Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 17/05/2021

Jaén

Las reservas turísticas crecen en la provincia de Jaén con la ‘apertura’

Para julio, la previsión de reservas en apartamentos y casas rurales se sitúa en torno a un 55% y, en hoteles, en un 45%, yen agosto crece hasta el 70%

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Durante una visita guiada por parajes naturales de la capital, con la empresa Cláritas Turismo.

Tras el primer fin de semana de apertura de la movilidad interprovincial en la Comunidad Autónoma, desde la Asociación de Empresas de Alojamientos de Jaén reconocen que la demanda de reservas “se ha incrementado, pero no lo suficiente como para abrir los establecimientos que están cerrados”.

Así lo reconoce su presidente, José Ayala, que asegura que van a esperar al próximo 9 de mayo, ante la incertidumbre sobre el levantamiento del Estado de Alarma. En la provincia, permanecen cerrados un 40% de los establecimientos de alojamiento turístico. “No tienen fecha de apertura prevista”, adelanta. Lo más preocupante es que un 10% de los establecimientos “no volverán a abrir, se encuentra en quiebra o en concurso de acreedores”, lamenta.

Para antes del verano, las reservas “se están notando muy poco, por debajo de la media de viabilidad”. Sin embargo, para la campaña de verano hay “bastantes reservas”. A partir de finales de junio, se notará más el incremento de reservas, “en mayor índice en apartamentos y casas rurales y, en menor medida, en hoteles”. Dice: “No hay mucha diferencia, pero continua la tendencia de elegir casas rurales y apartamentos”.

“En principio, la clientela tiene ya pensadas sus vacaciones de verano. Principalmente serán los parques naturales de Cazorla, Segura y Las Villas. También Sierra Mágina. No es época para ciudades, donde se darán más visitas que pernoctaciones”, explica.

Para el mes de julio, la previsión de reservas para destinos vacacionales en apartamentos y casas rurales se sitúa en torno a un 55% y, en hoteles, en un 45%. En agosto crece la previsión, llegando al 70% en casas rurales y apartamentos; y en hoteles, en torno a un 60%.

Ayala confirma que el crecimiento de reservas “se está viendo en Úbeda y Baeza y algo también en la capital jiennense, donde las estancias son más cortas, ya que los viajeros eligen irse de la ciudad en busca de naturaleza y espacios abiertos”. Explica que esperan una estancia media de entre uno y dos días en ciudades; mientras que en destinos como los parques naturales, la estancia superará los tres días.  

De cara al verano, las reservas las están realizando viajeros de todo el país, no exclusivamente de Andalucía por las restricciones actuales. “Los clientes habituales de la provincia de Jaén conocen el destino. Saben que los hoteles y las casas rurales y establecimientos son pequeños, no macro-complejos como en la costa. Lógicamente, quieren asegurarse su plaza, por su confianza en este destino, y hacen la reserva con mucha antelación, aun corriendo el riesgo de cancelar conforme vayan acercándose la fecha”, señala.

La oferta turística de la provincia de Jaén “supera con creces la demanda de los viajeros jiennenses”. Lo han comprobado en el Puente de Andalucía y durante la Semana Santa. “El sector turístico de Jaén no puede vivir sólo de los viajeros de Jaén”, afirma.

En verano, en torno a un 6% de los visitantes que llegan a la provincia son extranjeros. “Nuestro cliente es turista nacional, en un 94%. El turista extranjero, al haber una demanda internacional, provoca que en los destinos de costa no hagan una competencia desleal, vendiendo por debajo del coste y sacando ofertas que un pequeño hotel de Jaén nunca podrá sacar. Lo que nos preocupa es que hagan competencia desleal vendiendo por debajo de coste”, espeta.

Jaén siempre ha sido una provincia “competitiva” en precios, “de las más económicas para viajar”. Los precios para estancias de 1 a 3 noches, reconoce, “no se pueden ajustar porque llevan toda la vida ajustados”. Sin embargo, se está promocionando la larga estancia, con descuentos a partir de una semana o una quincena. “Cuanto más días, la estabilidad para el sector es mayor”, apunta. “En calidad precio, Jaén siempre ha sido competitiva, tanto en alojamiento como en restauración y gastronomía”, afirma. Prevén que la provincia de Jaén “se mantendrá como el verano pasado, que a nivel nacional, fueron los destinos más buscados”, explica. En 2020, Jaén demostró que es una “provincia segura, rodeada de naturaleza”. Apunta: “Todos los establecimiento han sabido adaptarse y este año será mejor, por la experiencia en calidad y seguridad sanitaria que tenemos, además de las acreditaciones de destino seguro”.

En el sector están haciendo un “esfuerzo muy grande” por comercializar. De hecho, la semana pasada tuvieron una bolsa de contratación en IFEJA y acudieron “en masa” los empresarios jiennenses. Este miércoles, 5 de mayo, comienzan unas jornadas del sector turístico de Andalucía en Madrid, de comercialización y contratación, con touroperadores y agencias extranjeras. “Jaén ha ocupado el cupo de plaza que la Juta de Andalucía puso a disposición de la provincia”, confirma.

Ayala apunta que “a medio plazo, se va viendo un poco de trabajo para el sector”, pero las ayudas que tanto demanda el sector, todavía no están llegando como para que las empresas se mantengan. “El miedo, que es lo que ya está sucediendo, es que cuando se pueda empezar a trabajar, muchos negocios ya no existan para poder trabajar. Se traduciría en una pérdida de empleo importante para una provincia que realmente está sufriendo emigración y pérdida de población. Nos preocupa que esas ayudas lleguen tarde para muchas empresas. Muchas ya no van a tener opción a esas ayudas porque deben a Hacienda, a ayuntamientos y a la Seguridad Social. Llevamos un año y un mes sin trabajar. Lo importante es que no sigan cayendo y necesitamos esas ayudas y no impuestos como los que exige la Administración, que no se pueden pagar porque no hay ingresos. Ahora tenemos los recibos del IBI, que para algunos hoteles supone pagar más de 20.000 euros. Es inviable. Sin condonar impuestos y tasas, la Administración va a hundir a muchos establecimientos y sociedades”, termina.

COMENTARIOS