Actualizado: 17:22 CET
Sábado, 14/12/2019

Jerez

El personal de Urgencias llega a atender unos 300 casos al día

Critican que la dirección del Hospital “utiliza la observación como una planta de hospitalización” y solicitan el aumento de la plantilla con hasta cinco facultativos más

  • Sala de espera para familias

Facultativos del Servicio de Urgencias del Hospital de Jerez han remitido un escrito a la gerencia del centro hospitalario y a la responsable del Servicio de Urgencias en el que detallan la “gran presión asistencial” que están padeciendo durante las últimas semanas a causa de la falta de personal que atienda consecuentemente los casos que reciben a diario y que, “últimamente” superan la cifra de los 300.
El documento, al que ha tenido acceso este periódico y que ha sido desvelado por el periodista Álvaro Ojeda a través de su perfil de facebook Mundo Ojeda, se subraya que “el volumen de pacientes que se atiende en este servicio es, a todas luces, inasumible e inmanejable. Atendemos diariamente entre 250 y 300 urgencias, y últimamente más de 300 bajo una falta de medios humanos y un importante déficit arquitectónico, lo que lleva, aunque lo nuestro sea vocacional, a una situación de miedo y ansiedad laboral”.
Los firmantes del documento reconocen que la aunque la situación “es algo habitual”, en los últimos meses -prosigue el escrito- la “sobresaturación es brutal. Tenemos una observación llena al 120% casi por sistema, con una estancia media muy elevada que en ocasiones llega a las 48h, algo inadmisible por los profesionales, ya que además de no dar abasto, no se garantizan las condiciones de habitabilidad, higiene y medios humanos. La dirección del hospital utiliza la observación como una planta de hospitalización, lo que genera en las familias una falta de confianza y la pérdida total de la intimidad, y un considerable retraso en la valoración de los especialistas correspondientes. Además en situaciones de sobresaturación, que vivimos prácticamente a diario, se utilizan salas de espera como improvisadas salas de tratamiento, con una ubicación distante en el servicio y una supervisión mínima… circunstancias que atentan directamente contra la seguridad del paciente, abocando clara y previsiblemente a situaciones muy peligrosas para la Salud Pública. Situaciones, todas éstas, conocidas por la dirección de este centro, que objetivamente depararán problemas y situaciones conflictivas”.
En este sentido, hacen alusión a la existencia de “varias situaciones desagradables de las que nosotros no podemos, bajo ningún concepto, hacernos responsables, porque no son secundarias exclusivamente a la praxis profesional sino que son provocadas por una carga asistencial desmesurada, y facilitadas por la falta de previsión”.
En sus conclusiones, exponen que consideran “prioritario adecuar el número de personal del servicio para poder afrontar con garantías suficientes el volumen de pacientes y la tutela de los residentes. Aunque no solucionaría el problema en su totalidad, el aumento de plantilla de entre 4-5 facultativos mejoraría ostensiblemente la calidad asistencial y aseguraría la correcta tutela de los residentes”.
Asimismo, reivindican “una relación más cercana” con la dirección gerente, ya que entienden “depararía muy buenos resultados en un corto espacio de tiempo”; además de plantear una “pequeña pero imprescindible remodelación arquitectónica de las instalaciones para adecuarse correctamente al Plan Andaluz de Urgencias”.

Críticas al Plan Andaluz de Urgencias

Buena parte de las críticas del escrito se centran en el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE), que fue implantado “de forma brusca y sin consensuarlo con los profesionales de Urgencias”. En este sentido, censuran  la “falta de sensibilidad” de la dirección gerente para adaptarlo de “la manera más óptima a nuestro medio, lo que nos hace pensar que las razones de su implantación son políticas, sin tener en cuenta al personal del servicio”, ya que lo que ha conseguido el PAUE es “poner sobre el tapete déficits flagrantes de nuestro servicio”. Entre ellos se apunta al de personal, ya que según el citado Plan, “por regla de tres”, el Hospital de Jerez debería tener contratados 33,1 facultativos, “sin embargo disponemos en plantilla de tan solo 25 facultativos”.
Además, citan que “estamos obligados a atender una consulta de niveles básicos y otra de traumatología, de modo que los pacientes graves son asumudos por un adjunto y dos residentes”.

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La adicción a los móviles, la nueva droga del siglo XXI
chevron_right
La gripe bajará en tres semanas del umbral epidemiológico