Actualizado: 19:12 CET
Domingo, 15/12/2019

Huelva

El Recre pone fin a la pesadilla: logra la permanencia

La derrota del Mérida y el empate de la Balona sellan la continuidad un año más del Decano en Segunda división B

  • Recre-Las Palmas Atlético.

Sangre, sudor y lágrimas. La pesadilla llega a su fin y el Recreativo de Huelva certifica su permanencia un año más en Segunda división B. Costó y el camino fue largo, duro y lleno de obstáculos. La clara derrota del Mérida ante el Extremadura (0-2) y el empate de la Balompédica Linense con el Cartagena (0-0) propician que el dramático punto conseguido por el Decano ante el filial de Las Palmas sea bueno y despeje la preocupación en los aficionados recreativistas.

Hasta última hora de la tarde de este domingo seguía el Recre con la soga al cuello. Todo porque los albiazules fueron incapaces de ganar a Las Palmas Atlético. Se adelantaron a los quince minutos de partido y aguantaron el marcador hasta la última jugada del partido. Ahí fue cuando los canarios provocaron las lágrimas en más de un onubense.

Y eso que la mañana comenzó alegre y esperanzadora. El veterano Antonio Núñez, que posiblemente haya jugado su último partido en el Nuevo Colombino con la casaca recreativista, hizo el 1-0 en el minuto 15 al cabecear al fondo de la red un saque de esquina magistralmente botado por Carlos Lazo. Esa ventaja era mínima pero suficiente para conseguir la permanencia.

El técnico César Negredo permitió que el filial canario manejara a su antojo la posesión de balón pero asfixió ese juego en zona de tres cuartos. De hecho, Las Palmas Atlético se atascó en las numerosas posesiones de ataque que tuvo en los primeros 45 minutos y careció de profundidad. El meta Marc Martínez apenas tuvo participación. El contratiempo de la lesión de Djak Traoré provocó que entrara Jonathan Vila en el campo.

Sufrida segunda mitad

Eso sí, la segunda parte fue otro cantar. Al filial de Las Palmas no le impresionó jugar ante más de 8.000 aficionados entregados al Decano y dio un paso adelante para conseguir el empate. Las entradas de Joel y Gopar dieron mayor verticalidad a los visitantes y más juego por banda. Ahí empezó a sufrir el Recre. A los 65 minutos, el atacante Edu remató dentro del área un buen balón llegado desde la línea de fondo, pero Marc Martínez repelió el peligro. Una acción que metió miedo en el cuerpo a todos los asistentes en el ‘templo’ recreativista.


Negredo introdujo en el campo a Iván Agudo con el fin de tener más juego interior. Y por momentos lo consiguió pero el afán de protagonismo del mediapunta castellonense provocó que varias jugadas de ataque terminaran sin finalización.

Dramático final

El colegiado decretó cinco minutos de descuento. Sufrimiento a flor de piel. Lo que no debía de pasar, pasó. Y dolió. Corría el 95’ en el crono. A la contra, Boris Garrós encaró la portería visitante, chutó y el balón acabó manso en las manos del portero canario. Era la última posesión del partido. Entonces, Eric controló un balón en la zona central del campo, avanzó metros sin que Nacho Monsalve le parara en una falta y colgó un balón por encima de la defensa recreativista. En la frontal del área llegó esa pelota y con maestría, de vaselina, Carlos González superó a Marc Martínez.

Empate en el marcador y lágrimas en las gradas. Era un final muy trágico y muy cruel para lo que se había visto durante todo el partido. Pero en fin, una muestra más de lo que ha sido la temporada del Recreativo.

Por la tarde, ya lo sabéis. Transistores a todo volumen y resultados favorables. Una vez salvado el ‘match-ball’ deportivo, la estabilidad institucional pasa por la venta de las acciones del Decano.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Llamadas al 112 alertan de una gran peste en Huelva
chevron_right
Las ayudas para el sector pesquero tras los temporales al Congreso