Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 27/06/2022  

Huelva

El comercio de Huelva no salva su “mala” racha con unas rebajas “flojas”

Huelva Comercio calcula que solo ha llegado al 50 por ciento de las expectativas de venta en el arranque de campaña

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • Escaparate de rebajas en el centro de Huelva.
  • La sexta ola vuelve a instalar el miedo en el consumidor onubense
  • El sector avisa: “O se ponen soluciones o lo vamos a pasar bastante mal”
  • Quieren que el Gobierno se siente “de una vez” a pactar medidas

Sin respiro. Los comerciantes onubenses han cerrado la primera semana de rebajas sin recibir el balón de oxígeno con el que esperaban aliviar la difícil situación que viven a causa de la pandemia. Según ha confirmado a Viva Huelva el presidente de Huelva Comercio, Antonio Gemio, las ventas durante estos siete días han sido “bastante flojas”.

Gemio apunta que los comerciantes tenían puestas sus esperanzas en estas rebajas tras una campaña de Navidad muy débil que, a excepción de dos picos de ventas por el Black Friday y los días 23, 24, 30 y 31 de diciembre, no ha dejado un volumen de facturación aceptable. Sin embargo, aunque están apostando por fuertes descuentos de entre el 50 y el 70%, durante los primeros siete días de campaña no se ha llegado “ni al 50% de lo que se esperaba vender en esta primera semana”, dice Gemio.

En este sentido, Gemio explica que el sector confiaba en firmar una buena campaña en enero después de dos años sin rebajas ya que las de 2021 coincidieron con otra fuerte ola de la pandemia, con restricciones de horarios y movimiento.

La historia se repite y el sector sufre ahora las consecuencias de la sexta ola. “Siempre hemos dicho que el mayor enemigo del consumo es el miedo”, valora Gemio.

Viene de lejos

La situación es especialmente complicada porque, tal y como recuerda Gemio, esta caída de ventas viene de largo: “El sector ya estaba muy mal desde 2008, cuando las políticas de austeridad nos hicieron muchísimo daño”. Cuando parecía que el consumo empezaba a reactivarse,  llegó el mazazo del coronavirus. “Ahora estamos con las carnes abiertas esperando ver cómo cerramos la campaña”, dice Gemio.

Ante este panorama, los comerciantes reclaman la intervención efectiva de las autoridades. “La administración central y la autonómica tienen la potestad de cambiar leyes que nos están perjudicando, pero nos están dejando tirados”, afirma el comerciante, recordando que durante la pandemia no han tenido “ni una amnistía fiscal” y han soportado fuertes medidas como las restricciones de aforo o las limitaciones de horario.

“Ha llegado el momento de que las administraciones se sienten de una vez con nosotros y empecemos a tomar medidas”, afirma el presidente de los comerciantes onubenses.

El sector tiene muy claro cuáles deben ser esas medidas. Entre ellas destaca la necesidad de establecer un marco regulatorio para los periodos de rebajas, que se liberalizó en 2012, y para los horarios de venta por internet.

También piden que se ponga coto al calendario de apertura. “Al pequeño comercio se nos hace muchísimo daño permitiendo abrir los domingos”, explica Gemio.  Asimismo, abogan por una relajación de la presión fiscal. “Llega un momento en que no te merece la pena subir la persiana por todo lo que hay que pagar”, afirma.

Al límite

Ahora el sector está llegando al límite. “O se ponen soluciones o lo vamos a pasar bastante mal”, avisa Gemio.

La mala situación del comercio, aclara, no solo afecta a su sector sino que extiende sus efectos a otros ámbitos económicos y sociales. “Las ciudades lo van a pasar mal con las tiendas cerradas y también lo notan las arcas del Estado si bajan las cotizaciones”, dice Gemio, recordando que uno de cada tres trabajadores andaluces pertenece al sector.

En estos momentos, Huelva Comercio, la asociación empresarial más representativa del sector comercio en el territorio onubense, reúne a 1.400 socios en la provincia, que resisten a la situación, según Gemio, “como pequeños héroes”.

TE RECOMENDAMOS