Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 07/07/2022  

Granada

Investigados tres varones por cazar aves protegidas con artes prohibidas

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigado a un hombre de 70 años y a otros dos individuos, de 48 y 49

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Material decomisado.

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigado a un individuo de 70 años de edad, como presunto autor de un delito contra la flora y la fauna después de que una patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) lo sorprendiera capturando aves fringílidas protegidas con artes prohibidas.

Una directiva de la Unión Europea relativa a la protección de las aves obliga a España a establecer medidas para conservar las especies que viven en estado salvaje, por lo que las diferentes comunidades autónomas han tenido que dejar de autorizar la caza y captura de aves canoras en sus territorios y en Andalucía, desde el año 2018, ya no se ha autorizado la captura de fringílidos.

Fue la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Motril la que sorprendió al investigado en el paraje Los Martos, en el término municipal de Albondón, colocando debajo de las higueras y de las viñas 27 cepos, que son un arte de caza prohibida por no ser selectiva. Los agentes comprobaron, además, que ya había capturado dos petirrojos. Este cazador furtivo intentó huir, pero fue interceptado y los agentes le informaron que iba a ser investigado porque había cometido un delito contra la flora y la fauna silvestre por capturar aves protegidas utilizando medios prohibidos no selectivos.

OTROS DOS INVESTIGADOS POR CAPTURAR FRINGÍLIDOS EN ALHENDÍN

También en Alhendín fueron sorprendidos dos individuos de 48 y 49 años de edad respectivamente, capturando fringílidos con artes prohibidas.

Ambos fueron sorprendidos por una patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Granada en una zona agrícola en el paraje Cortijo de las Andas. El primero de los investigados había colocado un arbolillo artificial con varetas de esparto con pegamento para ratones y cuatro pajarillos de reclamo, dos vivos y dos muertos naturalizados; mientras que el segundo había colocado otro arbolillo similar con otros seis pajarillos de reclamo, cuatro vivos y dos muertos naturalizados.

Ambos fueron informados de que iban a ser investigados por un presunto delito contra la flora y la fauna silvestre por capturar aves protegidas utilizando medios prohibidos no selectivos

Imprimir

TE RECOMENDAMOS