Actualizado: 23:47 CET
Viernes, 21/09/2018

Editorial Jaén

Un premio que dejará un antes y un después

El alcalde de Jaén fue recibido hace dos semanas por el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu

  • Márquez y Netanyahu

Da la sensación de que ni la opinión pública, ni la publicada, es consciente aún de la importancia y de la repercusión que para la ciudad de Jaén va a tener el Premio Internacional a la Paz y a la Concordia Hasday Ibn Shaprut. Hace dos semanas el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, recibió al alcalde Javier Márquez en Jerusalén para que le explicara los detalles de un premio que lleva el nombre de uno de los judíos más ilustres de la Historia, jienense, y que ha reunido a todas las confesiones religiosas en un jurado que posiblemente podría estar presidido por la Casa Real. El galardón reconocerá cada año a un personaje internacional de gran repercusión y muy pronto se conocerá el primero. Estamos hablando de unos premios, que con el paso de los años, podrían convertirse en una especie de Príncipe de Asturias, pero a la contribución a la paz y la concordia en el mundo. Lo que comenzó con un reconocimiento justo a Hasday Ibn Shaprut, ilustre judío jienense del siglo X recuperado del olvido por la Asociación Iuventa, que debía haber sido la que representara a la sociedad jienense en el jurado, el alcalde lo ha convertido en todo un hito para esta ciudad y eso es algo que habría que reconocer y aplaudir. Jaén debe reinventarse y la puesta en marcha de este premio internacional es una iniciativa mayúscula. Siempre será mejor que nos conozcan por un premio mundial que por un lema reclamando que existimos.  

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nAndaluc�a Informaci�n Publicidad AiAndaluca InformacinPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�nAndaluca Informacin