Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 14/06/2021

Matrícula de deshonor

Formación

Siempre he entendido la formación como un aprendizaje que va más allá del conocimiento, siendo este saber un complemento inherente para dicha finalidad

Publicado: 08/06/2021 ·
13:20
· Actualizado: 08/06/2021 · 13:20
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
  • Formación.
Autor

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG

Siempre he entendido la formación como un aprendizaje que va más allá del conocimiento, siendo este saber un complemento inherente para dicha finalidad. Formarse en cualquier materia desde mi perspectiva requiere de dotarse de herramientas e instrumentos necesarios para solventar las dificultades que el día a día puede generar en cualquier profesión, siendo dicha formación una continua actividad que lleva toda una vida.  

Hace unos días concluí uno de esos cursos de empresas conocidas que se ofertan a través de plataformas digitales en el que prometen una formación interesante, que particularmente levantó mi curiosidad. Era el segundo curso que realizaría sobre Community Manager y estaba deseando profundizar en esta materia desde una perspectiva más práctica que lo auto-aprendido en internet, donde puedes encontrar material suficiente pero sin un guía práctico que marque las pautas a seguir para su verdadera aplicación dentro de la amplia utilidad que implica este actual concepto.

Desde el inicio observé carencias importantes, sobre todo por la inexistencia de formadores con los que poder contrastar, dialogar o expresar lo aprendido, aunque fuese a través de correos, única forma de comunicación que no llegué a utilizar ni para leer el típico mensaje mecanizado de bienvenida. Dicha supuesta formación cerraba temas con un examen final tan incongruente como arcaico, que me resultaba tan inútil como confuso y que tras el décimo tema y su respectivo examen tipo test, obtuve el absurdo certificado para enmarcar en mi ‘egoteca’ personal por saber quién fundó tal plataforma, años y, sí me apuran, teléfonos de contactos.

Evidentemente, no he aprendido nada que no supiera o que no hubiese leído en la red, pero un papel con firma y sello de una empresa mediante una obligada transferencia me certifica que tengo conocimientos sobre ello sin que ellos me conozcan a mí. Pero lo verdaderamente triste fue observar cómo miles de personas estaban realizando dicho curso con la ‘titulitis’ por las nubes, esperando con ello arañar décimas que puntúen para cualquier puesto donde la información obtenida sólo es una parte de una formación mal entendida que, particularmente, no termino de entender. Lo de aprender lo dejamos para otra ocasión.

 

COMENTARIOS