Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 09/08/2022  

Jerez

“Hay gente que con una buena lotería se le quitaba la depresión”

La Fundación ANAED alerta del aumento de la depresión en los más jóvenes por la falta de empleo y un mal uso de la redes sociales. Con la crisis, hay padres de familias que acusan esta enfermedad por no poder dar de comer a sus hijos

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado que la depresión será la tercera causa de discapacidad en el mundo en el año 2020. Ni queda tanto ni a nadie le resulta lejana esta enfermedad. Uno de cada cuatro españoles padecerán un problema de salud mental a lo largo de su vida, y la crisis ha acusado más que nunca esta patología. Como explica José Ramón Pagés, coordinador de la Fundación ANAED (Asociación Nacional de Ayuda al Enfermo de Depresión), el entorno del paciente y los problemas económicos además de la competitiva vida actual y la crisis de valores en la que asegura que la población está inmersa son factores externos que pasan factura a los jerezanos para salir adelante. Son las llamadas depresiones exógenas, más en auge que nunca.
“Hay gente que con una buena lotería se le quitaba la depresión porque están agobiados porque no tienen dinero para dar de desayunar a su hijo, comprarle ropa, comprarle los libros...estas circunstancias pueden provocar una depresión en toda regla”, explica Pagés. De igual manera, el boom de las redes sociales (Facebook, Twitter...) también pueden agudizar una depresión en todas las edades, pero especialmente entre la gente joven, si no se sabe separar la “ficción” de las redes sociales de la realidad y tiene una percepción errónea de los amigos que comparte en Facebook. “Las redes sociales están muy bien inventadas pero un abuso de ellas, como está ocurriendo, nos pueden crear un problema, sobre todo en la gente joven. Se fían de todo y a se piensan que tienen muchos amigos en la red, y a lo mejor es así, pero luego no tienen con quien tomarse un café y compartir las experiencias”, relata Pagés.
La falta de empleo también es el gran problema de la gente joven una vez que termina su carrera universitaria o un módulo de formación. Los datos son preocupantes, ya que en sus últimos estudios el Instituto Nacional de Estadística apuntaba a que la segunda causa de muerte entre los jóvenes entre 15 y 29 años era los suicidios, y no los accidentes de tráfico como puede pensarse. Esta situación sumada al consumismo impuesto por la sociedad, en la que la felicidad se mide por el número de posesiones tampoco ayuda. Todo lo contrario, cada día hay más depresiones exógenas -causadas por factores externos- que endógenas -hereditarias, responden a un problema hormonal o dar la cara de buenas a primeras. Desde ANAED, con sede en Jerez (Avda. de Arcos S/N ) y con más de medio centenar de usuarios, recomiendan ante todo ponerse en manos de profesionales y no automedicarse ni acudir al médico de cabecera  para que se receten ansiolíticos. El coordinador de esta fundación cree que se trata de una cuestión de educación social por no normalizar ir al psicólogo de la misma forma que se va al otorrino. Cuidado también con los niños pequeños. Como asegura este especialista, la depresión puede darse en cualquier edad y hay bebés con meses que la pueden sufrir desde incluso su gestación “Si las madres no están felices y tienen un trastorno mental se lo van a trasladar desde pequeño”, apunta.

TE RECOMENDAMOS