Actualizado: 23:55 CET
Lunes, 14/10/2019

Jaén

San Ildefonso tendrá listos sus columbarios a finales de enero

El proyecto arrancó en septiembre de 2017 y este año pondrá a disposición de los jienenses 2.000 columbarios para urnas cinerarias y dos cenizarios

Estado actual de la obra de los columbarios.

1

El párroco Pedro Ortega señalando los columbarios, bajo el camarín de Nuestra Señora de la Capilla.

2

La basílica menor parroquia de San Ildefonso tendrá listo sus columbarios y dos cenizarios comunes en la cripta del templo, bajo el camarín de Nuestra Señora de la Capilla, a finales del presente mes de enero. Así lo ha confirmado a VIVA JAÉN el párroco, Pedro Ortega, reconociendo que “ha sido un proceso largo porque la basílica está catalogada como Bien de Interés Cultural”.

El proyecto arrancó en septiembre de 2017 y este año pondrá a disposición de los jienenses 2.000 columbarios para urnas cinerarias. La obra ha sido financiada por la parroquia y ha supuesto una inversión de 200.000 euros. “El proyecto nació a petición de los jienenses, que tienen un especial cariño a la Virgen de la Capilla. La parroquia tenía unos fondos económicos y decidimos hacer la inversión”, reconoce Ortega.

Por el momento, alrededor de cien familias ya han manifestado su deseo de depositar las cenizas de sus seres queridos en columbarios de la cripta de la basílica. La cripta ya fue reformada y limpiada en la década de los ochenta. A la obra de la zona de los columbarios se ha añadido el adecentamiento de la zona antigua de enterramientos, con nichos que han sido acondicionados. “Teníamos la infraestructura fundamental hecha, que eran los arcos de piedra, y eso nos animó a sacar adelante el proyecto”, confirma.

El espacio de la urna cineraria en el columbario cuesta 800 euros, por cincuenta años, pero pueden caber cuatro urnas y el coste será de alrededor de 3.000 euros, en este caso. “A los cincuenta años, si la familia no dice nada, los restos se depositarán en los cenizarios”, explica el párroco, sitos en los laterales de la entrada a la cripta, por la calle Vicente Montuno.

El coste del cenizario común por difunto será de 200 euros. “La cuestión económica no será un inconveniente”, explica Ortega.

Del total de ingresos, el 21% se destinará al IVA para el Estado, el 20% a las parroquias con necesidades y el resto se destinará a los fondos de la basílica de San Ildefonso y sus necesidades.


El Obispado ya ha aprobado un reglamento que recoge las condiciones de uso de los columbarios destinados a contener las urnas cinerarias. “Cualquier ciudadano que lo desee, podrá descansar aquí”, dice.

El párroco confirma que se habilitarán unos días para que la zona sea visitable. “Cuando termine la obra, dejaremos unos días para que los jienenses conozcan el espacio. En el momento en el que hayan restos de difuntos, se mantendrá un horario fijo, quizás un día a la semana para abrirlo al público”, adelanta.

Las catacumbas de San Ildefonso son visitables desde 2012.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El parking de La Constitución, en breve
chevron_right
Jaén pierde otra librería