Actualizado: 21:32 CET
Viernes, 13/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Huelva

"No nos plantemos otra cosa que no sea gobernar"

Rafael Gavilán, candidato a la Alcaldía de Huelva el próximo 26 M, analiza con Viva Huelva las propuestas de Mesa de la Ría

  • Rafael Gavilán.

Hace 16 años Mesa de la Ría nació en Huelva como plataforma ciudadana con el claro objetivo de cambiar el modelo de ciudad. Para conseguirlo, el colectivo dio el salto a la política y logró que el abogado Rafael Gavilán (Huelva, 1969) llevara su voz al Ayuntamiento de Huelva en las pasadas elecciones municipales. Orgulloso de los avances conseguidos en esta legislatura, Gavilán afronta ahora unos nuevos comicios con la intención de dar el paso decisivo en el proyecto de futuro que Mesa de la Ría sueña para Huelva.

Sin la referencia de las elecciones generales y autonómicas ¿en qué basan sus previsiones para las municipales?

– Está claro que las elecciones municipales son distintas, son las más cercanas, se tiene muy en cuenta a las personas que se presentan, su historial. Tenemos esperanza y estamos convencidos de que los resultados de Mesa de la Ría van a ser muy positivos porque así lo palpamos en la calle. Yo creo que la ciudadanía de Huelva ha reconocido y sabe valorar el trabajo que hemos desarrollado durante este mandato y así lo va a mostrar el próximo 26 de mayo.

¿Qué resultado espera conseguir el 26-M?

– Nosotros no nos planteamos otra cosa que no sea gobernar. Estamos convencidos de que esa transformación integral y estructural que propugnamos para la ciudad tiene que ser de la mano de Mesa de la Ría. No sé si de manera directa o a través de pactos con alguna formación pero nosotros aspiramos a gobernar la ciudad desde la Alcaldía.

¿A qué estaría dispuesta Mesa de la Ría en el caso pactos?


– Nosotros, no tenemos líneas rojas, no tenemos ningún problema para hablar con cualquier formación política. En todo caso tendrán que ser las demás formaciones políticas las que se planteen si quieren llegar a acuerdos con Mesa de la Ría porque nuestras posturas en algunas cuestiones son inamovibles. Nosotros apostamos porque tiene que haber una transformación estructural de Huelva, del modelo económico, y eso implica que la industria que está asentada en Francisco Montenegro tiene que plantearse, como primer paso, el traslado a otra zona más alejada de la ciudad, la defensa del patrimonio, la preservación de los cabezos, nuestra defensa de conseguir una marisma limpia y eliminación de los residuos de fosfoyesos, que quizás no son compartidas por el resto de partidos. Para nosotros no hay ningún problema en llegar a entendimientos con el resto de fuerzas políticas pero quizás son otros los que tienen que plantearse si  pueden llegar a esos mismos acuerdos con nosotros que para Mesa de la Ría desde luego son muy claras.

¿Le preocupa la entrada de la extrema derecha en el Ayuntamiento?

– Las elecciones municipales son distintas porque se tiene muy en cuenta también los candidatos y las propuestas que se hacen para la propia ciudad. En este caso, los partidos políticos que en su programa únicamente llevan propuestas de cambios de leyes, de modelo de estado, lo tienen más difícil para trasladar cuál es su modelo de ciudad al ciudadano de a pie y esa es la esperanza que tenemos desde Mesa de la Ría, que se confíe precisamente en los partidos asentados a nivel municipal, no obstante, al fin y al cabo el voto es soberano, la ciudadanía decidirá quienes son los representantes que quieren que dirijan su ayuntamiento y los que salgan elegidos, sean de la formación política que sean si están ahí será porque los ciudadanos han querido, por lo tanto, se les dará bienvenida y se les deseará toda la suerte del mundo porque en sus manos está el gobierno de la ciudad o la representación política de los ciudadanos de Huelva durante los próximos cuatro años. 

¿Qué ha logrado hacer Mesa de la Ría en su primera legislatura en el Ayuntamiento?

