Actualizado: 23:01 CET
Miercoles, 14/11/2018

Jaén

Piden más vigilancia por la “alarma social” en el Carmen de Michelena

El alcalde reclama mayor presencia policial ante la “inseguridad ciudadana” denunciada por los vecinos

  • Protesta de trabajadores del Centro de Menores, en febrero pasado

El alcalde de Jaén, Javier Márquez, ha solicitado por escrito a la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, y a la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, un incremento de la presencia del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) y de la Policía Adscrita en el entorno de la Plaza de Santa María como consecuencia de los problemas que se han estado ocasionado en la zona y que desde el Ayuntamiento se vinculan con la saturación del Centro de Menores Carmen de Michelena, ubicado en la plaza de los Naranjos. Un centro que en las últimas semanas tiene una ocupación que duplica su número de plazas lo que, según han denunciado los sindicatos, está provocando  “roces” y tensión entre los usuarios y los propios trabajadores.

La portavoz del equipo de gobierno local, Reyes Chamorro, justificó ayer la petición de mayor vigilancia policial en base a las “muchas” peticiones de vecinos que se han recibido en el Ayuntamiento alertando de “problemas ocasionados de forma puntual por algunos jóvenes del Centro de Menores Carmen de Michelena, y que han ocasionado alarma social así como una sensación de cierta inseguridad ciudadana a la que hay que poner freno”. Chamorro indicó en un comunicado que “los propios vecinos de la zona nos han trasladado que sólo son algunos menores y en casos puntuales los que ocasionan problemas al resto de los ciudadanos, sobre todo a raíz de haberse masificado este centro dependiente de la Junta de Andalucía”. Desde el gobierno local consideran que “debe haber una actuación coordinada entre la Policía Local, CNP y Policía Adscrita para incrementar su presencia en el entorno de la Plaza de Santa Maria” ya que “tenemos que solventar esos problemas de actos incívicos y delictivos que denuncian los vecinos”.

El sindicato CSIF denunció hace días que el centro de protección de menores Carmen de Michelena estaba sobreocupado, generando un problema al personal que allí trabaja y a los menores, ya que teniendo una capacidad máxima de 21 personas, ha llegado a tener hasta 35 menores”. Para Reyes Chamorro, es necesario “garantizar la seguridad y la tranquilidad de los vecinos de este barrio”, y de ahí la petición de más vigilancia.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
chevron_left
Los contenedores móviles llegan al conjunto histórico
chevron_right
La Escuela de Idiomas crece en grupos en horario matinal