Actualizado: 17:08 CET
Miercoles, 12/08/2020

Granada

Perito: bebé de vertedero fue golpeada y presionada tras nacer viva

Han explicado que nació viva y sana y que sufrió un golpe en la cabeza con fractura y presión en el cuello y los riñones

  • Juicio del bebé de Granada.

Los peritos encargados de analizar el cadáver de la bebé que apareció en 2018 muerta en un vertedero de Granada, un asesinato del que se acusa a su madre y a su abuelo materno, han explicado que nació viva y sana y que sufrió un golpe en la cabeza con fractura y presión en el cuello y los riñones.

Esta pericial se ha producido en la segunda sesión del juicio que se celebra con jurado popular en la Sección Primera de la Audiencia de Granada contra una joven de 25 años y su padre, los dos acusados de asesinar a la bebé y arrojarla a la basura, hechos por los que se enfrentan a la petición de prisión permanente revisable.

Los hechos se remontan al 16 de enero del 2018 cuando trabajadores de la planta de basuras de Alhendín hallaron el cuerpo de la bebé, a la que su madre, la acusada, dio un golpe contra la pared nada más nacer, según declaró este martes la procesada.


Los peritos forenses encargados de practicar la autopsia de la bebé han reiterado que la niña nació sana y a término y que, pese a la declaración de la acusada, llegó a respirar fuera del útero.

El portavoz de los peritos ha explicado por videoconferencia que la víctima presentaba una fractura en el hueso occipital del cerebro con restos de hemorragia que demuestran que recibió un golpe cuando estaba viva, junto al menos otras tres fracturas también en la cabeza ya sin que le latiera el corazón.

También presentaba lesiones en la laringe con infiltrado de sangre, heridas provocadas por una "presión ejercida desde fuera" que bien podría ser un golpe seco o fuerza sobre la bebé como si la agarraran del cuello para ahogarla.

Entre las lesiones del cuerpo de la víctima, los peritos han apuntado las que presentaba en la tiroides, con hemorragia, y han recalcado que "la violencia necesaria" para estas heridas es "mucho menor" que en otras causas por ser una recién nacida.

La autopsia resaltó además, según han apuntado los peritos, que la bebé presentaba "hemorragias por aplastamiento" provocadas por una presión de forma traumática y que el riñón tenía "lesiones por golpe" o también por presión en la zona.

A esta pericial se han sumado hoy miércoles los testimonios de los agentes que realizaron la inspección de la vivienda donde la acusada tuvo a la víctima, que han detallado que hallaron restos de sangre en la pared y evidencias de una limpieza profunda pese a que las pruebas se realizaron varios meses después del parto.

También han explicado que se certificó que la expareja de la acusada era el padre de la bebé asesinada y que el colchón en el que se produjo el parto era el que usaba el acusado para dormir.

Peritos del laboratorio de Criminalística han certificado que el cordón umbilical presentaba un corte uniforme y liso compatible con unas tijeras, instrumento que declaró ayer la madre que utilizó.

El juicio continuará mañana con nuevas testificales, los informes finales y la entrega del objeto del veredicto al jurado popular. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Suspendida la tradicional ofrenda floral a la patrona de Granada
chevron_right
Urgen el ingreso en prisión del condenado por el crimen de Güevéjar