– Pues, sobre todo, hemos podido dar una imagen de seriedad y de solvencia para poder gobernar una ciudad.Las propuestas que hemos ido presentando en el Ayuntamiento en forma de mociones durante cuatro años reflejan, ni más ni menos, cuál es la Huelva que defendemos, cuál es esa Huelva a la que aspiramos y a la que llegaríamos si gobernáramos la ciudad. Lo que ha servido este año es para poner sobre la mesa y hacer público cuál es el modelo de ciudad de Mesa de la Ría y que la ciudadanía pueda ver que somos una opción real y creíble y, desde luego, preparada y dispuesta a llevar a Huelva dónde se merece.

¿Qué sería lo primero que haría si llegara a tener opción de gobierno?

– Empezar a dar los primeros pasos para la transformación que Huelva necesita y eso hay que afrontarlo desde el diseño de una nueva ciudad a través del Plan General de Ordenación Urbana.En ese documento se tiene que dibujar la Huelva que va a estar en vigor durante los próximos 50 o 60 años y eso hay que acometerlo de manera inmediata y, por supuesto, no es cuestión de hacerlo únicamente y de manera unilateral desde el Ayuntamiento. Hay que sentarse con todos los entes públicos y privados que tienen mucho que decir en esa Huelva del futuro, ya sean todas las administraciones como Junta, Puerto, Diputación e, incluso, las industrias que están en la Punta del Sebo, porque hay que ser generosos, y entre todos hay que empezar a sentar las bases para la Huelva que van a disfrutar y van a vivir nuestros hijos y nuestros nietos.

¿Qué diría a quienes siguen pensando que hacer salir a las industrias de la ría va contra el desarrollo económico de Huelva?

– Les diría que no se planteen que somos una formación que lo que quiere es destruir empleo, todo lo contrario. Nosotros lo que aspiramos es a crear riqueza, a crear empleo y a potenciar la economía de la misma manera que lo han hecho otras ciudades que cuando estaban finalizando su ciclo económico optaron por una transformación. Nos gusta poner como línea a seguir lo que hizo Bilbao, cómo transformó esa ciudad su economía de la industria pesada a otros sectores como el turístico y el cultural y cómo les va de bien. Está claro que el modelo actual no funciona, que somos la capital de provincia con la renta per cápita más baja de todo el país y a la cabeza del desempleo y lo que aspiramos es a cambiar ese modelo, es decir, a creación de riqueza, economía y empleo.

¿Ha bajado el clamor contra los fosfoyesos?

– La ciudadanía cada vez que se ha tenido que pronunciar al respecto ha respondido y ha salido a la calle a exigir una solución. No cabe ninguna duda que Huelva ya ha manifestado de manera unánime que quiere una solución, que quiere que los fosfoyesos desaparezcan de la marisma y lo que ocurre es que ahora mismo la pelota está en el tejado de otra administración que es el Gobierno central. Este problema que tenemos es el mayor desastre ecológico medioambiental de este país y ni muchísimo menos se ha bajado la guardia ni por la gente de Huelva ni, desde luego, por Mesa de la Ría. Nosotros vamos a estar muy vigilantes, de hecho, somos la única fuerza política o el único colectivo de Huelva que está personado en el procedimiento judicial y vamos a seguir peleando en todas las instancias, desde el Ministerio, en la Audiencia Nacional, en el Tribunal Supremo, donde corresponda.Desde luego, ese asunto no se va a olvidar, no va a dejar de la mano y vamos a seguir empujando para buscar una solución.

¿Hay futuro aún para los cabezos?

