevos plazos aportados por la Administración andaluza. Un planteamiento que a las familias les cuesta entender, sobre todo teniendo en cuenta que la licitación de la redacción del proyecto fue en marzo.

“Había cinco meses. ¿Por qué nos emplazan hasta junio?”, se pregunta Sánchez, que cree que hay demasiados interrogantes, a las que se une la trayectoria que por separado arrastran el San José Obrero y El Membrillar. Al primero le ha costado casi una década que su proyecto de ampliación se haya materializado, y el segundo tampoco lo ha tenido fácil. Por ello, la coordinadora peleará no solo para que los plazos se vayan cumpliendo sino para ganar tiempo. “El Presupuesto de 2018 de la Junta aún no se ha aprobado, todo es una cuestión de presupuesto, y recordemos que El Membrillar prácticamente se hizo en tres meses”, añade Sánchez, que asegura que los padres van a poner toda la carne en el asador. “Si hay voluntad se puede hacer”, señala la presidenta de la Flampa tras advertir de los perjuicios que acarreará la solución provisional de la Junta. No quieren que se repartan a los alumnos en otros centros,  sino que el nuevo esté para el curso próximo como siempre se dijo.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin