Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 22/09/2021

Jerez

Jerez salda una deuda con Manuel Agujetas

La veterana Peña Flamenca Los Cernícalos conmemora sus primeros 50 años de vida con un homenaje al cantaor, fallecido en 2015

  • El cartel del homenaje de la Peña los Cernícalos

El 25 de diciembre de 2015 dejaba de existir presuntamente a los 76 años Manuel de los Santos Pastor, Agujetas, uno de las voces más importantes que ha dado el mundo del flamenco de siempre. Desde entonces, tras aquella multitudinaria capilla ardiente que se celebró en el Cabildo Viejo, pocas referencias ha habido en Jerez a aquel que fue un “mito viviente” del flamenco, más allá de la dedicatoria en 2016 de los Viernes Flamenco. Poco para un personaje singular en lo humano y único en lo artístico, con esa boca que le sabía a sangre cuando cantaba por siguiriyas.

Por eso, la veterana Peña Flamenca Los Cernícalos, que está conmemorando sus primeros 50 años de vida, ha querido saldar “una deuda” pendiente de la ciudad con tan importante figura del cante, con el que, dicen los peñistas que preside Jesús Atienza, “tenemos la obligación de mantener presente su recuerdo entre los aficionados”. Y de ahí que para este sábado a las 21 horas, en su sede de la calle Sancho Vizcaíno, haya preparado una noche dedicada a la figura de Manuel en la denominada “Aula en el Cuarto de los Cabales” donde José  María Castaño ofrecerá una conferencia homenaje “in memorian” a  “Manuel Agujetas y los soníos negros” bajo el lema “saber escuchar”. Será una conferencia audiovisual donde Castaño Hervás ofrecerá videos del artista, teniéndose previsto que, posteriormente, se abra un coloquio sobre tan señera figura.

Una figura para la que hay realizado un monumento, en París, que llegaría a la ciudad a coste cero y solo habría que pagar los gastos de desplazamientos. Tal vez sea una de las cuestiones que se debatirán en ese coloquio sobre la figura de un hombre que, en una declaraciones al que esto suscribe, llegó a afirmar que “no sabía la edad que tenía” porque su padre  no le inscribió nunca en el registro,indicando que no tenía”papeles”. Ni siquiera dónde había nacido  ya que algunos le decían que en Jerez y otros que en Rota, pero decía que no era  “de ningún lado y soy de todos”. Se recorrió medio mundo, solo le faltó llegar a Australia, y lo hizo con esa presencia de un hombre que no se ajustaba a los parámetros del mundo actual, de un hombre que parecía haber nacido cien años antes pero que era el heredero de los ecos de la antiquísima escuela jerezana, la del señor Manuel Molina, y  la que siguieron El Marrurro, Mojama, Tío José de Paula y la que tuvo su máximo esplendor en Manuel Torre.En 1987, tras superar una grave enfermedad, se le tributó un homenaje en Jerez, organizado por el también desaparecido Manuel Ríos Ruiz.  Agujetas apareció en la película ‘Flamenco’ de Carlos Saura.  En 2014 volvió al Villamarta, dejando su casa de campo que compartía con su esposa Kanako. Cantó su último epitafio en el coliseo de sus sueños.  

 

COMENTARIOS