– De hecho, y nos congratulamos de que cada vez que Mesa de la Ría pone sobre la mesa un problema o una reivindicación para Huelva al final todas las fuerzas políticas también meten ese asunto en el debate político y por eso decimos que Mesa de la Ría es necesaria porque hay asuntos que no se tocarían si no existiera  esta organización. En su momento, con anterioridad a que nacieran otros colectivos que también se han sumado a la defensa de los cabezos nosotros habíamos presentado en 2011 una moción para que se declararan los cabezos como monumento natural y en enero de 2016 ya presentamos también una moción para que los cabezos que estaban en riesgo de desaparición porque existen proyectos inmobiliarios sobre ellos pues que se hablara con los propietarios y se transfiriera esa edificabilidad de esos terrenos a otros lugares y pudiéramos conservarlos para uso y disfrute de la ciudadanía, son espacios verdes, son espacios libres. No tenemos que considerar los cabezos como un solar baldío que hay que edificar. Las ciudades tienen que tener lugares sin edificar para que la propia ciudad respire y eso es a lo que aspiramos. Son una seña de identidad y vamos a hacer todo lo posible para conservarlos. A partir del 26 de mayo desde el gobierno de Mesa de la Ría nos sentaremos con los propietarios y se llegará a un acuerdo, sin ninguna duda, que satisfaga a todas las partes. No van a perder su derecho que tienen de sacarle rentabilidad a unos terrenos, se les transferirá en otros lugares y en otros espacios de la ciudad y los cabezos  podrán seguir siendo disfrutados por la ciudadanía de Huelva como lo que son, una seña de identidad y parte de nuestro patrimonio natural.

¿Cuál es el principal valor de Huelva?

– Es una debilidad y tenemos que considerarla como una fortaleza. Que haya llegado el fin del ciclo económico de la industria química pesada nos da la oportunidad de dibujar una ciudad prácticamente desde cero. Una vez que lo poco que queda de las industrias de Francisco Montenegro se traslade o se marche tenemos la oportunidad de, entre todos, con todas las partes, las administraciones y las instituciones, de dibujar la Huelva del futuro y partiríamos desde un lienzo en blanco. Tendríamos que sentarnos todos y diseñar esa Huelva que tiene que estar vigente tanto en el diseño urbanístico como en su modelo económico durante las próximas décadas. Tenemos que tomar como un valor el hecho de que hayamos llegado al fin del ciclo económico que se nos impuso en los años 60.

¿Por qué  hay que votar a Mesa de la Ría?

– Lo tenemos muy claro, porque somos la única formación de Huelva, la única que va a defender por encima de todo los intereses de Huelva, somos una formación que ya tenemos una trayectoria. Mesa de la Ría nació hace ya 16 años, nuestras propuestas están muy claras, somos conocidos por todo el mundo y no nos debemos ni nos sometemos a directrices de estructuras de partido, ya sean de Sevilla o de Madrid. Nuestro interés únicamente es el de la ciudad de Huelva, queremos transformar Huelva y, es más, cuando por fin, y seguro que lo haremos, consigamos nuestro objetivo, ya dejaremos de ser necesarios y, posiblemente, Mesa de la Ría dejará de existir.

Eso es realmente inusual en el panorama político…

– Es verdad, eso nos distingue a Mesa de la Ría. Las personas que formamos esta organización no somos políticos de profesión ni queremos serlo, cada uno tenemos nuestra profesión al margen de la política y muchos una profesión muy vocacional y que estamos deseando volver a ella. En su momento tuvimos que dar el paso adelante, fuimos conscientes que desde esos primeros inicios de Mesa de la Ría, que era una plataforma ciudadana y luego una asociación, no se conseguía cambiar la ciudad y que teníamos que dar el paso adelante, presentarnos a las instituciones en las que se tomaban decisiones y aquí estamos pero estamos convencidos y aspiramos a que una vez que esos objetivos se hayan conseguido ya dejemos de ser necesarios.

¿Cómo le ha cambiado la vida la política a nivel personal?

–  Pues la verdad es que es una actividad muy reconfortante. Estoy orgulloso de haber podido defender lo que cree ciegamente mi organización, el poder representar a mis vecinos y vecinas de la ciudad de Huelva y qué mayor orgullo que eso, el poder sacar adelante las propuestas que se te hacen desde la calle, desde tu organización y es algo muy importante a nivel personal poder representar todos esos intereses y espero y deseo haberlo hecho y seguir haciéndolo bien.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El PP firma un "contrato con los onubenses" para "reiniciar Huelva"
chevron_right
Fallecen dos motoristas en Cartaya y Gibraleón