Actualizado: 02:33 CET
Jueves, 18/07/2019

Jaén

La tasa municipal para alojar en albergues públicos no prospera

Los ayuntamientos no quieren cobrar por ocupar plazas públicas y discriminar entre quienes pueden pagar y quienes no, por lo que son flexibles...

  • Imagen de archivo de inmigrantes ante el centro de transeúntes.

La respuesta de los ayuntamientos a la aprobación de una tasa pública para poder cobrar por el alojamiento en el albergue u otro tipo de instalaciones a trabajadores y empresarios, al margen de los tres días gratuitos regulados, para solventar problemas de alojamiento de los temporeros, ha sido prácticamente nula en la provincia.

Fue una de las propuestas que se planteó en el Foro Provincial de la Inmigración para que nadie que llegue a Jaén para la campaña de recogida de la aceituna duerma en la calle, para evitar asentamientos y para dar respuesta a quienes vienen por determinados días y no encuentran un piso en alquiler.

El precio orientativo marcado por el Foro fue de cinco euros por día, si era sólo alojamiento, y de siete euros diarios, si se incluía el desayuno y la cena. Sin embargo, no ha prosperado.
Esta situación, según el director de Cáritas Diocesana, Rafael López-Sidro, responde a que “nadie está dispuesto a cobrar por el alojamiento en un espacio público” y ocupar así plazas creando un “trato discriminatorio entre quienes pueden pagar y quienes no”.

Los ayuntamientos se ciñen a que tienen que cumplir el reglamento, es decir, tres días de ocupación.
Entonces, ¿cuál es la repuesta? En el caso del Ayuntamiento de la capital, la edil de Asuntos Sociales, Reyes Chamorro, reconoce que esa propuesta “podría ser un buen recurso, pero no para ocupar plazas gratuitas, sino para instalaciones independientes al dispositivo de inmigrantes”.

Chamorro reconoce que el Ayuntamiento es flexible ante “casos excepcionales” y permite una estancia mayor a los tres días estipulados. “En casos de una bajada pronunciada de las temperaturas, por ejemplo, no vamos a permitir que nadie duerma en la calle habiendo plazas libres”, dice Chamorro.

El director de Cáritas Diocesana reconoce que hay gente durmiendo en la calle, ocupando cajeros que no dejan para entrar sólo tres días en un albergue, por lo que López-Sidro solicita que la estancia se pueda prolongar mientras los albergues estén abiertos. Y es que se trata de un “problema social, más que laboral”, refiriéndose a que “llegan muchas personas sin trabajo y que siguen teniendo que dormir en la calle”.  Por ello, Cáritas pide  disponibilidad de pisos para alojarlos con sus recursos propios.


Por el momento, los ayuntamientos de Alcalá la Real y Villanueva del Arzobispo han abierto un ‘albergue paralelo’ en el que se alojan trabajadores, pagando una tasa.

Ante casos excepcionales

El dispositivo de inmigrantes de Jaén  dispone de 170 camas y ofrece desayunos, comidas, cenas, ropa de abrigo, productos de higiene personal, menaje  y billetes de autobús a otras localidades, en caso de no encontrar trabajo en la capital.

Por el momento, no se ha llenado, y  la previsión es que queden plazas libres si se atiende al aforo, con un 30% menos de recogida de aceituna. “Hay casos excepcionales en los que se puede ampliar la estancia. Es posible siempre que estemos coordinados con las ONGs”, dice Chamorro.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Lince, valor añadido para Jaén
chevron_right
Ya se han robado alrededor de 15.000 kilos de aceituna