Actualizado: 14:31 CET
Martes, 20/08/2019

Huelva

El programa de cría en cautividad del lince cierra la temporada con 44 cachorros

En este centro, se han registrado siete camadas, cinco de ellas múltiples, -de tres y cuatro cachorros- y las dos restantes fueron de una sola cría

Un total de 44 nuevos cachorros han engrosado este año los centros del Programa de Cría en Cautividad del Lince Ibérico que ya ha dado por cerrada la temporada de reproducción, lo que supone un incremento de un 43 por ciento respecto a 2011, en que fueron 25 las nuevas crías.

Las hembras de todos los centros de cría que se aparearon a principio de temporada fueron 24, ocho de ellas en el centro de cría en cautividad de Silves, en Portugal, y ocho en el centro de La Olivilla (Jaén), cinco en El Acebuche (Huelva), dos en Granadilla (Cáceres) y una en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (Cádiz).

Según los datos del programa a los que ha tenido acceso Efe, el centro en el que este año han nacido un mayor número de crías ha sido el de Silves (Portugal), con un total de veintiuna, de las que diecisiete crías -diez hembras y siete machos- continúan vivas y siguen su desarrollo normal.

En este centro, se han registrado siete camadas, cinco de ellas múltiples, -de tres y cuatro cachorros- y las dos restantes fueron de una sola cría.

Por su parte, en el centro de cría La Olivilla se han registrado ocho camadas que han arrojado veintiún cachorros, de los cuales catorce siguen vivos con sus madres.

De los ocho partos, dos de ellos fueron de cuatro crías -aunque en uno de los partos no consiguió sobrevivir ninguna-, dos de ellos de tres y el resto de dos y uno, cerrándose el balance con un total de siete hembras y otros tantos machos.


El centro de cría de El Acebuche, en el Parque Nacional de Doñana (Huelva) ha cerrado la temporada con cinco camadas y catorce cachorros, si bien sólo se mantienen con vida once, que permanecen con sus madres, seis machos, cuatro hembras y un último ejemplar del que se desconoce el sexo.

La lista de cachorros la cierran los alumbrados en el centro de La Zarza de Granadilla (Cáceres), tres crías, dos machos y una hembra, uno de los cuales murió pasados los treinta días de edad al presentar un estado de hipotermia grave y desnutrición.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Recre ficha a Ángel Montoro
chevron_right
Pondrán en valor un mosaico romano hallado en una casa de Niebla